Menú
Los niños con almuerzos saludables son más felices

ALIMENTACIÓN

Los niños con almuerzos saludables son más felices

¿Qué comen tus hijos en la escuela? Sus almuerzos deben ser saludables y así, se potenciará su felicidad diaria. ¡Es hora de cambiar los hábitos alimenticios!

Mª José Roldán Prieto Mª José Roldán Prieto Psicopedadoga experta en aprendizaje y salud

¿Qué le das a tus hijos para almorzar en la escuela cada día? Desgraciadamente en las mochilas de muchos niños de todo el mundo hay bollería industrial y alimentos ultraprocesados nada saludables. Tanto los niños como los adolescentes deben aprender la importancia de lo que significa tener una buena alimentación y un estilo de vida saludable. Es necesario inculcarles desde pequeños estos hábitos para que cuando deban decidir qué comer, sepan las opciones más saludables y acertadas para ellos.

Es necesario que los niños aprendan a comer verduras o comidas con menos sal, azúcar y grasas... y por supuesto, que aprendan a comer menos calorías de lo que están acostumbrados (y de lo que realmente necesitan). Ha llegado el punto de que disminuir la obesidad infantil es algo que debe afectar a nivel social... las familias son las principales involucradas, pero es a nivel social donde se debe trabajar para dejar de ver los alimentos ultraprocesados y dañinos, como opciones saludables.

Si a los niños se les educa bien, es más probable que tomen alimentos más nutritivos que si no reciben esta educación desde casa y las escuelas. El desconocimiento es lo que les provoca el tomar malas decisiones nutritivas, por lo que es importante que en casa, los padres y las madres den buenos ejemplos de alimentos y de vida activa y saludable... ¡ellos son realmente los verdaderos ejemplos a seguir y que perdurará en la vida de los niños!

Hay algunas claves que no debes olvidar para potenciar que tus hijos almuercen en la escuela comidas más saludables y que gracias a esta alimentación, sean más felices gracias a su buena nutrición.

Es necesario que los niños aprendan a comer verduras o comidas con menos sal, azúcar y grasasEs necesario que los niños aprendan a comer verduras o comidas con menos sal, azúcar y grasas

Más fruta, por favor

La fruta para el almuerzo antes de comer al medio día es necesario para una buena salud. Opciones como peras, manzanas, uvas o plátanos, son las más aceptadas. La fruta debe tener un papel principal en la vida de cualquier persona, pero sobre todo, también para los niños.

La variedad es la mejor ventaja. Cuando las escuelas ofrecían más tipos de fruta, los niños tenían significativamente más probabilidades de tomar algo como parte de su almuerzo... ¡No se debe perder esta costumbre en las escuelas! A nivel social deben potenciar el consumo de frutas... mucho mejor opción que las bollerías industriales tan peligrosas para la salud.

Más verduras... ¡que no falten!

Los niños que comienzan a comer verduras desde que son pequeños, se acostumbrarán a los sabores y después no pondrán tanta resistencia a ellas. Si además los niños escogen las verduras a consumir, aún es más probable que se alimenten en un futuro con opciones saludables.

Los niños que comienzan a comer verduras desde que son pequeños, se acostumbrarán a los sabores Los niños que comienzan a comer verduras desde que son pequeños, se acostumbrarán a los sabores

No tires la comida en casa

Aunque no hay que tirar la comida, tampoco debes obligar a que los niños rebañen el plato si no tienen más hambre. Esa costumbre de obligar a los niños a comer todo, debería desaparecer. Si los niños han comido y quieren dejarse un poco es porque muy probablemente no tengan más hambre en ese momento. No les obligues a comer más de la cuenta o tendrán una relación insana con los alimentos. Comer debe ser un momento de tranquilidad y no de estrés.

Hay un estudio que preguntó a los directores y proveedores de servicios de alimentos escolares si a los niños les gustaban las nuevas comidas más saludables con más frutas y verduras. Lo hacen, dijo el 70% de los líderes en las escuelas intermedias y primarias (el porcentaje fue un poco menor en las escuelas secundarias, alrededor del 63%). Y sí, este estudio mostró que los niños se quejaron al principio. Pero dentro de seis meses, habían aceptado las nuevas comidas más saludables. Los líderes de la escuela primaria informaron que la misma cantidad de estudiantes, o más, estaban comprando comidas escolares después de la actualización nutricional más saludables. La educación es la clave, y la costumbre a la buena alimentación, también.

Artículos recomendados