• News
    • Celebrities
    • Realeza
    • Sociedad
    • Cine
    • Televisión
    • Música
  • Moda
    • Tendencias
    • Artículos
    • Looks
    • Diseñadores
    • Modelos & Iconos
    • Marcas
    • Complementos
    • Niños
    • Hombres
  • Belleza
    • Cara
    • Cabello
    • Cuerpo
    • Looks
    • Maquillaje
    • Tratamientos
    • Perfumes
    • Celebrities
    • Marcas
    • Hombres
  • Fit
    • Entrenamiento
    • Dietas
    • Nutrición
    • Cuerpo
    • Mente
  • Pareja
    • Amor
    • Sexualidad
    • Salud
    • Divorcio
    • Relatos
  • Padres
    • Alimentación
    • Salud
    • Psicología
    • Educación
    • Ocio
    • Calculadoras
    • Nombres
    • Canciones infantiles
    • Dibujos para colorear
    • Diccionario
  • Cocina
    • Recetas
    • Nutrición y dieta
    • Alimentos
    • Gastronomía
    • Restaurantes
  • Hogar
    • Bricolaje
    • Decoración
    • Jardinería
    • Manualidades
    • Ecología
    • Economía doméstica
  • Salud
  • Psicología
    • Terapia
    • Ansiedad
    • Depresión
    • Emociones
    • Coaching
    • Relaciones
  • Mascotas
    • Perros
    • Gatos
    • Peces
    • Pájaros
    • Roedores
    • Exóticos
  • Viajes
    • Destinos
    • Consejos
    • Vuelos
    • Hoteles
    • Guía de Japón
  • Horóscopo
    • Zodíaco
    • Horóscopo chino
    • Tarot
    • Numerología
    • Rituales
    • Test de compatibilidad
Buscar
Audiencias ‘Asalto al poder’ da la sorpresa de la noche
SENTIDO DEL GUSTO

Aversiones al gusto y el condicionamiento clásico

Aversiones al gusto y el condicionamiento clásico
Mª José Roldán Prieto
Última actualización: 18 Enero 2019
¡Comenta!
Las aversiones al gusto, ¿por qué ocurren y por qué podrían estar relacionadas con el condicionamiento clásico?

Una aversión al gusto condicionada implica la evitación de ciertos alimentos después de un período de enfermedad después de consumirlos.  Estas aversiones son un gran ejemplo de cómo el condicionamiento clásico puede resultar en cambios en el comportamiento, incluso después de solo una incidencia de sentirse enfermo después de haber tomado un alimento que quizá te haya sentado mal.

Aversiones del gusto condicionado

Si alguna vez te has enfermado después de comer algo y luego solo de pensar en ese alimento que comiste de hace sentir mal de nuevo, es porque has tenido una aversión del gusto condicionado.

Una aversión al gusto condicionado puede ocurrir cuando una sustancia va seguida de una enfermedad.  Por ejemplo, si comiste un trozo de pizza para comer y después te encontraste mal, podrías evitar comer pizza en el futuro, incluso aunque la comida que tomaste nada tenga que ver con la enfermedad que tuviste después.

Si bien podría parecer esperado que se eviten los alimentos seguidos inmediatamente por una enfermedad, el consumo de los alimentos y el inicio de la enfermedad no necesariamente tienen que ocurrir juntos. Las aversiones condicionadas al gusto pueden desarrollarse incluso cuando hay un largo retraso entre el estímulo neutral (comer la comida) y el estímulo no condicionado (sentirse enfermo). En el condicionamiento clásico, las aversiones a los alimentos condicionados son ejemplos de aprendizaje.  Requiere solo un emparejamiento del estímulo previamente neutral y el estímulo no condicionado para establecer una respuesta automática.

Entender las aversiones del gusto

¿Pueden las aversiones gustativas ocurrir tanto consciente como inconscientemente? En muchos casos, las personas pueden desconocer por completo las razones subyacentes de su aversión a un tipo de alimento. ¿Por qué ocurren estas aversiones del gusto, especialmente cuando nos damos cuenta conscientemente de que la enfermedad no estaba relacionada con un alimento en particular?

Una aversión al gusto condicionado puede ocurrir cuando una sustancia va seguida de una enfermedadUna aversión al gusto condicionado puede ocurrir cuando una sustancia va seguida de una enfermedad

Como ya te habrás dado cuenta, las aversiones condicionadas al gusto son un gran ejemplo de algunos de los mecanismos fundamentales del condicionamiento clásico :

El estímulo previamente neutral (la comida) se empareja con un estímulo no condicionado (una enfermedad), lo que conduce a una respuesta incondicionada (sentirse enfermo). Después de este emparejamiento único, el estímulo previamente neutral (el alimento) es ahora un estímulo condicionado que provoca una respuesta condicionada (evitando el alimento).

El condicionamiento se produce después de un solo emparejamiento del estímulo neutral y el estímulo no condicionado.  El lapso de tiempo entre el estímulo neutral y el estimulo no condicionado suele ser solo una cuestión de segundos. En el caso de una aversión del gusto condicionada, el lapso de tiempo puede ser de varias horas. Si bien puede parecer que viola los principios generales del condicionamiento clásico, se ha demostrado que los efectos de las aversiones gustativas condicionadas pueden pasar varias horas en entornos experimentales.

En uno de esos experimentos, el psicólogo John Garcia alimentó agua saborizada (un estímulo previamente neutral) a ratas de laboratorio. Varias horas después, las ratas fueron inyectadas con una sustancia que las enfermó. Más tarde, cuando a las ratas se les ofreció el agua con sabor, se negaron a beberla.

El estímulo previamente neutral (la comida) se empareja con un estímulo no condicionado (una enfermedad)El estímulo previamente neutral (la comida) se empareja con un estímulo no condicionado (una enfermedad)

Explicando las aversiones del gusto condicionado

Debido a que la investigación de García contradecía mucho de lo que se entendía previamente sobre el condicionamiento clásico, muchos psicólogos no estaban convencidos por los resultados.  Pavlov había sugerido que cualquier estímulo neutral podría provocar una respuesta condicionada. Si eso fuera cierto, ¿por qué los sentimientos de enfermedad se asociarían con la comida que se comió horas antes? ¿No se asociaría la enfermedad con algo que había ocurrido justo antes de que ocurrieran los síntomas?

Las aversiones del gusto no encajan cómodamente en el marco actual del condicionamiento clásico o instrumental. Estas aversiones buscan selectivamente sabores para la exclusión de otros estímulos. Los intervalos entre estímulos son más largos. Lo que García y otros investigadores fueron capaces de demostrar era que, en algunos casos, el tipo de estímulo neutro utilizado hace tener una influencia en el proceso de acondicionamiento. Entonces, ¿por qué el tipo de estímulo es tan importante en este caso particular?

Una parte de la explicación radica en el concepto de preparación biológica. Prácticamente todos los organismos están biológicamente predispuestos a crear ciertas asociaciones entre ciertos estímulos. Si un animal come alimentos y luego se enferma, podría ser muy importante para la existencia continua del animal evitar estos alimentos en el futuro.  Estas asociaciones son frecuentemente esenciales para la supervivencia, por lo que no es de extrañar que se formen fácilmente.

Artículos recomendados