Menú
Cómo enfrentar un diagnóstico difícil que recibe tu hijo

SALUD INFANTIL

Cómo enfrentar un diagnóstico difícil que recibe tu hijo

Si tu hijo ha recibido un diagnóstico difícil, es importante afrontarlo con entereza para darle todo tu apoyo y ayuda.

Mª José Roldán Prieto Mª José Roldán Prieto Psicopedadoga experta en aprendizaje y salud

No es fácil enfrentarse a un diagnóstico difícil... y menos si ese diagnóstico se lo dan a tu hijo, como es el caso del cáncer infantil. Aunque es inusual puede ocurrir y cuando pasa los padres pueden sentir las palabras del médico como una patada en la boca del estómago. Si han diagnosticado a tu hijo con una enfermedad o trastorno difícil es necesario que lo enfrentes con la mayor entereza posible.

Busca otra opinión

Quizá el primer equipo médico con el que está tu hijo no sea el equipo médico correcto. Dependiendo del diagnóstico del niño, puede que pases mucho tiempo con este equipo y si no puedes confiar en ellos, tendrás que buscar otra opinión. Por crudo que parezca, busca a un médico que comprenda bien la enfermedad de tu hijo y que tenga una manera de llevarse bien con vosotros.

No es fácil enfrentarse a un diagnóstico difícilNo es fácil enfrentarse a un diagnóstico difícil

Sé amable con las enfermeras

Es importante ser amable con las enfermeras y entablar amistad con ellas. Las enfermeras marcan la diferencia en tu estancia al hospital. Además, ellas están muy capacitadas para responder a todas las dudas que puedas tener en cuanto a la salud de tu hijo.

Si tu hijo tiene la edad suficiente inclúyele en las decisiones

Esto dependerá de la edad de tu hijo y de tu estilo de crianza. Tu hijo si es adolescente quizá puedas incluirle en las conversaciones y decisiones que se tomen en cuanto a su enfermedad. Tendrás que decidir cuánta información compartirás con tu hijo. Para los niños pequeños puedes sentir que es mejor no contarles demasiado... decidas lo que decidas, tendrás que asegurarte de comunicarle esa decisión a todas las personas que estén en contacto con tu hijo.

No te olvides de tus demás hijos

Es un gran error olvidar el impacto de la enfermedad en el resto de los hijos. Los padres sin darse cuenta centran toda su atención en el hijo enfermo y se olvidan del resto. Los hermanos también experimentan ese dolor todos los días y afecta a su capacidad de mantener una vida normalizada. El trauma, la ansiedad y el dolor pueden tener una naturaleza fisiológica; literalmente, cambian la forma en que funciona tu cerebro. 

Si es necesario ponte a manos de un psiquiatra que te ayude a manejar los efectos de la ansiedad a largo plazo y el trastorno de estrés postraumático que se sufre en este tipo de circunstancias.

Tendrás que decidir cuánta información compartirás con tu hijoTendrás que decidir cuánta información compartirás con tu hijo

No hagas caso al Dr. Google pero estate cerca de las redes sociales

Quizá el diagnóstico de tu hijo te parece raro y quizá haya poca información al respecto. Es necesario que a pesar de que esto ocurra evites mal Dr. Google que solo hará que te preocupes más. Si tienes dudas lo mejor es hablar con el médico.

Sin embargo, los medios sociales pueden ser útiles para hacer conexiones y obtener información de otras personas que están pasando por lo mismo. Aunque también es necesario estar alerta porque pueden haber otras personas en pánico, y pueden incluso generarte más ansiedad. Pero, también puedes encontrar personas maravillosas... aunque ten cuidado con las posibles estafas de "remedios milagrosos".

Deja de preocuparte de si eres o no un padre o madre lo suficientemente bueno/a

A menos que tu hijo necesite específicamente un entorno saneado, deja de preocuparte por si tu casa está perfectamente limpia. Tu familia puede vivir por un tiempo sorprendentemente largo en el hopsital. Cuando estés lidiando con niveles tan altos de ansiedad, permítete a ti y a tu familia un poco de libertad para poder mantener las emociones a raya. Lo estás haciendo lo mejor que puedes y sabes. Tú estás siendo el padre o madre que necesita tu hijo/a... Necesita que estés a su lado en todo momento, necesita sentir tu fuerza y tu optimismo, saber que hay esperanza y que la vida es maravillosa para vivirla, a pesar de las posibles adversidades.

Artículos recomendados