Menú
Acné seco en bebés

ACNÉ

Acné seco en bebés

Los bebés pueden tener acné seco, pero es necesario tener esto en cuenta por el bien de su salud.

Mª José Roldán Prieto Mª José Roldán Prieto Psicopedadoga experta en aprendizaje y salud

El acné seco del bebé puede ser incómodo y causar irritación y picazón en la piel de un bebé. Los bebés sufren comúnmente tres afecciones de la piel durante los primeros meses. El primero es el simple acné del bebé y comienza alrededor de las tres semanas. El segundo es un sarpullido llamado seborreico, que comienza a los un mes de edad, y el tercero es el eccema infantil, que comienza entre las edades de uno y cinco meses. Estas condiciones implican protuberancias rojas y erupciones cutáneas.

Es importante conocer esta condición de salud para que los padres puedan estar atentos a posibles problemas de piel en sus pequeños. Así podrán actuar rápidamente y que el acné seco no se convierta en un problema mayor pudiéndose haber evitado.

El acné del bebé está formado por protuberancias rojas El acné del bebé está formado por protuberancias rojas

El acné seco

El acné del bebé está formado por protuberancias rojas que generalmente ocurren en las mejillas, la frente y el mentón del bebé. Algunos bebés también tienen protuberancias blancas en la nariz, el mentón o las mejillas. 

Esta condición puede ser desagradable y es imposible de prevenir. Es temporal y generalmente desaparece por sí solo, por lo que es mejor dejar que sane naturalmente. Pero a pesar de esto, no dudes en contactar con el médico de tu hijo si estás preocupado por el tipo de acné que tiene, entonces no esperes a que se le pase solo.

Síntomas

Además de no ser atractivo, el acné del bebé puede ser incómodo para tu bebé. Puede sufrir de picazón e irritación en la piel y estar mucho más irritable. La incomodidad puede dificultar que tu bebé duerma y provocar cansancio. La piel puede aparecer encogida o deshidratada y sentirse áspera en lugar de suave. También puede comenzar a escamarse o pelarse.

Causas

Los cambios hormonales durante el embarazo generalmente causan acné en los bebés y esto no se puede prevenir. Los niños tienen más probabilidades de sufrir esta afección. La piel seca y no hidratada también conduce al acné seco del bebé. El contacto con medicamentos como los corticosteroides y los medicamentos que contienen yodo puede provocar brotes. 

El acné también puede ser hereditario. Tienes que asegurarte de mantener limpia la piel de tu bebé y secarla suavemente. No pellizques ni frotes las áreas irritadas porque esto lo empeorará. Además, asegúrate de usar lociones y jabones hidratantes hechos específicamente para bebés.

Tratamiento

Habla con tu médico sobre tu bebé y las preocupaciones que tienes acerca de su piel. Pregunta al médico si es probable que. el acné sea temporal o crónico, cuál es el mejor plan de tratamiento y si hay alguna restricción a seguir. Tienes que estar listo para decirle a tu médico si tu familia tiene antecedentes de acné severo o si tu bebé puede estar influenciado con algún medicamento que causa acné. Tu médico puede recomendar una crema medicada si el acné persiste o se vuelve más grave.

Tendrás que asegurarte de contactar con el médico de tu hijo si el acné está empeorandoTendrás que asegurarte de contactar con el médico de tu hijo si el acné está empeorando

No olvides...

Tendrás que asegurarte de contactar con el médico de tu hijo si el acné está empeorando o si ha estado presente por más de tres meses. Además, habla con el facultativo médico para asegurarte de que tu bebé realmente sufra de acné y no tenga una reacción alérgica.

Es importante también que no uses una crema hidratante que sea aceitosa. A pesar de que el acné puede resultar en piel seca, una crema hidratante aceitosa puede empeorar el acné porque obstruirá los poros.

Si te das cuenta de que tu bebé tiene mucho acné seco no esperes a que se le pase solo porque la condición podría empeorar. Ante los primeros síntomas lo mejor es acudir al médico para que valore el estado de la piel de tu pequeño y pueda valorar el mejor tratamiento en cada caso.

Artículos recomendados