Menú
Qué comer si no tienes ganas de comer

COMER

Qué comer si no tienes ganas de comer

Si no tienes ganas de comer pero tienes que cuidar tu salud... ¿qué puedes comer si no tienes ganas de comer?

Mª José Roldán Prieto Mª José Roldán Prieto Psicopedadoga experta en aprendizaje y salud

Si estás enfermo de gripe o te estás recuperando de un virus estomacal o intoxicación alimentaria, sufres de "náuseas matutinas" durante el embarazo o simplemente siente náuseas hoy, es posible que experimentes una disminución del apetito. 

Sin embargo, es importante que comas algo para calmar tu estómago y que te mantengas nutrido cómo necesitas para tener una buena salud. Cuando no sepas qué comer, opta por alimentos ricos en nutrientes que te mantengan saciado por más tiempo. Porque aunque no tengas ganas de comer, es importante que te mantengas con buena salud.

Si no sabes qué alimentos puedes comer cuando estás sin ganas de comer, entonces no te pierdas estos consejos para saber cuáles son los mejores alimentos que puedes tomar.

Arroz blanco

El arroz blanco es parte de la dieta blanda a menudo recomendada por los médicos para aliviar las náuseas, las molestias estomacales y la diarrea. Algunas de las naciones más sanas del mundo, incluido Japón, disfrutan el arroz blanco en la mayoría de las comidas. 

Si bien es cierto que el arroz blanco está más procesado que el arroz integral, todo el arroz blanco vendido está enriquecido con los nutrientes que se pierden durante el procesamiento. El arroz blanco tiene más nutrientes esenciales que el arroz integral debido a esta fortificación.

La compota de manzana es otra fruta de sabor suave que puede ayudarte a sentir menos náuseasLa compota de manzana es otra fruta de sabor suave que puede ayudarte a sentir menos náuseas

Plátanos

Trata de elegir alimentos bajos en grasa y blandos para disminuir la posible sensación de mareo que tengas. Los plátanos también es un alimento adecuado para la dieta blanda. Comer frutas bajas en ácido, como los plátanos, en lugar de frutas cítricas puede proporcionar nutrientes esenciales sin estimular las náuseas

Los plátanos son ricos en potasio y magnesio, que son especialmente útiles para aquellos con riesgo de deshidratación debido a los vómitos.

Huevos duros

Los huevos duros pueden ser bien tolerados por personas con malestar estomacal; están llenos de proteínas, pero no tienen ninguna fibra que pueda molestar demasiado a los intestinos. El huevo duro lo puedes comer en sopa o simplemente el huevo duro. Está muy rico y te ayudará a que las náuseas o los mareos no interfieran en tus alimentación con el huevo duro.

Cuando no sepas qué comer, opta por alimentos ricos en nutrientesCuando no sepas qué comer, opta por alimentos ricos en nutrientes

Cereales bajo en fibra

Los cereales bajos en fibra como la crema de trigo o cereales fríos con menos de un gramo de fibra por porción pueden ser una alternativa a los carbohidratos al pan tostado o al arroz blanco. Son más saludables y no interferirán demasiado en tus intestinos. No te causarán dolor y no te darán tan pocas ganas de comer.

Compota de manzana

Al igual que los plátanos, la compota de manzana es otra fruta de sabor suave que puede ayudarte a sentir menos náuseas. La compota de manzana también es parte de la dieta blanda. Si padeces diarrea, es notable que la compota de manzana contiene pectina, un agente espesante natural que es un componente contra la diarrea.

Pequeñas comidas

Si no tienes ganas de comer pero es necesario que te mantengas hidratado para mejorar tu salud, lo ideal es que comas pequeñas cantidades de comida más veces durante el día. Si no tienes hambre ni ganas de comer pero te obligas a comer más de la cuenta, entonces solo conseguirás que te siente peor la comida y que tengas menos ganas de comer en ese momento y después.

Si ves que van pasando los días y que a pesar de la causa que te provoca el malestar sigues sin ganas de comer y no te estás alimentando correctamente, entonces tendrás que acudir a tu médico. Será tu médico quien valore cómo tienes la salud en ese momento y cómo deberías comer para sentirte mejor poco a poco. Recuerda que tu nutrición es muy importante para que te sientas bien tanto física como mentalmente.

Artículos recomendados