Menú
Cómo deben ser las dietas para que resulten efectivas

ADELGAZAR

Cómo deben ser las dietas para que resulten efectivas

Te habrás cansado de probar cientos de dietas que no funcionan, ¿cómo identificar las que en realidad nos hacen perder peso?

Marta Cabrera Benito

Cuando se busca bajar de peso o tener una salud mejor, siempre se busca cambiar algunos hábitos poco saludables que estamos siguiendo hasta ahora. Por ejemplo, hay personas que optan por incluir el deporte en sus vidas o por intensificar la actividad deportiva que realizaban hasta ahora. Otro aspecto que escogen cambiar es su alimentación. Ya sea acudiendo a un nutricionista o informándose sobre dietas, incluyen un cambio en los alimentos que consumen día a día con el fin de bajar esos kilos de más que tan poco les gustan.

Aun así, en caso de que no se recurra a la ayuda de un profesional de la nutrición, es posible que haya problemas con la elección de las dietas. No todos los cuerpos son iguales y sus necesidades alimenticias, por lo tanto, difieren entre un organismo y otro. Además, hay muchos mitos sobre algunos alimentos que nos hacen descartarlos olvidándonos de que, para adelgazar con éxito, es necesario que nuestra salud esté por encima de todo.

Nuestra dieta debe estar supervisada siempre por un nutricionistaNuestra dieta debe estar supervisada siempre por un nutricionista

Características las dietas con éxito

Aparte de buscar adelgazar, se deben de tener en cuenta otros muchos factores antes de empezar cualquiera de las dietas que existen. Que garanticen un éxito en lo que a la pérdida de peso se refiere, no implica que cumplan los requisitos para ser las mejores dietas que puedan existir. Como ya hemos dicho, el bienestar y la salud deben de ser prioritarios a la hora de escoger que rutina alimenticia seguimos. Por ellos, para que tengas claro qué requisitos debe de seguir una dieta, aquí te dejamos algunos consejos que debes de tener en cuenta:

1. Deben estar controladas por un especialista. Muchas veces, a la hora de escoger unas dietas y descartar otras nos guiamos por información errónea. Ya sea porque buscamos información en internet acorde a nuestros objetivos o porque nos fiamos de opiniones, llevamos estas dietas sin ningún tipo de seguimiento por parte de un nutricionista que nos garantice, además del éxito, un correcto estado de salud. No debemos dejar de lado ningún tipo de nutriente, aunque no nos parezcan necesarios cuando queremos adelgazar.

2. No debemos pasar hambre. Cualquier buena dieta tiene que cumplir el requisito de saciar nuestro hambre para que luego no haya problemas a la hora de poder recurrir a alimentos, en principio, prohibidos o comer más de lo necesario. Volviendo un poco a la idea del anterior punto, es importante tener una dieta equilibrada y supervisada. Pasar hambre nunca es sinónimo de éxito a la hora de adelgazar. Además, es posible que pueda acarrearnos algún problema de salud.

3. Pérdida de peso paulatina. Muchas dietas prometen una bajada de peso rápida con un alto porcentaje de éxito. Pero no es lo mejor para nuestro cuerpo. Cuando bajamos de peso de una forma tan rápida, lo más probable es que recuperemos los kilos perdidos llegando, incluso, a pesar más que cuando empezamos nuestra dieta. Por lo tanto, nuestros intentos por adelgazar se verán frustrados. Cualquiera de las dietas que proponga adelgazar más de un kilo por semana será contraproducente si lo que buscamos es perder peso.

Una buena dieta nos debe animar a consumir mucho líquidoUna buena dieta nos debe animar a consumir mucho líquido

4. Los caprichos comedidos están permitidos. No todas las personas tienen la misma facilidad para poder adaptarse a la alimentación de una dieta, por lo que a veces, para que ésta sea más llevadera está bien darse un respiro. Éste no consistirá en saltarse la dieta de una manera desproporcionada, sino que, cada cierto tiempo, se puede comer algo que esté fuera de ella y que se eche de menos. No debe ser algo recurrente si de verdad queremos que nuestra dieta sea efectiva, pero de vez en cuando no hay ningún tipo de problema.

5. Evitar las tentaciones. Aunque acabamos de decir que de vez en cuando no hay problema por darse algún tipo de capricho alimenticio, para que no sea algo tan frecuente es bueno evitar tener cerca alimentos tentadores no permitidos. A veces, sobre todo cuando se convive con más gente, es algo imposible pero, en la medida de lo imposible habrá que tener esos alimentos lejos de nuestra vista para que no sea una provocación constante tener que verlos.

6. Incluir líquidos. Aunque sí que es verdad que hay bebidas que no están recomendadas como las azucaradas o las alcohólicas, es bueno estar hidratado. Por ello, el agua y las infusiones son una buena elección para ayudarnos a perder peso. Para que una dieta sea efectiva debe incluir la ingesta de, aproximadamente, dos litros de agua diarios. Con esto conseguiremos que nuestro sistema digestivo funcione mejor y no sumaremos ninguna caloría a nuestro organismo.

7. No saltarse ninguna comida. En relación al consejo de no pasar hambre, está la necesidad de no saltarse ninguna comida. Normalmente, las dietas suelen constar de cinco comidas diarias que hay que cumplir. Esta frecuencia para ingerir alimentos está relacionada con la necesidad de que nuestro sistema digestivo se encuentre funcionando para poder quemar aquellos excesos que no necesitamos. Si nos saltamos alguna de ellas, éste se quedará parado y nuestro organismo no entrará en funcionamiento.

Artículos recomendados