Menú
Egestión: qué es y para qué sirve

PROCESO DIGESTIVO

Egestión: qué es y para qué sirve

Durante el proceso de egestión pueden surgir problemas a la hora de evacuar las heces... Te contamos más sobre esta condición.

Lidia Antúnez Martín

La egestión es el proceso por el cual los alimentos que no han podido ser digeridos correctamente se eliminan del organismo a través de las heces, es decir, la egestión es el final del viaje de los alimentos a través del aparato digestivo, este proceso suele tener lugar entre 36 y 48h después de la ingestión de los alimentos.

Durante el proceso de egestión la comida que no ha podido ser absorbida por el intestino delgado pasa al intestino grueso donde el exceso de agua es absorbido y lo que queda de la comida es degradado gracias a la acción de las bacterias del sistema digestivo. Esta primera fase da lugar a las heces, compuestas por agua, bacterias y sustancias que el cuerpo humano no puede digerir como celulosa y fibra. Las heces tienen sustancias que pueden ser perjudiciales para el organismo y por ese motivo deben ser eliminadas, y para ello se acumulan en la parte final del intestino grueso y después son expulsadas en la defecación.

 La excreción consiste, al igual que la egestión, en la eliminación de sustancias de nuestro organismo La excreción consiste, al igual que la egestión, en la eliminación de sustancias de nuestro organismo

Diferencias entre egestión y excreción

Aunque pueden parecer muy similares ya veces incluso se pueden confundir, la egestión y la excreción son dos procesos fisiológicos totalmente distintos. Como se ha explicado previamente, la egestión consiste en la eliminación de las sustancias que no han podido ser digeridas por el organismo, es decir, no han podido incorporarse en el torrente sanguíneo. Además, dichas sustancias contienen material perjudicial para el organismo y por ello han de ser eliminadas en forma de heces.

Por otro lado, la excreción consiste, al igual que la egestión, en la eliminación de sustancias de nuestro organismo. Sin embargo, a diferencia de la egestión, en la excreción se eliminan sustancias que han sido previamente aprovechadas por el organismo pero que necesitan ser eliminadas del mismo porque se vuelven inservibles. Dichas sustancias han servido previamente a las células del organismo para obtener energía y poder funcionar, una energía que toman de los nutrientes que llegan en forma de moléculas orgánicas y que son descompuestas por las células. Al final de ese proceso se producen residuos que son eliminados a través de la orina.

Por lo tanto, aunque tanto la egestión como la excreción consisten en la eliminación de sustancias del organismo sin embargo mientras que la egestión elimina sustancias a través de las heces que no han podido ser digeridas por el organismo, la excreción elimina, a través de la orina, sustancias que han sido previamente utilizadas por el organismo.

Problemas asociados a la egestión

Durante el proceso de egestión pueden surgir problemas a la hora de evacuar las heces, ya sea por una enfermedad o por una mala dieta. Generalmente los problemas que se suelen generar durante el proceso de egestión no son graves y pueden solucionarse con el paso del tiempo sin embargo, si los problemas persisten durante mucho tiempo es conveniente acudir al médico para que compruebe que no se debe a un problema mayor. Algunos de los problemas más comunes durante la egestión son:

Estreñimiento

El estreñimiento se produce cuando existe una imposibilidad de expulsar las heces del cuerpo, esto se debe a que se produce una retención de dichos desechos fecales debido a un movimiento irregular del intestino provocado generalmente por una mala alimentación o por alguna enfermedad. Las personas que sufren de estreñimiento suelen padecer dolor abdominal, sensación de evacuación incompleta y dolor mientras se evacuan las heces debido a que estas son duras y secas.

Durante el proceso de egestión pueden surgir problemas a la hora de evacuar las hecesDurante el proceso de egestión pueden surgir problemas a la hora de evacuar las heces

Diarrea

La diarrea se produce cuando se eliminan heces acuosas y blandas debido a que su paso por el intestino delgado ha sido breve. Además, generalmente las personas que padecen diarrea suelen defecar más de tres veces al día, algo que puede provocar irritaciones en la zona. Este problema del proceso de egestión puede estar provocado por:

  • Contaminación en la comida y el agua
  • Virus
  • Parásitos
  • Consumo y abuso de medicamentos
  • Intolerancia y sensibilidad a alimentos
  • Cirugías estomacales
  • Enfermedades en el estómago
  • Problemas en el funcionamiento del colon

Encopresis

La encopresis se trata de la eliminación involuntaria de heces en lugares y momentos inoportunos. Las heces pueden similares a las que se producen durante la diarrea o bien a aquella secas y duras que se producen durante el estreñimiento, de hecho el estreñimiento junto con los problemas emocionales son las principales causas de este trastorno digestivo. Este problema del proceso de egestión suele darse en niños de 4 años debido a una acumulación de heces que se quedan retenidas en el recto y el colon. La encopresis suele provocar hinchazón en el vientre, pérdida del control de los movimientos intestinales y pérdida de apetito.

Incontinencia fecal

La incontinencia fecal de trata de la incapacidad de controlar las evacuaciones intestinales, este problema de proceso de egestión puede ir desde una evacuación incontrolada y ocasional de las heces cuando se evacuan los gases hasta una total incapacidad para controlar el esfínter anal. Las principales causas de la incontinencia fecal son:

  • Diarrea
  • Estreñimiento
  • Hemorroides
  • Daño en los músculos
  • Daño en los nervios
  • Pérdida de capacidad de almacenamiento en el recto
  • Prolapso rectal
  • Rectocele
  • Cirugía

Artículos recomendados