Menú
Tipos de intoxicaciones

INTOXICACIÓN

Tipos de intoxicaciones

Conocer en qué consiste una intoxicación, es fundamental para poder detectarla y tratarla a tiempo.

Antonia Torres Gutiérrez

Estamos en pleno verano, una temporada donde muchas personas sufren algún tipo de intoxicación por alimentos. No obstante, es necesario conocer bien en qué consiste una intoxicación, ya que puede estar causada por otros muchos motivos y todos ellos revisten diferentes tipos de gravedad.

Una intoxicación se produce cuando un agente tóxico entra en el cuerpo, pero en una proporción suficiente como para que este pueda provocar un daño. Para que se de la intoxicación, esta bacteria tiene que encontrarse en una determinada concentración como para poder causar un daño en el organismo. Es necesario entender qué es una intoxicación para no confundirlo con otras afecciones y reaccionar cuanto antes.

Muchas personas confunden las intoxicaciones con reacciones alérgicas, la diferencia es que en una reacción alérgica el agente que lo provoca no tiene por que ser perjudicial para el organismo. Si tienes alergias a algún alimento será más fácil de entender, por ejemplo, muchas personas son alérgicas a las frutas y por normal general se consideran uno de los grupos de alimentos más saludables.

¿Es grave sufrir una intoxicación?

Dependiendo de muchos factores, la intoxicación puede ser más o menos grave. Principalmente hay que tener en cuenta, la cantidad de sustancia tóxica que haya entrado en el organismo. Después, entraran en juego factores de tipo personal, como la edad del afectado, el peso, su estado general de salud u otras patologías, entre otros.

También existe un factor muy importante que determinará el grado de gravedad, y este factor recae en el propio tóxico y su grado de toxicidad. Por lo que es fundamental conocer el motivo de la intoxicación, para poder poner los remedios necesarios lo antes posible.

Muchas personas se intoxican a diario de forma accidentalMuchas personas se intoxican a diario de forma accidental

Tipos de intoxicación

Muchas personas se intoxican a diario de forma accidental, aunque por desgracia, otras muchas utilizan sustancias tóxicas para autolesionarse. Como decíamos, conocer el origen de este suceso es fundamental, tanto si tu mismo sufres una intoxicación involuntaria, como si crees que en tu entorno alguien puede estar viviendo esta situación.

La intoxicación puede darse por diferentes vías, que son:

- Por vía oral: A través del consumo de alimentos que se encuentren en mal estado, o que se hayan contaminado con bacterias a través de una negligente manipulación. Por la vía oral también puedes sufrir una intoxicación a través del mal uso de algunos medicamentos, un exceso de los fármacos puede producirte una intoxicación muy grave. También puedes sufrir una intoxicación por tomar alcohol en exceso y por la ingesta de productos químicos.

- Por inhalación de sustancias tóxicas, como el monóxido de carbono, productos químicos que se utilizan en jardinería, insecticidas o pesticidas. En este grupo también se encuentra la intoxicación por el consumo de algunas drogas en este tipo de formato.

- Por inyección, una forma muy grave de intoxicación ya que el agente tóxico pasa directamente a la sangre. Ocurre como consecuencia de las drogas o de medicamentos, y seguramente lo conocerás mejor como sobredosis.

- Y también existe la posibilidad de intoxicarse a través de la piel, por la picadura de algunos insectos, por la mordedura de algún animal o por exponerse sin la protección necesaria a productos químicos.

Intoxicación involuntaria

La mayoría de las veces, la intoxicación ocurre de forma involuntaria. Esto significa que en un gran porcentaje de sucesos, podría evitarse simplemente teniendo algunas precauciones. A diario puedes ver a trabajadores en la calle, jardineros e incluso particulares cuidando de sus casas y sus jardines, sin utilizar ningún método de protección.

Esto resulta muy peligroso ya que si no se conoce la causa de la intoxicación y no se procede con urgencia, en muchos casos puede conllevar graves consecuencias.

También existe un alto porcentaje de sucesos por intoxicación doméstica, y los principales afectados en este caso son los niños. Los niños más pequeños no tienen aún constancia del peligro, para ellos todo es un juego y encontrar algo llamativo y diferente a su mano, puede ser un reto para ellos.

También existe un alto porcentaje de sucesos por intoxicación domésticaTambién existe un alto porcentaje de sucesos por intoxicación doméstica

Para evitar que esto pueda ocurrir, es muy importante que en casa tengas cualquier producto de limpieza fuera de su alcance. Además, debes tener precaución con pinturas, materiales de bricolaje, disolventes y productos para la limpieza de jardines, exteriores y piscinas. Todos ellos están llenos de productos químicos que pueden ser muy peligrosos, no solamente para los niños, también para cualquier adulto que no sea consciente del peligro que corre.

Una intoxicación puede tener graves consecuencias, tanto a corto como a largo plazo

Según el tiempo de exposición que la persona afectada haya sufrido al producto tóxico, o la cantidad del producto que haya ingerido, las consecuencias a corto y a largo plazo pueden ser diferentes:

- Una intoxicación aguda, ocurre cuando la persona afectada ha pasado mucho tiempo expuesta al agente tóxico o cuando consume una cantidad elevada del producto tóxico. En este caso, los síntomas aparecen rápidamente dentro de las 24 horas siguientes a la contaminación. Normalmente, la intoxicación aguda no suele producir secuelas, por lo que una vez eliminado el agente del organismo, no quedará resto de toxicidad ni quedarán secuelas. Este suele ser el caso de la intoxicación por alimentos.

- Una intoxicación crónica, en este caso el afectado se ha ido contaminando poco a poco. Ocurre en personas que pasan largos periodos de tiempo expuestos al producto tóxico. Los efectos suelen notarse pasado un tiempo, lo que complica mucho su tratamiento y es cuando puede producir secuelas a largo plazo, en muchas personas y según su tipo de intoxicación, la secuela puede ser para toda la vida. Puede ser el caso de personas que trabajan expuestas al plomo, a productos con componentes químicos etc.

Como ves, una intoxicación puede ser algo bastante grave, que además puede producirte graves secuelas. En muchas ocasiones evitar este tipo de envenenamiento está a la mano de cualquiera, evitando tomar productos tóxicos, no tomando medicamentos de forma inadecuada o controlando el alcohol que se consume.

Si crees que puedes estar sufriendo una intoxicación, no dudes en acudir al médico lo antes posible. Intenta recordar cualquier cosa que hayas consumido o a la que hayas estado expuesto. Cualquier información puedas aportar, será de vital importancia para tu tratamiento.

Artículos recomendados