Menú
Los mejores deportes para niños con asma

ASMA

Los mejores deportes para niños con asma

Hay una serie de deportes que pueden llegar a realizar sin grandes problemas los niños que sufren de asma.

Mª José Roldán Prieto Mª José Roldán Prieto Psicopedadoga experta en aprendizaje y salud

Es posible que si tu hijo tiene asma te dé miedo que practique deportes por si le da un ataque de asma agudo. En realidad, los niños con asma pueden realizar deportes y disfrutar de ellos. Que un niño tenga asma no significa que deba dejar el ejercicio o el deporte a un lado en su vida si realmente quiere practicarlo. Para un niño con asma hay mejores deportes que otros, por eso es necesario que los padres sepan cuáles son las mejores opciones y que el niño se dé cuenta que también tiene opciones para realizar si quiere hacerlo.

Dale confianza

Un niño que tiene asma sabe que lo tiene peor eso no tiene que minar su confianza en cuanto a sus capacidades. Deberá tener esta confianza el resto de su vida, pero siempre con la conciencia de que tiene asma y de que deberá tener ciertas precauciones. Los niños que tienen alergias o asma pueden aumentar su confianza en los deportes si tienen la orientación suficiente por parte de los padres y del equipo médico.

Si tu hijo expresa interés para practicar un deporte no le cohibas su interés, lo primero que deberás tener en cuenta que lo primero que tendréis que hacer es acudir al pediatra para que le explique a tu hijo lo que le ocurre. Este tipo de charla sobre salud le hará bien para que sepa qué opciones de tratamiento tiene y sobre todo, qué precauciones debe tomar teniendo en cuenta su situación particular.

Esta visita al médico también es necesaria no solo para los hijos, si no también para los padres. Para que se sientan tranquilos y tengan unas expectativas más realistas sobre lo que puede o no puede hacer su hijo a pesar de tener asma.

Es posible que si tu hijo tiene asma te dé miedo que practique deportesEs posible que si tu hijo tiene asma te dé miedo que practique deportes

Causas de ataques de asma por el ejercicio

Existen desencadenantes que los padres y los niños deben conocer y que puede ocurrir cuando se realiza ejercicio. Esto es imprescindible para poder tomar las precauciones adecuadas. Los deportes en ambientes fríos como por ejemplo el esquí en la nieve o el patinaje sobre hielo pueden ser especialmente difíciles para los niños y niñas que tienen asma y es mejor evitarlos.

Los ejercicios que son vigorosos o que se realizan durante largos periodos de tiempo, también pueden ser evitados por los niños y niñas con asma. Ejemplos de estos deportes son el futbol, el atletismo o el baloncesto.

Deportes que sí pueden realizar

Pero no todo es malo, aunque hay deportes que es mejor evitar, hay otros muchos que sí pueden realizar y que pueden estar dentro de los intereses de tu hijo/a con asma. Estos deportes incluyen, por ejemplo: la natación, las artes marciales, el esgrima o el golf.

Si tu hijo expresa interés para practicar un deporte no le cohibas su interésSi tu hijo expresa interés para practicar un deporte no le cohibas su interés

Si lo que ocurre es que si tu hijo le encanta un deporte que en principio es mejor que evite, tampoco es necesario que lo descartes para siempre. Puedes hablar con el pediatra para hablar sobre las opciones que puede tener, por ejemplo realizando el deporte sin que sea a una alta intensidad. Tendrás que vigilar a tu hijo mientras realiza ese deporte para asegurarte de que no le desencadene un ataque de asma que pueda ser peligroso para su salud.

Precauciones

Si en la escuela de tu hijo realizan actividades deportivas a menudo, tendrás que asegurarte de que se analice cualquier actividad en la que participe tu hijo. Si tiene que utilizar inhalador tendrás que asegurarte de que las personas que están con tu hijo en tu ausencia sepan cómo debe utilizarlo en lugar de que le dé un ataque de asma.

Los deportes escolares que pueden desencadenar ataques de asma pueden ser las carreras de relevo, los partidos de algún deporte durante el recreo... el personal de la escuela deberá saber que tu hijo tiene asma y cómo actuar en algún momento de crisis. Tu hijo también deberá saber cómo responde rápidamente en caso de que comience a notar los síntomas del asma. Avisa a la escuela que aunque el incidente sea mínimo te deberán notificar inmediatamente. Así podrás hacer un seguimiento de las causas que desencadenan los ataques de asma en tu hijo y poder tomar las mejores decisiones en cuanto a las actividades físicas que pueda realizar.

Artículos recomendados