Menú
Dieta y nutrición en personas de más de 60 años, ¿qué debes saber?

DIETA Y NUTRICIÓN

Dieta y nutrición en personas de más de 60 años, ¿qué debes saber?

Una persona de 60 años necesitará una dieta y una nutrición diferente a épocas anteriores en su vida, ¿qué se debe saber?

Mª José Roldán Prieto Mª José Roldán Prieto Psicopedadoga experta en aprendizaje y salud

Llegar a los 60 años es entrar en una nueva etapa de vida, donde la experiencia hace que todo parezca más fácil. Pero las personas necesitan diferentes tipos de nutrientes para garantizar una salud óptima todo el tiempo. El cuerpo de una persona de 60 años requiere diferentes nutrientes, en diferentes cantidades de lo que se necesitaba en etapas anteriores de la vida.

Son muchos los factores que influyen en los tipos de nutrientes que se requieren o en los que faltan en las dietas de los adultos mayores, incluidas las condiciones físicas y los problemas sociales. Cada persona es diferente en sí misma, por lo que las necesidades de cada persona son diferentes, sin embargo, hay algunos cambios universales que tienen lugar en el envejecimiento del cuerpo y conducen a una mayor demanda de ciertos nutrientes. De esto es lo que vamos a hablar ahora, para que puedas tener cierta guía sobre los nutrientes que necesitas incorporar en tu dieta a partir de ya para mejorar tu salud física y mental.

Son muchos los factores que influyen en los tipos de nutrientes Son muchos los factores que influyen en los tipos de nutrientes

Macronutrientes y calorías

Los adultos mayores necesitan menos calorías a medida que envejecen porque gastan menos energía a medida que disminuye el metabolismo. Se debe hacer hincapié en los alimentos ricos en nutrientes, incluidos los cereales integrales, las carnes magras ricas en proteínas, las verduras de colores, las grasas no saturadas y muchos líquidos. Las necesidades específicas de calorías varían según la altura, el peso y la edad, pero los adultos mayores deben aspirar a consumir alrededor de 0'8 a 1 gramo de proteína por cada kilo de peso corporal.

Micronutrientes

Los micronutrientes que son de mayor importancia para los adultos mayores incluyen calcio y vitamina D, que son importantes para la salud ósea; fibra para la salud gastrointestinal; y potasio para el mantenimiento de la presión arterial. Otros micronutrientes pueden ser importantes si se tiene un problema de salud específico, en cuyo caso se debe consultar al médico o consultar a un dietista.

Afecciones médicas que afectan la nutrición

Muchas condiciones médicas influyen en las necesidades de nutrientes y la ingesta de los mismos. Por ejemplo, si tienes una dentadura postiza mal ajustada o te faltan dientes, es posible que no puedas comer ciertos alimentos. El cáncer, la diabetes, las enfermedades del corazón y otras enfermedades también tendrán un gran impacto en los tipos de alimentos requeridos y consumidos. 

Muchos medicamentos también interfieren con el apetito o el sabor de la boca, lo que dificulta el consumo adecuado de alimentos nutritivos. Es necesario que preguntes a tu médico si existen alternativas a los medicamentos que crees que te están causando un problema o pregúntale sobre cómo complementar con un batido nutricional enriquecido con vitaminas. A menudo, puedes satisfacer las necesidades nutricionales a través de una combinación de dieta y suplementos, pero asegúrate de consultar a tu médico o dietista para obtener orientación si es que la necesitas.

Muchos medicamentos también interfieren con el apetitoMuchos medicamentos también interfieren con el apetito

Problemas sociales que afectan la nutrición

Los problemas sociales como la depresión, comer solo, el acceso a las comidas y la capacidad de comprar alimentos saludables son problemas que a menudo prevalecen en esta población. Los adultos mayores pueden haber perdido la capacidad de conducir al supermercado o haber perdido la motivación para cocinar solo para una persona.

En estos casos es necesario buscar la solución personalizada más adecuada en cada caso para poder proporcionar a las personas mayores una buena nutrición. Los familiares pueden encargarse de llenarles la nevera con alimentos adecuados a sus necesidades y dieta o incluso, pueden cocinarles o comer con ellos para que no estén solos.

Si por cualquier motivo sientes que tu nutrición no está siendo la correcta o notas que tu salud comienza a estar resentida porque no te alimentas bien, acude a tu nutricionista o médico para que te haga un plan de comidas teniendo en cuenta tu salud particular.

Artículos recomendados