Menú
¿Qué termómetro es más efectivo?

TEMPERATURA Y FIEBRE

¿Qué termómetro es más efectivo?

Existen en el mercado diferentes tipos de termómetros, ¿en qué se diferencias y cuáles son más fiables?

Marta Cabrera Benito

La temperatura normal del cuerpo humano ha de estar entre los 35 y los 37 grados centígrados. En el caso de que la temperatura sea inferior, estaremos hablando de hipotermia y si se sitúa por encima de los 38 grados, ya se puede considerar como fiebre. Para medir la temperatura corporal suelen emplearse lo termómetros. Un termómetro es un instrumento de medición de temperatura que nos va a permitir saber la temperatura real de nuestro cuerpo. Existen distinto tipos de termómetros con diversas características, y elegiremos uno u otro atendiendo a nuestras necesidades y teniendo en cuenta la edad y la circunstancia de la persona que posiblemente tenga fiebre.

Termómetro de mercurioEl termómetro de mercurio es el más clásico, pero hoy en día se utiliza poco

Antes de utilizar un termómetro hay que tener en cuenta algunas observaciones. Por una parte, el termómetro ha de estar completamente limpio. Para ello, se utilizará un algodón empapado en alcohol antiséptico para limpiar aquella zona del aparato que entra en contacto con la persona. En el caso de que utilicemos un termómetro de mercurio, habrá que tener cuidado de que el líquido esté preparado para indicar la temperatura. Para ello, lo agitaremos varias veces cogiéndolo por la parte que no entra en contacto con nuestro cuerpo para así unificar el mercurio.

Habrá que tener cuidado de no tocar la parte del termómetro que entrará en contacto con la persona, ya que reduciríamos la eficacia de la medición. También hay que tener en cuenta la temperatura ambiente, ya que un exceso de frío o calor también puede influí a la hora de tomar la temperatura corporal.

Por último, hay que conocer que hay distintos tipos de mediciones y utilizaremos la que nos resulte más cómoda: oral, rectal, axilar o por el oído.

Tipos de termómetros

Hay diferentes tipos de termómetros, siempre nos guiaremos para escoger uno u otro teniendo en cuenta a quién vamos a tomar la temperatura:

1. Termómetro de mercurio.

Este tipo de termómetro se emplea cada día menos. Estar hecho de cristal y contener mercurio lo hace más frágil y peligroso que los termómetros de plástico más recientes. Se trata de un tubo de cristal que contienen en unos de sus extremos un bulbo con mercurio dentro, ya que es la parte que entra en contacto con el cuerpo humano. El tubo se encuentra graduado para indicarnos cuál es nuestra temperatura corporal, y es una escala en color amarillo lo que facilita su lectura. Los hay de dos tipos dependiendo el tipo de medición que hagamos, sólo se diferenciarán en la longitud del bulbo siendo más largo cuando la medición es axilar y más corto es rectal.

También existe en el mercado una variación más final para la medición bucal. Aunque son los más económicos, son los que más tiempo tardan en realizar la medición. En el caso de las mediciones rectal y bucal, el tiempo oscila sobre los tres minutos, mientras que una medición axilar puede llegar a tardar diez minutos. No se aconseja utilizarlo en niños a que son frágiles y pueden romperse si no se tratan con cuidado.

2. Termómetro digital.

Están realizados en plástico y tienen un lateral que hace las veces de sensor para medir la temperatura de la persona que lo está utilizando. Sirven para cualquier tipo de medición mostrando la temperatura en una pantalla digital en apenas un minuto de tiempo. Son los más fáciles de usar y con mayor eficacia, además son aptos para cualquier persona ya que no hay riesgo alguno de que se rompan, además de no contener mercurio ni ninguna sustancia peligrosa. Van a pilas.

Termómetro y bebéEl termómetro de infrarrojos se coloca en el oído

3. Termómetro de infrarrojos.

Este tipo de termómetros se utilizan para medir la temperatura a través de los oídos. El gran inconveniente que tienen es que han de ser colocados correctamente para su eficacia sea mayor a la hora de medir la fiebre. Se utilizan introduciendo el termómetro en el oído con una previa inmovilización de la cabeza para que no haya problemas. Se introduce la punta en el oído con cuidado y se pulsa el botón tanto tiempo como venga especificado en las instrucciones. Los infrarrojos medirán la temperatura y, una vez emita un pitido, se podrá ver en la pantalla la temperatura corporal. No está recomendado para recién nacidos ya que su canal auditivo aún es pequeño.

Termómetros especiales para niños

Estos tres son los métodos que miden con mayor eficacia la temperatura corporal de una persona, aun así, hay otros tipos de termómetros menos eficaces pero también empleados, especialmente en los más pequeños.

1. Termómetro de tira plástica.

Este utensilio está indicado para los más pequeños. Se utiliza colocándolo en la frente de los niños durante unos minutos. El gran inconveniente es que sólo aporta información sobre si el niño tiene fiebre o no, sin llegar a dar una medición exacta de ésta.

2. Termómetro de chupete.

Éste también está indicado para los más pequeños. Tiene a su favor que el dispositivo se integra en el chupete pasando totalmente desapercibido para el bebé y facilitando la medición de la fiebre.

Artículos recomendados