Menú
Intoxicación alimentaria, ¿cómo podemos prevenirla y cómo tratarla?

INTOXICACIÓN ALIMENTARIA

Intoxicación alimentaria, ¿cómo podemos prevenirla y cómo tratarla?

¿Has comido algo en mal estado? te contamos cómo tratar y prevenir la intoxicación alimentaria

Beatriz Temprano García

Se define como intoxicación alimentaria cuando comemos o bebemos algún alimento en mal estado o que esté contaminado, es decir, cuando una persona consume un alimento o líquidos que contienen bacterias, parásitos, virus o toxinas producidas por estos microorganismos. Los microorganismos y toxinas más comunes que producen este tipo de enfermedad son: enteritis por Campylobacter, Cólera, Staphylococcus aureus, Salmolella, Shigella, toxinas en pescados o mariscos en mal estado.

Los grupos de personas de la población que deben de tener especial cuidado con las intoxicaciones alimentarias son los niños, ancianos,(ya que el organismo está más debilitado) mujeres embarazadas y lactantes.

Causas de que se produzca una intoxicación alimentaria

- Que el cocinero que este manipulando los alimentos no se lave la manos antes de manipularlos.

- Que los utensilios de cocina utilizados no tengan la limpieza adecuada.

- Los productos que contiene mayonesa hayan permanecido fuera del frigorífico mucho tiempo.

- Que los alimentos no estén bien cocinados y se ingieran crudos como ocurre en pescados.

- Las verduras y las frutas que no estén bien lavadas, ya que al consumirlas crudas si están intoxicadas tenemos más riesgo de padecer una intoxicación.

- El agua utilizada para el cocinado y manipulación debe ser apta para el consumo.

- Los alimentos deben de estar refrigerados o congelados a las temperaturas adecuadas.

Un alimento se contamina fácilmente por ello si los cocinamos debemos tener especial cuidado para que no se produzca una contaminación.

 La intoxicación alimentaria se produce cuando consumimos bebidas o comida contaminadas o en mal estado La intoxicación alimentaria se produce cuando consumimos bebidas o comida contaminadas o en mal estado

Síntomas de que estamos sufriendo una intoxicación alimentaria

La persona o las personas que sufran una intoxicación puede que los síntomas aparezcan unos días después, por lo general aparecen unas horas después del consumo del alimento o liquido contaminado, aunque en ocasiones puede llegar a aparecer a los 10 días, los síntomas desaparecen con un tratamiento que su médico le indique, por lo general no suelen ser graves, lo que son es muy molestas.

Los síntomas más comunes son: vómitos, diarreas, mal estar, dolor de cabeza y debilidad, fiebre, dolor abdominal, en ocasiones puede producir mareos, visión borrosa estos síntomas son menos frecuentes.

Tratamiento para una intoxicación alimentaria

Por lo general las personas mejoran pasados 1 o 2 días, lo que debemos de seguir unas pautas para mejorar y conseguir que los microrganismos que nos han intoxicado desaparezcan.

Debemos de consumir muchos líquidos ya que con los vómitos y diarrea perdemos muchos líquidos y es fundamental no deshidratarnos.

Nuestra dieta debe basarse en alimentos blandos que no carguen mucho nuestro organismo como puede ser arroz hervido, pescado blanco cocido, pechuga de pollo a la plancha, lo que se suele denominar una dieta blanda, mientras tenga vómitos y diarrea olvídese de los lácteos.

Si después de aproximadamente 2 o 3 días los síntomas no desaparecen y usted no nota mejoría debe acudir a su médico para que le dé un tratamiento para cortar los síntomas.

 Mantener limpia la cocina, lavarnos las manos frecuentemente o cocinar bien los alimentos nos ayudarán a evitarla Mantener limpia la cocina, lavarnos las manos frecuentemente o cocinar bien los alimentos nos ayudarán a evitarla

Como podemos evitar una intoxicación alimentaria

Se pueden prevenir fácilmente adoptando hábitos y medidas de higiene adecuadas para evitar que los alimentos se contaminen. Las 10 reglas de oro recomendada por la OMS para la preparación higiénica de los alimentos, reduce considerablemente el riesgo de que se produzca una intoxicación alimentaria:

1. Elegir alimentos tratados con fines higiénicos.

2. Cocinar bien los alimentos: tiempos y temperaturas adecuadas.

3. Consumir inmediatamente los alimentos cocinados.

4. Guardar cuidadosamente los alimentos congelados.

5. Recalentar bien los alimentos cocinados.

6. Evitar el contacto entre alimentos crudos y cocinados.

7. Lavarse frecuentemente las manos.

8. Mantener escrupulosamente limpias las superficies de las cocinas.

9. Mantener los alimentos fuera del alcance de los roedores, insectos, etc.

10. Utilizar agua apta para el consumo.

Artículos recomendados