Menú
Los beneficios de tomar agua con limón
AGUA CON LIMÓN

Los beneficios de tomar agua con limón

El agua con limón es una bebida que muchas personas toman a primera hora de la mañana, pero, ¿cuáles son los beneficios que nos aporta al organismo?

Mercedes Benito Alfonso

Los beneficios de tomar agua con limón

A las propiedades del limón le sumamos los beneficios del agua. ¿Cómo sacar el máximo provecho de ambos?

La palabra hidratación tiene su origen en la palabra hydros del griego antiguo que significa agua. Por lo que es fácil deducir que para estar bien hidratado, el agua es el elemento esencial. Y es que su valor biológico es innegable, tanto es así que se ha demostrado científicamente que aunque el ser humano es capaz de vivir varios días sin alimento, apenas aguantaría unos días sin agua.

El limón tiene innumerables usos y beneficios para nuestra salud. Podemos incluirlo en nuestra alimentación diaria a través de zumos, como aliño en ensaladas, como condimento salsas de pescado, en nuestros guisos de carne, incluso en postres. En Bekia te comentamos otra opción para incorporar este cítrico a tu dieta que aúna no solo las propiedades del limón sino también de la hidratación. El agua con limón es muy fácil de preparar y tiene un coste bajo, por lo que se ha convertido en un potente aliado de belleza y salud.

El agua: sinónimo de salud y belleza

Lo primero que nos dicen en una dieta sana y equilibrada, ingerir dos litros de agua al día. Cuando llega el calor y las autoridades sanitarias nos aconsejan sobre cómo combatirlo, nunca falta la importancia de beber agua. Cuando tenemos fiebre o sufrimos diarrea, el médico siempre nos manda beber agua. Un truco infalible de belleza de todas las modelos, estar bien hidratadas. Y así, un sinfín de ejemplos.

El planeta Tierra está compuesto por un 70% de agua y lo mismo ocurre con el cuerpo humano, casi dos tercio de su peso es agua. Parece mentira, ¿verdad? Pues el cerebro está compuesto casi en su totalidad por agua, seguido de la sangre y de los músculos donde el porcentaje ronda el 80%. Hasta las estructuras más sólidas como los huesos poseen cerca de un 20% de agua.

El agua con limón es beneficioso para tu saludEl agua con limón es beneficioso para tu salud

Todo nuestro cuerpo necesita agua para funcionar, cada célula, tejido y órgano. El agua es esencial para la salud física y mental de nuestro cuerpo. Estar bien hidratados ayuda a nuestro cuerpo por dentro, pero sus beneficios también se aprecia en nuestro exterior. Hay que tener presente, que perdemos agua a lo largo del día, a través del sudor, la orina y heces, incluso al respirar. Por eso es necesario consumir unos dos litros de agua al día, cerca de ocho vasos aproximadamente. Obtenemos agua también de los alimentos, aproximadamente un tercio de la cantidad diaria necesaria.

El cuerpo usa el agua para mantener la temperatura corporal, eliminar sustancias de desecho, lubricar las articulaciones, interviene en los procesos metabólicos de las células, favorece la digestión y previene el estreñimiento, ayuda a mantener la elasticidad de la piel...

Existen personas que deben vigilar más su hidratación como son los ancianos, los niños y los lactantes, las mujeres embarazadas o que estén dando el pecho, personas que sufran problemas de vejiga, si se viven en climas secos y calurosos, o si se padece fiebre, diarrea o vómitos. Durante el ejercicio también es muy importante reponer el agua perdida.

Los expertos aconsejas beber cada dos o tres horas como mucho, y nunca esperar a tener sensación de sed. Algunos de los otros signos de deshidratación son: orina más oscura, boca seca, fatiga, cefalea, mareo, confusión y somnolencia, entre otros.

El limón, más que vitamina C

Esta fruta conocida principalmente por su alto contenido en vitamina C, es mucho más que eso. Se trata de un cítrico con un alto valor biológico, al contener no sólo grandes cantidades de vitamina C, sino también, vitamina A, B y K, además de potasio, calcio, magnesio, fósforo, sodio, hierro, flúor, ácido fólico y fibra, entre los más destacados. Y por si no fuera poco, es un excelente aliado en la dieta, por su escaso valor calórico. Un limón posee alrededor de 44kcal por 100 gramos, de las cuales ninguna es grasa, y sólo unos 5 gramos del limón lo componen azúcares.

Desde la antigüedad se usaba el consumo del limón para prevenir una enfermedad muy común en aquella época, el escorbuto. Hoy en día, su uso no se limita a la cocina, también se utiliza en la elaboración de medicamentos y de productos de belleza. ¿Qué nos puede aportar esta famosa fruta de color amarillo característico?

El limón tiene un efecto diuréticoEl limón tiene un efecto diurético

El limón tiene efecto diurético, depurativo y adelgazante debido al ácido cítrico que contiene, puede prevenir algunos tipos de cáncer, combate los problemas de garganta y la gingivitis ya que posee propiedades antimicrobianas, ayuda a reducir los niveles de colesterol en sangre, favorece la absorción de hierro e incluso su olor cítrico característico puede mejorar el ánimo y tener un efecto energizante, aunque no existen pruebas reales de ello.

El componente principal, la vitamina C, posee un gran efecto antioxidante y tiene un papel fundamental en la producción natural de colágeno del organismo, clave para mantener la piel joven y para reparar los tejidos, lo que favorece la cicatrización de las heridas, pudiéndose aplicar directamente sobre ellas. El poder antioxidante de sus vitaminas, aumenta nuestras defensas naturales. El ácido ascórbico, como se denomina también a la vitamina C, tiene efectos antiinflamatorios y es útil como complemento en tratamiento de síntomas asmáticos y/o respiratorios.

El podes astringente del limón lo convierten en un gran aliado de los productos de cosmética tanto en el tratamiento de la piel como del cabello graso. En la cáscara del limón encontramos tengeretina, útil en los trastornos del sistema nervioso como la enfermedad de Parkinson. Además de que el potasio que contiene la fruta ayuda a estimular el cerebro y la función nerviosa. El potasio también ayuda a controlar la tensión arterial.

Los beneficios de tomar agua con limón

El agua con limón ayuda a depurar el organismo, favoreciendo la eliminación de grasas del hígado y vesícula. Regula el metabolismo de las grasas, lo que favorece la eliminación tanto de ellas, como de sustancias de desecho que se acumulan a lo largo del día. Potenciando la acción diurética del agua. Aporta al organismo una gran cantidad de antioxidantes, haciendo que la piel luzca con mejor aspecto, además de prevenir los signos y síntomas propios del envejecimiento. Ayuda en los trastornos digestivos como las náuseas, la acidez estomacal (a pesar de que el limón sea una fruta ácida), los gases y las digestiones pesadas, al regular los sistemas de pH digestivos. El agua con limón tiene un bajo valor calórico y posee fibra dietética que ralentiza el vaciado gástrico y favorece la sensación de saciedad, así que en dietas hipocalóricas está especialmente indicado.

Existen distintas manera de tomar agua con limón. Un vaso de agua tibia, no hirviendo, con limón en ayudas activará tu sistema digestivo, y es una excelente manera de desintoxicar el hígado, especialmente útil en personas con trastornos hepáticos como vesículas o hígado graso. El agua tibia con limón ayuda a combatir las retenciones y ablandar las heces. Otra forma de eliminar los cálculos en hígado y vesícula, es añadiendo aceite de oliva al agua con limón, tomar al levantarse y otro al acostarse.

Tomar un vaso de agua con limón nos puede ayudar si sufrimos dolor de muelas o gintivitis. Si tomamos un vaso al levantarnos, mejorará nuestro aliento. Si añadimos un poco de miel, aliviaremos de manera efectiva los síntomas del catarro común o resfriado, además de usar su acción antimicrobiana para prevenir futuras infecciones.

Añadir zumo de limón al agua, hará que sea más fácil beber la cantidad necesaria al día, sobre todo si debemos "obligarnos" para beber agua. Además de ser una manera más refrescante, especialmente en verano. La limonada es una buena manera de refrescarnos cuando las temperaturas son altas, sin recurrir a refrescos azucarados. Eso sí, vigila no añadir azúcar extra, que aporte calorías innecesarias.

Artículos recomendados

Comentarios