Menú
¿Tienes que vacunarte del sarampión? Te resolvemos esta duda

VACUNAS

¿Tienes que vacunarte del sarampión? Te resolvemos esta duda

El sarampión es una enfermedad vírica muy contagiosa, se produce por la infección del virus del sarampión.

Antonia Torres Gutiérrez

La vacuna de sarampión, está incluida en el calendario de vacunación en España desde el año 1981. Sin embargo, ante el rebrote de la enfermedad, el Ministerio de Sanidad español aconseja la protección ante este virus para un sector de la población. ¿Quieres saber si te encuentras dentro de dicho sector?

Qué es el sarampión

El sarampión es una enfermedad vírica muy contagiosa, se produce por la infección del virus del sarampión y en algunos casos, las consecuencias y secuelas pueden ser muy graves. Generalmente, el virus del sarampión afecta a los niños de entre los 12 meses y los 4 años. Sin embargo, las personas adultas que no estén inmunizadas también corren el riesgo de infectarse. Siendo un virus altamente peligroso para ciertos grupos de riesgo.

Algunos de los síntomas del sarampión son el exantema, que es una erupción cutánea que se presenta en forma de manchas rojas de diversa textura. Además, suelen aparecer síntomas similares a los de la gripe como fiebre, malestar general, tos, mocos o conjuntivitis.

Sin embargo, cuando el sarampión afecta a personas adultas, los síntomas pueden agravarse significativamente. Puede aparecer también gastroenteritis, problemas hepáticos (en el hígado) e incluso serias alteraciones neurológicas.

A día de hoy, no existe una cura para el virus del sarampión más allá del tratamiento sintomático de las molestias, a base de analgésicos básicamente. Por este motivo, es tan importante contar con una protección adecuada frente al virus del sarampión, a través de la correspondiente vacuna.

Cuando el sarampión afecta a personas adultas, los síntomas pueden agravarse significativamenteCuando el sarampión afecta a personas adultas, los síntomas pueden agravarse significativamente

Quién tiene que vacunarse del sarampión

Dadas las informaciones que lanza el Ministerio de Sanidad en España, es importante que recabes la información necesaria para saber si debes protegerte frente al sarampión aplicando la correspondiente vacuna. Recuerda que en adultos, esta enfermedad así como otras muchas, puede resultar bastante más grave que en el caso de los niños.

Para saber si tienes que vacunarte del sarampión, primero debes saber que la vacuna está incluida en el calendario de vacunación Español desde el año 1981. Por lo tanto, si naciste después de esa fecha, lo más probable es que recibieses la vacuna y sus correspondientes dosis durante tus primeros años de vida. La vacuna del sarampión está incluida en la vacuna triple vírica, que incluye además de este virus, el de las paperas y el de la rubeola.

En el caso de que nacieras antes del año 1981, es decir si tienes más de 40 años , lo más probable es que no estés inmunizado contra el sarampión. Puesto que en esa época la vacuna no se encontraba dentro del calendario oficial y en los años 70, las vacunas eran muy irregulares y no existía el control que hay hoy en día.

No obstante, aunque no estés vacunado del sarampión es muy posible que estés inmunizado frente a este virus. Si pasaste el virus en tu infancia, ya te encuentras protegido frente al sarampión ya que el efecto es el mismo. Por lo que debes preguntar a tus familiares si no lo recuerdas para asegurarte.

En el caso de las personas mayores de 50 años, no existe recomendación general de necesidad de recibir la vacuna. Esto es porque en aquella época, el sarampión estaba muy presente y muchas personas se contagiaron, por lo que es más que probable que los mayores de 50 años ya estén inmunizados.

Las vacunas son una importante fuente de protección ante diversas enfermedadesLas vacunas son una importante fuente de protección ante diversas enfermedades

Ni treinta ni cuarenta

Ahora bien, ¿qué ocurre con las personas nacidas en el año 1980? Los que están a punto de cumplir los 40 años, son los que se encuentran en una especie de limbo ante esta situación. Por una parte, es posible que recibieses la vacuna del sarampión en tu infancia o bien, que pasaras la enfermedad.

Si no lo recuerdas, pregunta a tus familiares por si pudieran recordarlo. No obstante, lo más recomendado en tu caso es que acudas a tu médico y solicites la vacuna.

No ocurre nada si resulta que después de vacunarte ahora, descubres que en tu infancia ya te administraron la vacuna triple vírica o que pasaste el sarampión. Al menos estarás seguro y bien protegido frente a este virus tan contagioso.

Todas las personas que se encuentren en esta franja de edad deben vacunarse del sarampión, si no están protegidos de alguna de las formas posibles. Con una importante excepción, las embarazadas NO deben recibir esta vacuna, ya que puede afectar muy negativamente al desarrollo del feto.

No olvides acudir a tu médico de cabecera si te encuentras dentro del grupoNo olvides acudir a tu médico de cabecera si te encuentras dentro del grupo

Por qué es tan importante vacunarse

Las vacunas son una importante fuente de protección ante diversas enfermedades. Muchos científicos estudian, analizan y realizan cientos de estudios hasta que descubren la forma de crear estos métodos de defensa tan eficaces. Puesto que el sarampión es una de esas enfermedades que no tiene cura, la única solución eficaz es proteger a la población con la vacuna.

El problema surge con los movimientos antivacunas, existentes desde hace algunos años como consecuencia de la desinformación. No vacunar a tu hijo, no solamente pone en riesgo la salud de tu hijo, sino que arriesga la salud y en muchos casos la vida, de otros muchos niños y personas que conviven a su alrededor.

Por este motivo el virus del sarampión ha repuntado en España en los últimos años. Desde hacía décadas este virus estaba, si no erradicado, eficientemente controlado. Pero a causa de la gran cantidad de niños que no se protegen hoy en día, por esos movimientos antivacunas, este peligroso y altamente contagioso virus está rebrotando.

No olvides que en el caso del sarampión, las consecuencias de padecer el virus son tan graves como el riesgo de inflamación en el cerebro y en los pulmones. Incluso, en muchos casos el sarampión puede causar la muerte. Debido a que la enfermedad puede afectar a personas con el sistema inmunitario debilitado, como enfermos de cáncer por ejemplo. Además, en el caso de los niños las secuelas pueden ser realmente graves, puesto que su sistema inmune es aún inmaduro de forma natural.

Por lo tanto, no olvides acudir a tu médico de cabecera si te encuentras dentro del grupo de personas que debe recibir la vacuna del sarampión. Ni olvides vacunar a tus hijos para protegerlos de esta y otras muchas enfermedades.

Artículos recomendados