Menú
Qué hacer si un bebé o un niño pequeño sufre diarrea

SALUD

Qué hacer si un bebé o un niño pequeño sufre diarrea

La diarrea es una de las enfermedades de tipo víricas más habituales y comunes tanto en niños como en bebés

Mª José Roldán Prieto Mª José Roldán Prieto Psicopedadoga experta en aprendizaje y salud

La diarrea es una de las enfermedades más habituales tanto en niños como en bebés. Lo normal es que tal problema digestivo se deba a una infección vírica aunque también puede tener su origen en un bacteria. Si todo va bien y la cosa no se complica, la diarrea suele desaparecer en unos 5 o 6 días. Lo más importante para conseguir que el niño o bebé mejore es mantenerlo bien hidratado y aportar los nutrientes necesarios para hacer frente a tal infección.

En la gran mayoría de los casos el origen de la diarrea es el de una infección de tipo víricaEn la gran mayoría de los casos el origen de la diarrea es el de una infección de tipo vírica

Los síntomas de la diarrea en los bebés y en los niños

Si el bebé realiza más de 4 deposiciones al día es muy posible que sufra diarrea. Los síntomas de la misma son las siguientes:

  • Las heces son blandas o líquidas y a veces van acompañadas de sangre o algo de mucosidad.
  • Nauseas y vómitos.
  • Falta de apetito.
  • Dolor en la zona del abdomen y fiebre.

Cuáles son las causas de la diarrea en niños y bebés

Como ya hemos comentado más arriba, en la gran mayoría de los casos el origen de la diarrea es el de una infección de tipo vírica aunque también puede ser bacteriana. Lo normal es que el pequeño o el bebé comience con vómitos y después tenga problemas con las deposiciones. Con el paso de los días los vómitos terminan por desaparecer y poco después la diarrea.

En el caso de no tratar como debiera la citada diarrea, el bebé o el niño puede tener problemas relacionados con la deshidratación o la desnutrición. De ahí que sea esencial el mantener bien hidratado y nutrido al pequeño.

Fármacos que no son aconsejable para tratar la diarrea

Antes de todo es importante que los padres no suministren ningún tipo de medicamento por cuenta propia. Solo hay que darle fármacos que hayan sido prescritos por el pediatra. Al tratarse de una infección de tipo vírica, los antibióticos no son eficaces.

Están prohibidos antidiarreicos como la loperamida ya que no ayudan a tratar la diarrea. Aparte de ello, tienen muchos efectos secundarios que pueden llegar a complicar la salud del pequeño.

Tampoco son aconsejables los antieméticos para tratar los vómitos, debido a la gran cantidad de efectos secundarios que tienen.

La importancia de la dieta diaria

A pesar de la diarrea, los bebés y los niños deben seguir comiendo de una manera normal. Si el bebé tiene menos de 6 meses debe seguir con la lactancia materna o con la leche preparada. Si tienen más de 6 meses deben seguir con su dieta diaria.

Es verdad que la falta de apetito puede hacer difícil que coma. Es por ello que los padres deben ofrecerles pequeñas cantidades de comida de una manera repetida. Los nutrientes de los alimentos son claves para que el pequeño con diarrea no sufra desnutrición.

La hidratación es clave en niños y en bebés que sufren diarreaLa hidratación es clave en niños y en bebés que sufren diarrea

El peligro de la deshidratación

La hidratación es clave en niños y en bebés que sufren diarrea. Tanto el agua como la leche materna son perfectas a la hora de mantener al pequeño bien hidratado. En el caso de las diarreas más graves lo ideal es darle un suero para conseguir que el bebé recupere el agua y los minerales perdidos tras las deposiciones.

Si el bebé se niega a beber el suero, los padres deben optar por ofrecerle algo de agua. El riesgo de deshidratación es mucho mayor en bebés y en niños pequeños, de ahí que sea esencial el mantenerlos perfectamente hidratados.

Cuándo se debe acudir a urgencias

Si el bebé o el niño realiza deposiciones frecuentes y vomita constantemente es importante acudir al servicio de urgencias. Los signos más frecuentes de deshidratación son los siguientes:

  • Boca y piel muy seca.
  • El bebé o el niño apenas orina.
  • En el caso de los bebés la fontanela se hunde.

Artículos recomendados