Menú
Las claves a la hora de entender la obesidad infantil

SALUD

Las claves a la hora de entender la obesidad infantil

Las cifras siguen siendo bastante altas y es importante el empezar a inculcar a los niños una serie de hábitos que permitan combatir los problemas de peso

Mª José Roldán Prieto Mª José Roldán Prieto Psicopedadoga experta en aprendizaje y salud

El sobrepeso y la obesidad en los niños debería tratarse como un auténtico problema que afecta a la salud pública de todo el planeta. En el caso de España el problema es mucho más serio de lo que pueda parecer a primera vista. Se estima que más de un 20% de la población infantil tiene sobrepeso y más de un 18% tiene obesidad. En el siguiente artículo repasamos las claves que explican el por qué una gran parte de la población infantil tiene problemas con el peso.

Desde hace unos años, la cifras de sobrepeso y de obesidad en los  niños han ido aumentando de una manera peligrosaDesde hace unos años, la cifras de sobrepeso y de obesidad en los niños han ido aumentando de una manera peligrosa

Mayor concienciación por parte de la sociedad

Desde hace unos años, la cifras de sobrepeso y de obesidad en los niños han ido aumentando de una manera peligrosa. A día de hoy la cifras se han estancado pero sigue siendo un problema a tener en cuenta. Es importante por ello el concienciar a la sociedad en general y empezar a establecer una serie de hábitos de comida que sean saludables. Los niños deben aprender a comer de una manera sana tanto en su casa como en las escuelas. No se debe permitir que haya una parte importante de la población infantil que tenga serios problemas con el peso.

Factores de riesgo de la obesidad en los niños

Hay una serie de factores de riesgo en lo que se refiere al problema de la obesidad en los niños y que hay que evitar a toda costa:

  • Son muchos los niños los que acuden al colegio sin apenas desayunar. Esto supone un desequilibrio importante en los nutrientes que el organismo necesita a diario. Los padres deben saber en todo momento que el desayuno es la comida más importante del día y por tanto deber ser equilibrada y saludable. Lo ideal sería desayunar un poco de cereales junto con fruta y algo de lácteos.
  • Otros de los factores de riesgo de la obesidad se debe al hecho de que los niños no duermen bien y su descanso no es el adecuado. Suelen acostarse demasiado tarde y por tanto no consiguen descansar las horas que el cuerpo necesita para sentirse con energía al día siguiente. Lo normal es que los niños duerman de 8 a 9 horas al día.
  • Los niños de hoy en día pasan más tiempo del deseado frente a las pantallas. Llevan una vida sedentaria y esto es repercute de una manera negativa en su peso. Apenas realizan ejercicio físico o salen a la calle a jugar con otros niños. Prefieren estar sentados frente a la pantalla de un ordenador o viendo la televisión. Es labor de los padres el inculcar a sus hijos desde que son pequeños, una vida mucho más activa y evitar el que lleven una vida totalmente sedentaria.
  • La alimentación de los niños no es la adecuada y ello supone un factor de riesgo en lo que respecta a la obesidad. Es importante que coman verduras y fruta a diario y dejar de lado productos tan desaconsejables como los fritos, la bollería industrial o las bebidas azucaradas. Resulta esencial el concienciar a los pequeños de que una dieta saludable y nutritiva es importante a la hora de combatir problemas relacionados con el peso.
El sobrepeso y la obesidad infantil es un problema real que atañe a la sociedad en generalEl sobrepeso y la obesidad infantil es un problema real que atañe a la sociedad en general

En definitiva, el sobrepeso y la obesidad infantil es un problema real que atañe a la sociedad en general. Las cifras siguen siendo bastante altas y es importante el empezar a inculcar a los niños una serie de hábitos que permitan combatir los problemas de peso. Los padres son los principales responsables de tales cifras ya que no siguen una serie de hábitos saludables en su vida diaria.

Los factores de riesgo son muchos aunque los más importante son una alimentación poco equilibrada y sana, la falta de ejercicio físico y el dormir menos horas de las que el cuerpo necesita.

Artículos recomendados