Menú
Noto un bulto al tragar, ¿qué puede ser?

GARGANTA

Noto un bulto al tragar, ¿qué puede ser?

Si tienes molestias al tragar y persiste en el tiempo es probable que tengas que valorar de ir al médico para que te diagnostiquen.

Eba

La sensación de tener algo obstruido en la garganta es una sensación que, si persiste en el tiempo, quizá sea síntoma de algún problema mayor. Experimentar algo así es bastante habitual que pase, no suele ser señal de nada grave y desaparece a lo largo del día. No obstante, si uno nota un bulto, doloroso o no, cada vez que traga y tras un par de días este no disminuye de tamaño, lo que se recomienda es acudir al médico para que pueda dictar un diagnóstico adecuado.

Existen varias causas comunes por las que una persona puede sentir un bulto que le de sensación de atoramiento en la garganta. Si este problema no viene acompañado por dolor, infecciones o fiebre, seguramente lo que lo provoque tenga un origen benigno y simplemente la molestia sentida desaparezca al poco tiempo. Como se decía anteriormente, el notar un nudo o bulto en la garganta es algo bastante común de padecer y, por norma general, afecta sin distinción de edad y/o sexo. Para entender mejor sus causas, síntomas y posibles tratamientos, Bekia Salud te detalla a continuación los orígenes más frecuentes.

Estrés y ansiedad

Uno de los motivos más comunes por los que una persona puede experimentar una repentina molestia en la garganta es estar pasando por una etapa de estrés y tensión emocional. Sufrir un episodio de ansiedad repercute, en muchas ocasiones, en la propia salud física así que no es extraño que el estrés y el agobio repentino se dirija hacia zonas concretas del cuerpo. Cuando se experimenta así, la respiración es fundamental y notar algo obstruyendo la entrada y salida de aire puede hacer que el desasosiego aumente.

Existen varias causas comunes por las que una persona puede sentir un bulto que le de sensación de atoramiento en la gargantaExisten varias causas comunes por las que una persona puede sentir un bulto que le de sensación de atoramiento en la garganta

Teniendo en cuenta los síntomas y estableciendo el estrés como origen de esta extraña sensación en la garganta, el problema se trataría con el nombre de globo histérico. Sus indicios más característicos son, notando un nudo que oprime la garganta, no presentar ninguna dificultad a la hora de ingerir alimentos o tragar y tampoco tener ninguna otra complicación física como mareos, fiebre o problemas digestivos. Aunque a día de hoy todavía no se conoce por qué los músculos de la garganta responden de esta manera ante episodios de estrés y ansiedad, lo que se sabe a ciencia cierta es que los síntomas característicos desaparecen cuando desaparece el desasosiego y se consigue recuperar la estabilidad emocional.

Reflujo gastroesofágico

Pasando a explicaciones físicas, otra de las causas por las que una persona puede experimentar un bulto inflamado o molestia al tragar es por un trastorno que afecta a la parte más baja del esófago, un conducto muscular que se encarga de llevar los alimentos que se ingieren hasta el estómago. Para comprender este problema, es necesario explicar el proceso habitual del sistema digestivo, el cual se inicia en la boca. Cuando un alimento, una vez masticado y tragado, llega al estómago, se produce un cierre de fibras musculares, que forman el esfínter esofágico, para que este siga el curso del proceso digestivo. El objetivo de estas fibras es impedir que los alimentos vuelvan al esófago pero, si estas pierden fuelle, entonces se produce el reflujo.

El reflujo se experimenta cuando la musculatura inferior del esófago no se cierra correctamente, haciendo que los ácidos gástricos del estómago suban por este y la garganta. La sensación de esta subida de reflujo hace que la persona en cuestión note como si algo se le obstruyera en la garganta, y a esto se le puede unir la sensación de ardor en el pecho y falsas náuseas. Lo que origina el reflujo gastroesofágico depende de muchos factores pero, a rasgos generales, las causas pueden ser una hernia de hiato, sobrepeso, fumar, exceso de alcohol, llevar una alimentación poco saludable o realizar comidas muy copiosas.

Nódulos tiroideos

Antes de desarrollar qué son los nódulos tiroideos, es necesario saber que la tiroides se trata de una glándula situada en la parte delantera e inferior del cuello que se encarga de la producción de hormonas que regulan el metabolismo y crecimiento de una persona. Notar un bulto en la garganta, y teniendo en cuenta dónde se encuentre, puede significar un desarrollo anormal de las células que forman la tiroides y que crean nódulos o bultos. Normalmente, esta inflamación de la tiroides es bastante habitual y en la mayoría de casos no representa ningún peligro grave.

Los principales síntomas de padecer nódulos tiroideos son, primero de todo, notar una protuberancia real en la garganta Los principales síntomas de padecer nódulos tiroideos son, primero de todo, notar una protuberancia real en la garganta

Los principales síntomas de padecer nódulos tiroideos son, primero de todo, notar una protuberancia real en la garganta que dificulte comer y respirar con normalidad, cambios en la voz y molestias en el cuello. Para conseguir un diagnóstico rápido y asegurarse de que el nódulo es benigno, se recomienda acudir al médico lo antes posible para que él pueda llevar a cabo una exploración y consiguiente tratamiento pertinente.

Inflamación de la garganta

Cuando a la sensación de notar algo obstruyendo la garganta le sumamos otros síntomas como fiebre, dolor al tragar o la presencia de placas blancas en las paredes de la laringe, entonces puede ser que se trate de una infección o inflamación de garganta, como faringitis, por ejemplo. Normalmente, esta hinchazón tiene un origen vírico o bacteriano y para su correcto tratamiento es necesaria la visita a un especialista médico.

La faringe, que es aquello que se inflama en una faringitis, es parte del aparato digestivo y respiratorio por lo que las molestias no solo se producirán a la hora de tragar los alimentos sino también a la hora de respirar y hablar. Los síntomas comunes de una inflamación de garganta son el dolor intenso, la hinchazón visible de la garganta y la fiebre alta. Aunque anteriormente se ha mencionado que el origen puede ser de causa vírica o bacteriana, otros factores como fumar, el consumo de alcohol o de comidas muy calientes pueden generar daños en la mucosa de la faringe que, a su vez, provoque la infección e inflamación de esta. En cualquier caso, la visita al médico para estos casos es obligatoria así que, si además de molestia tienes otros síntomas graves como fiebre alta, ni lo dudes y acude a tu centro de salud más cercano para que te traten lo antes posible.

Artículos recomendados