Menú
Causas que provocan un aumento del moco rectal

MOCO RECTAL

Causas que provocan un aumento del moco rectal

Si tienes demasiado moco rectal, descubre las posibles causas y si es necesario o no que acudas al médico.

Mª José Roldán Prieto Mª José Roldán Prieto Psicopedadoga experta en aprendizaje y salud

La mucosidad es un fluido viscoso y resbaladizo que actúa como lubricante y protege varias estructuras del cuerpo. Es necesario para el buen funcionamiento del organismo aunque hay veces que hay demasiado y puede ser una señal de que algo no marcha bien en el organismo

Hay varias células secretoras de moco en el cuerpo, pero el moco es más prominente en las vías respiratorias, genitales y gastrointestinales. Cuando el tracto gastrointestinal se infecta o sufre irritación frecuente, las células secretoras de moco pueden comenzar a producir un exceso de moco, que pasa a través del recto. Si alguna vez has notado que cuando ibas a defecar has tenido un exceso de moco en el recto, puede que algunas de las siguientes causas fuesen las culpables.

Si crees que el exceso de moco rectal que tienes es preocupante, entonces acude a tu médico para que evalúe tu estado de salud. Quizá necesites algún tipo de tratamiento o cambios en tu estilo de vida para mejorar el exceso d moco y que vuelva a la normalidad lo antes posible. A continuación vamos a comentarte algunas de las causas que provocan el aumento del moco rectal.

La mucosidad es un fluido viscoso y resbaladizo que actúa como lubricanteLa mucosidad es un fluido viscoso y resbaladizo que actúa como lubricante

Colitis ulcerosa

La colitis ulcerosa es un tipo de enfermedad inflamatoria intestinal que se caracteriza por el desarrollo de úlceras o úlceras abiertas en el revestimiento del colon y el recto. Las úlceras se desarrollan cuando la inflamación crónica causa puntos débiles en el tracto intestinal. La inflamación crónica también hace que el tracto intestinal produzca un exceso de moco, que se excreta a través del recto. 

Otros síntomas de colitis ulcerosa incluyen fatiga, anemia, pérdida de peso, pérdida de apetito, sangrado rectal, dolor en las articulaciones y llagas en la superficie de la piel. Se desconoce la causa exacta de la colitis ulcerosa, pero se cree que es el resultado de una reacción anormal del sistema inmunitario a las bacterias en el tracto gastrointestinal. El tratamiento para la colitis ulcerosa difiere entre personas, dependiendo de la gravedad de la afección.

Shigelosis

La shigelosis es una infección bacteriana del revestimiento intestinal causada por un grupo de bacterias llamado Shigella. Shigella se propaga cuando la bacteria se libera en las heces y entra en la boca a través de la ingestión de alimentos o agua contaminados. 

Los síntomas de shigelosis pueden desarrollarse en uno a siete días, pero generalmente aparecen tres días después de la infección. Los síntomas de shigelosis incluyen dolor abdominal y calambres, fiebre, sangre en las heces, moco rectal, dolor rectal, náuseas, vómitos y diarrea. La shigelosis generalmente desaparece por sí sola en siete días. Se pueden administrar antibióticos para disminuir la gravedad de los síntomas y reducir el contagio de la infección. Es importante beber mucha agua mientras los síntomas persisten para prevenir la deshidratación.

La proctitis es una inflamación del revestimiento del rectoLa proctitis es una inflamación del revestimiento del recto

Proctitis

La proctitis es una inflamación del revestimiento del recto, que es el tubo muscular al final del colon que permite que las heces salgan del cuerpo. La proctitis puede ser causada por enfermedades de transmisión sexual, enfermedades transmitidas por alimentos, enfermedades inflamatorias del intestino y radioterapia. 

Cuando el recto está inflamado, puede provocar sangrado rectal, moco rectal, dolor en el recto, dolor en el abdomen, sensación de plenitud en el recto, diarrea, dolor durante las deposiciones y una necesidad constante de evacuar. El tratamiento para la proctitis depende de la causa de la inflamación. La proctitis causada por bacterias o infección generalmente se trata con antibióticos o antivirales. Si la proctitis es causada por enfermedades inflamatorias del intestino, se pueden necesitar medicamentos para controlar la inflamación o la cirugía.

Si crees que tienes cualquiera de estas afecciones, no dudes en acudir a tu médico para que evalúe el estado de tu salud.

Artículos recomendados