Menú
Cómo vencer a la pereza y tener mejor salud

PEREZA

Cómo vencer a la pereza y tener mejor salud

Si eres capaz de vencer la pereza, podrás mejorar tu salud. Sigue estos pasos para conseguirlo y sentirte bien contigo mismo/a.

Mª José Roldán Prieto Mª José Roldán Prieto Psicopedadoga experta en aprendizaje y salud

Es sabido que la vida sedentaria solo te provocará problemas de salud a corto y a largo plazo. La pereza es la principal causa de que las personas opten por la vida sedentaria y ha llegado el momento de luchar contra ella para que de esta manera, puedas mejorar tu salud casi sin que te des cuenta de que lo estás haciendo.

Es normal que existan momentos en que te sientas con menos energía y que tengas que luchar contra la poca motivación... esto es común y no tienen que ser un problema si es algo esporádico. Pero cuando estos momentos de pereza comienzan a ser demasiado frecuentes en tu vida y cada vez más largos, entonces podrías comenzar a verte a ti mismo de forma diferente. Las metas se vuelven menos importantes, no sientes inspiración y podrías empezar a preguntarte si eres capaz de hacer las cosas realmente por ti mismo.

Tu yo ideal

Es posible que tengas una idea de quién quieres ser, de cómo quieres comportarte, de los objetivos que quieres lograr y cómo quieres mostrarte en el mundo. Tu "yo" ideal es un concepto que se refiere a la imagen que tienes en. Tu mente de cómo te ves, actúas y sientes de forma correcta.

Ese yo ideal puede ser una persona de éxito, con comportamientos saludables. Desafortunadamente es posible que tengas una vida muy ocupada que no te permita reflexionar mucho sobre ese ser ideal y que te genere confusión emocional. Si a veces te sientes perezoso o improductivo, no eres a la única persona que le ocurre. 

Es normal que existan momentos en que te sientas con menos energía Es normal que existan momentos en que te sientas con menos energía

Qué hace que te ocurra

¿Qué sucede que hace que sea tan difícil aguantar, mantenerse productivo y trabajar para alcanzar tus metas deseadas? Hay muchas cosas que pueden obstaculizar tu productividad y el logro de tus objetivos, lo que te deja como si fueses una persona "floja". A veces, los obstáculos son situacionales o están relacionados con el tiempo y la oportunidad, mientras que otras veces podemos estar creando obstáculos con tu manera de pensar o la forma que tienes de hacer las cosas.

Quizá tengas patrones perezosos y debes reconocer que están influyendo en tu capacidad para alcanzar tus objetivos. Solo tendrás que cambiar tu perspectiva y deshacerte de esos hábitos inútiles en tu vida. Deja de escuchar las críticas de otros y comienza a hacer cosas diferentes para conseguir mejores cosas en tu vida.

Qué debes hacer

Afortunadamente, hay muchos pasos posibles que puedes realizar para cambiar las cosas o mantenerte al día con tus objetivos, vencer la pereza y mejorar tu salud:

  • Crea objetivos pequeños que puedas alcanzar. No quieras conseguir todo de la noche a la mañana, todo necesitan sus pequeños pasos y sus procesos.
  • Crea un plan de trabajo para conseguir tus objetivos saludables. Sé realista acerca de la cantidad de esfuerzo, tiempo, dinero y lo que necesitas para cumplir tus objetivos.
  • Céntrate en tus fortalezas. Deja de lado las críticas internas y céntrate también en tus fortalezas. Si te resulta difícil identificar las fortalezas, pregunta a tus amigos o familiares qué es lo que consideran tu mayor fortaleza. 
  • Celebra tus pequeñas victorias. El orgullo que experimentas al alcanzar tus metas puede ayudarte a reforzar un diálogo interno más positivo. Experimentarás una mayor autoeficacia con cada logro, lo que te puede ayudar a encontrar el éxito a largo plazo.
  • Ten apoyo y busca ayuda siempre que lo necesitas. Permite que otros te apoyen en tu vida y que celebren el camino de tus éxitos.

Tu salud fisica

Tus sentimientos de pereza también pueden verse influenciados por la forma en que te cuidas físicamente. Puedes aprender nuevos hábitos para establecer metas y trabajar para desafiar tus patrones de pensamiento negativos, pero también debes tener en cuenta lo que estás haciendo por tu cuerpo. Cuidar tu salud física puede ayudar a preparar el escenario para una mayor energía que, a su vez, te permite poner en práctica otros cambios positivos:

Lo que comes tienen un papel muy importante en la energía que sientesLo que comes tienen un papel muy importante en la energía que sientes

  • Comida. Lo que comes tienen un papel muy importante en la energía que sientes. Cuando tu horario no te permite mucho tiempo para preparar buenos alimentos deberás optar por opciones más rápidas para que te aporten valor nutricional y que te ayuden a tener buenos niveles de energía.  Los alimentos ricos en proteínas, por ejemplo, pueden ayudar al cuerpo a mantener niveles más estables de azúcar en la sangre y evitar que experimentes drásticos altibajos en tu energía a lo largo del día. Los ejemplos de alimentos y bebidas que pueden ayudar a aumentar la energía incluyen: almendras, salmón, plátano, yogur, avena, pollo y el agua.

  • Ejercicio. Si te sientes cansado y perezoso, lo último que quieras hacer es ejercicio, pero es necesario. Mover tu cuerpo puede ayudar a que aumentes tus niveles de energía y tus sentimientos generales de productividad. Incluso un nivel bajo o moderado de ejercicio tendrá un impacto significativo en tus niveles de energía reduciendo la fatiga. Puedes hacer: salir a correr, caminar, ir a una clase de gimnasia grupal, etc.

  • Dormir bien. Tu calidad de sueño tendrán un gran impacto en tu nivel de energía. Si tiendes a sentir pereza puede que estés durmiendo demasiado mal por la noche o que duermas demasiado durante el día. Debes tener una buena rutina de sueño para mantener un descanso constante. Esto te ayudará a sentirte más equilibrado y a tener más energía para asumir tareas y sentirte más productivo. Trata de ir a la cama cada día a la misma hora y dormir por lo menos 8 horas. No mires las pantallas antes de dormir y limita la cafeína de cualquier tipo después de comer al medio día.

  • Cuida el estrés. Cumplir con todas las exigencias diarias de cada área de tu vida puede hacer que te sientas agotado física y mentalmente y que te venga la pereza. Los sentimientos de agotamiento pueden hacer que te sientas perezoso cuando en realidad solo estás estresado y cansando. Para aliviar el estrés puedes hacer ejercicio, sonreír más, disfrutar del apoyo social, practicar meditación...

Con estos consejos podrás vencer a la pereza y que sobre todo, no afecte a tu salud y puedas sentir que eres una persona más productiva y que haces más cosas durante el día. ¡Tu salud física y mental te lo agradecerán!

Artículos recomendados