Menú
Ptosis palpebral; ¿por qué se te cae el párpado?

OCULAR

Ptosis palpebral; ¿por qué se te cae el párpado?

Descubre qué es la ptosis palpebral y por qué se cae el párpado. Son varias las afecciones que pueden provocarlo, conoce algunas de ellas.

Mª José Roldán Prieto Mª José Roldán Prieto Psicopedadoga experta en aprendizaje y salud

Si notas que se te comienza a caer el párpado puede ser por varios motivos, pero esta condición se llama ptosis palpebral. Hay veces que esta condición se regula por sí sola y en otras, que requiere tratamiento. Incluso hay bebés que nacen con esta condición y necesitan someterse a una cirugía simple para tener una vida normal en cuanto a su visión.

Sin embargo, cuando existen problemas en los párpados no es algo que se deba ignorar. Los párpados superiores e inferiores son fundamentales para proteger los ojos de posibles lesiones y además, los mantienen lubricados e impiden que se sequen. También ayudan a controlar la luz que entran en los ojos. Pero, ¿por qué ocurre?

De nacimiento

Cuando naciste con el párpado caído se llama ptosis congénita y, afortunadamente, es un problema que puede solucionarse. De hecho, debe tratarse con prontitud. La retina y el cerebro desarrollan vías que establecerán una visión de por vida. La ptosis congénita no tratada puede provocar ambliopía (ojo vago), astigmatismo (visión borrosa) y ojos cruzados, pero la cirugía para reforzar los músculos del párpado puede prevenir estas complicaciones.

El movimiento de los párpados está controlado principalmente por tres músculosEl movimiento de los párpados está controlado principalmente por tres músculos

Nervios dañados

El daño a los nervios debido a una lesión en el párpado o por afecciones que afectan el cerebro y el sistema nervioso también pueden hacer que los párpados se caigan. El síndrome de Horner es una de esas afecciones. Es un síndrome raro que ocurre cuando un causante (un derrame cerebral o un tumor, por ejemplo) daña el nervio que controla uno de los músculos conectados al movimiento de los párpados. 

Generalmente, el síndrome de Horner también hace que las pupilas se vuelvan muy pequeñas y que la parte afectada del rostro deje de sudar. La ptosis asociada con el síndrome de Horner generalmente desaparece cuando se trata el problema subyacente.

El daño a los nervios causado por la diabetes no controlada a largo plazo y la presión arterial alta también pueden llevar a la ptosis, por lo que es tan importante que se diagnostique y se trate cada afección.

Problemas musculares

El movimiento de los párpados está controlado principalmente por tres músculos, el más importante de los cuales es el músculo elevador. Cualquier cosa que afecte estos músculos también puede afectar la forma en que funciona el párpado.

  1. Distrofia muscular oculofaríngea. Una de esas causas de párpados caídos es una enfermedad muscular hereditaria llamada distrofia muscular oculofaríngea, un tipo de distrofia muscular que afecta no solo el movimiento ocular sino también la deglución e incluso algunos músculos de las extremidades. 
  2. Oftalmoplejía externa progresiva crónica. Esta afección generalmente causa ptosis en ambos ojos. 
  3. La distrofia miotónica. Es la forma más común de distrofia muscular que comienza en la edad adulta, también causa ptosis en ambos ojos.

Envejecimiento

Los párpados caídos son otra consecuencia inevitable del envejecimiento. Se llama ptosis aponeurótica o senil. A veces, el exceso de piel en el párpado puede colgar sobre el párpado y bloquear la visión. En estos casos la cirugía puede ser necesaria.

Los párpados caídos son otra consecuencia inevitable del envejecimientoLos párpados caídos son otra consecuencia inevitable del envejecimiento

Problemas en la cirugía

Los médicos se han vuelto tan expertos en la realización de diferentes tipos de cirugía ocular que las complicaciones no ocurren con frecuencia. Pero pueden suceder. Y si la complicación es un párpado caído, se llama ptosis posquirúrgica. El músculo elevador del ojo puede separarse con el tiempo después de la cirugía de cataratas.

Miastenia gravis

Esta rara enfermedad autoinmune afecta la forma en que los músculos y nervios se comunican, lo que lleva a la debilidad muscular. En la miastenia grave, los anticuerpos (proteínas) que normalmente combaten a los invasores legítimos, como los virus, fallan y evitan que las células musculares reciban mensajes enviados por las células nerviosas. Los párpados caídos a menudo son un síntoma temprano de la enfermedad.

La enfermedad también puede afectar otras áreas de tu cuerpo. No hay cura, pero los cambios en el estilo de vida y los medicamentos pueden mantener la debilidad muscular asociada bajo control.

Artículos recomendados