Menú
Relación entre la alergia a los gatos, la urticaria y el asma

ALERGIAS

Relación entre la alergia a los gatos, la urticaria y el asma

Descubre cuál es la relación entre la alergia a los gatos, la urticaria y el asma... Si padeces alguna de estas afecciones esto te interesa.

Mª José Roldán Prieto Mª José Roldán Prieto Psicopedadoga experta en aprendizaje y salud

Los gatos son miembros importantes de una familia porque se quieren mucho. Desafortunadamente, también son muy alégrenos, nada menos que el 25% de la población tiene alergia a los gatos. Además, hasta el 29% de los casos de asma podrían estar relacionados con la alergia a los gatos.

Es un error común pensar que la piel del gato es la causa de las alergiasEs un error común pensar que la piel del gato es la causa de las alergias

Alergia a los gatos

Es un error común pensar que la piel del gato es la causa de las alergias, pero el principal culpable es una proteína llamada "Fel d 1", que se excreta a través de la piel del gato y la saliva del gato y se propaga por su cuerpo cuando se limpian. La saliva de mascotas puede llegar a muchos más lugares de los que podrías pensar: puede adherirse a la ropa de cama, a las alfombras, a los muebles e incluso a la ropa.

Los alérgenos también se encuentran en el pelo y las células de la piel (caspa) que los gatos eliminan. La caspa es pequeña y puede permanecer en el aire durante largos períodos de tiempo, lo que hace que sea fácil de inhalar. También se puede recoger en telas y en ropa por lo que puede estar en cualquier parte.

Los síntomas de alergia a las mascotas generalmente se desarrollan en y alrededor de las fosas nasales después de haber inhalado el alérgeno. Los síntomas más comunes son:

  • Ojos rojos, llorosos y con picor
  • Piel inflamada debajo de los ojos
  • Nariz congestionada
  • Estornudos
  • Comezón en la garganta
  • Tos
  • Goteo nasal
  • Dolor y presión en los senos nasales
  • Sueño deficiente

Urticaria en la alergia al gato

Además de los síntomas nasales, algunas personas también pueden mostrar signos de dermatitis alérgica de contacto, una reacción del sistema inmunológico que causa inflamación de la piel, enrojecimiento e irritación.

Cuando una persona alérgica entra en contacto con la saliva o la caspa del gato, el sistema inmunológico reacciona para proteger el cuerpo liberando histaminas, que son sustancias químicas que el cuerpo produce para combatir a los invasores extranjeros. Las urticarias resultantes o parches rojos elevados que pican en la piel son un resultado directo del alérgeno que provoca una respuesta inmune local.

Alergias a los gatos y asma

Según el estudio de 2007 publicado en el Journal of Allergy and Clinical Immunology, un 29% de los casos de asma podrían estar relacionados con alérgenos de gatos. Si esto te ocurre a ti, entonces los síntomas más comunes que tendrás son:

  • Será difícil para ti respirar cuando estés cerca de un gato
  • Sentirás dolor u opresión en el pecho
  • Se escucharán silbidos al respirar
  • Tendrás tos
  • Dormirás mal

Cómo tratarlo

Si sabes que tienes alergia a los gatos, lo mejor que puedes hacer por tu salud es evitar tener gatos cerca. Esto no curará tu alergia pero reducirá mucho los síntomas tan molestos y los ataques de asma, que pueden ser peligrosos si son muy graves. Tu médico o alergólogo también puede recetarte medicamentos que pueden ayudarte a controlar los síntomas cuando no puedes evitar estar cerca de los gatos. Algunas recomendaciones pueden ser:

Tu médico o alergólogo también puede recetarte medicamentos Tu médico o alergólogo también puede recetarte medicamentos

  • Antihistamínicos para controlar tu respuesta inmune a los alérgicos
  • Descongestionantes para diminuir la inflamación nasal
  • Corticosteriores para controlar la inflamación
  • Cromolyn sodium, un aerosol nasal que previene la liberación de histaminas
  • Modificadores de leucotrienos, que inhiben la producción de químicos que causan el estrechamiento de las vías aéreas y exceso de producción de moco

También puedes hablar sobre vacunas contra la alergia o inmunoterapia con tu médico. Este tipo de tratamiento involucra una serie de inyecciones de pequeñas cantidades de alérgenos para gatos, que pueden desensibilizar la respuesta de tu sistema inmunológico y aliviar tus síntomas. Tendrás que asegurarte de hablar todas las opciones con tu médico así como los posibles efectos secundarios que puedan tener los tratamientos.

Artículos recomendados