• News
    • Celebrities
    • Realeza
    • Sociedad
    • Cine
    • Televisión
    • Música
  • Moda
    • Tendencias
    • Artículos
    • Looks
    • Diseñadores
    • Modelos & Iconos
    • Marcas
    • Complementos
    • Niños
    • Hombres
  • Belleza
    • Cara
    • Cabello
    • Cuerpo
    • Looks
    • Maquillaje
    • Tratamientos
    • Perfumes
    • Celebrities
    • Marcas
    • Hombres
  • Fit
    • Entrenamiento
    • Dietas
    • Nutrición
    • Cuerpo
    • Mente
  • Pareja
    • Amor
    • Sexualidad
    • Salud
    • Divorcio
    • Relatos
  • Padres
    • Alimentación
    • Salud
    • Psicología
    • Educación
    • Ocio
    • Calculadoras
    • Nombres
    • Canciones infantiles
    • Dibujos para colorear
    • Diccionario
  • Cocina
    • Recetas
    • Nutrición y dieta
    • Alimentos
    • Gastronomía
    • Restaurantes
  • Hogar
    • Bricolaje
    • Decoración
    • Jardinería
    • Manualidades
    • Ecología
    • Economía doméstica
  • Salud
  • Psicología
    • Terapia
    • Ansiedad
    • Depresión
    • Emociones
    • Coaching
    • Relaciones
  • Mascotas
    • Perros
    • Gatos
    • Peces
    • Pájaros
    • Roedores
    • Exóticos
  • Viajes
    • Destinos
    • Consejos
    • Vuelos
    • Hoteles
    • Guía de Japón
  • Horóscopo
    • Zodíaco
    • Horóscopo chino
    • Tarot
    • Numerología
    • Rituales
    • Test de compatibilidad
Buscar
Última hora La Fiscalía del Tribunal Penal Internacional pide una orden de arresto contra Netanyahu y Hamás
DIETA

Dieta cetogénica teniendo diabetes, ¿es buena opción?

Dieta cetogénica teniendo diabetes, ¿es buena opción?
Mª José Roldán Prieto
Última actualización: 19 Julio 2019
¡Comenta!
La dieta cetogénica la hacen muchas personas para perder peso, pero, ¿la puedes hacer si tienes diabetes?

No hay dos personas con diabetes que sean iguales y el enfoque dietético no puede ser igual para todos por esta misma razón. Las dietas cetogénicas pueden cumplir su propósito, pero su rigidez y restricción pueden hacer que sean difíciles de seguir y pueden provocar otros problemas de salud (como colesterol elevado) si no se siguen adecuadamente. 

La dieta cetogénica

La dieta cetogénica es una dieta estricta que restringe los carbohidratos a cantidades muy bajas (típicamente por debajo de 50 gramos) y aumenta la grasa. La idea es crear un estado metabólico de la cetosis para que la grasa pueda usarse como energía en lugar de carbohidratos.

Este tipo de plan de alimentación puede ser difícil de entender sin la orientación de un profesional capacitadoEste tipo de plan de alimentación puede ser difícil de entender sin la orientación de un profesional capacitado

Este tipo de plan de dieta se ha usado desde la década de los años 20 en el tratamiento de afecciones médicas como la epilepsia.  Hoy en día, la dieta cetogénica se utiliza para una variedad de condiciones de salud, que incluyen glioblastoma, demencia, control de peso, diabetes, cáncer e incluso acné. La dieta cetogénica funciona para la pérdida de grasa. Y es médicamente segura siempre y cuando se haga bien.

Hay varias variaciones de la dieta cetogénica. Algunas variaciones recomiendan consumir menos de o igual a 30 gramos de carbohidratos por día y no cuantificar otros macronutrientes, como proteínas y grasas. Mientras que la dieta cetogénica estándar es más específica. Típicamente, la dieta cetogénica estándar recomienda consumir de 25 a 50 gramos de carbohidratos netos por día.  Las personas que siguen la dieta cetogénica estándar pretenden consumir del 60 al 70% de sus calorías de grasa, del 20 al 30% de las proteínas y no más del 5 al 10 % de los carbohidratos. Para alguien siguiendo una dieta de 1800 calorías, su objetivo sería consumir 140 gramos de grasa, 90 gramos de proteína y 45 gramos de carbohidratos al día.

Este tipo de plan de alimentación puede ser difícil de entender sin la orientación de un profesional capacitado.  Por lo tanto, es importante tener una muy buena comprensión de cómo comenzar la dieta y cómo continuar para que puedas hacerlo de manera efectiva y segura. 

Cetosis vs. cetoacidosis

Antes de considerar este tipo de plan de alimentación, las personas con diabetes deben entender la diferencia entre la cetoacidosis y la cetosis.

La cetoacidosis es una emergencia potencialmente mortal que ocurre cuando los niveles de azúcar en la sangre alcanzan niveles peligrosos, lo que obliga al cuerpo a descomponer la grasa como energía y produce una acumulación de cetonas. Cuando se acumulan demasiadas cetonas en el cuerpo, la sangre puede volverse ácida. Esta condición es más común en las personas que tienen diabetes tipo 1 porque no producen insulina. Durante la cetoacidosis, el pH de la sangre disminuye y las cetonas en la sangre pueden exceder los 20 mmol/l.

En la cetosis el cuerpo usa la grasa como energía y puede producir cetonas que alcanzan niveles máximos de aproximadamente 7/8 mmol/l sin cambios en el pH. Durante la cetosis, se sugiere que las cetonas no excedan estos niveles porque el cerebro puede usar las cetonas como energía en lugar de glucosa. 

En la cetosis el cuerpo usa la grasa como energía En la cetosis el cuerpo usa la grasa como energía

Si se hace correctamente y bajo supervisión, la mayoría de las personas con diabetes (a menos que tengan problemas renales o enfermedades cardíacas establecidas) probablemente puedan seguir esta dieta cetogénica de manera segura. Sin embargo, siempre es importante hablar primero con el profesional de la salud. 

Existen algunos riesgos

Pero existen algunos riesgos que es necesario tener en cuenta ya que puede causar hipoglucemia (bajo nivel de azúcar en la sangre), sobre todo si los medicamentos no se controlan adecuadamente. Además, como la dieta es bastante estricta las personas pueden sentirse socialmente aisladas o establecer una relación poco saludable con los alimentos. Por lo tanto, es importante comprender las limitaciones de las dietas y estar dispuesto y listo para asumir este tipo de plan de alimentación.  Si la variación de la dieta cetogénica incorpora grandes cantidades de proteína, puede provocar problemas en el riñón y puede no ser apropiada para pacientes con diabetes que tienen enfermedad renal. 

Es necesario hablar con un profesional de la nutrición para evitar otros problemas añadidos como el colesterol o el estreñimiento.

Artículos recomendados