Menú
Enfermedades que causan ampollas en niños

AMPOLLAS

Enfermedades que causan ampollas en niños

Existen algunas enfermedades que causan ampollas en los niños, descubre las más comunes.

Mª José Roldán Prieto Mª José Roldán Prieto Psicopedadoga experta en aprendizaje y salud

Las ampollas son pequeñas protuberancias circulares llenas de líquido, ocurren como parte de muchas enfermedades infantiles. La mayoría son autolimitados y no tienen efectos a largo plazo, pero pueden incomodar a los niños. Muchos ocurren como parte de enfermedades sistémicas que también causan fiebre y malestar general. La prevención de una infección secundaria es importante en las ampollas, especialmente si las ampollas pican y los niño tienden a rascarse para aliviar el malestar que les causa.

A continuación vamos a hablarte sobre algunas enfermedades que son comunes en los niños y que causan ampollas. Es importante que si tus hijos tienen cualquiera de estas enfermedades, acudas al pediatra para que pueda diagnosticar que efectivamente tiene alguna de estas enfermedades, pero sobre todo, para encontrar el tratamiento lo antes posible.

 La varicela normalmente comienza con fiebre, cansancio y la aparición de pequeñas ampollas  La varicela normalmente comienza con fiebre, cansancio y la aparición de pequeñas ampollas

Varicela

La varicela, causada por el virus varicela zoster, ahora se puede prevenir mediante la vacunación. La varicela normalmente comienza con fiebre, cansancio y la aparición de pequeñas ampollas que se producen en los cultivos. La varicela, un virus en el aire, ocurre entre 14 y 21 días después del contacto con una persona infectada, y es contagiosa desde dos días antes de la aparición de las ampollas hasta cinco días después de que aparezca la primera ampolla.

Las ampollas se rompen y se forman costras. La erupción pica; la loción de calamina, los baños de bicarbonato de sodio y los antihistamínicos ayudan a reducir la picazón. El acetaminofeno o el ibuprofeno para niños pueden controlar la fiebre. No se debe administrar aspirina debido al riesgo de desarrollar el síndrome de Reye.

Enfermedad de boca, manos, pie

La enfermedad de boca, manos, pie, es una enfermedad infantil común, causa ampollas en la boca y, a veces, en otras partes del cuerpo, particularmente en las palmas de las manos y las plantas de los pies. 

Las lesiones también pueden aparecer en las nalgas y los genitales. La erupción no produce picazón y puede causar dolor en la boca. Varios enterovirus diferentes pueden causar enfermedad de boca, manos, pie. La enfermedad se transmite por contacto directo y tiene un período de incubación de alrededor de una semana. El tratamiento consiste en analgésicos para reducir el malestar bucal y los líquidos para mantener una hidratación adecuada.

La herpangina, que generalmente afecta a niños pequeños, causa ampollas en la bocaLa herpangina, que generalmente afecta a niños pequeños, causa ampollas en la boca

Herpangina

La herpangina, que generalmente afecta a niños pequeños, causa ampollas en la boca rodeadas de círculos rojos en la lengua, garganta, labios, amígdalas u otras partes de la boca. Fiebre alta, pérdida de apetito y fatiga acompañan la formación de ampollas. Dolores de cabeza, secreción nasal y babeo también pueden ocurrir. 

Los síntomas duran de tres a seis días y comienzan de cuatro a seis días después de la exposición. Reducir el dolor y mantener la hidratación son los tratamientos más importantes para la herpangina. Varios enterovirus causan herpangina.

Impétigo

El impétigo, una infección de la piel, a menudo ocurre en la cara. Las ampollas que se rompen y se convierten en llagas con costras amarillas rodeadas de una base roja caracterizan el impétigo, que es causado por bacterias estreptocócicas o estafilocócicas y se propaga por contacto directo o por contacto manual. El impétigo requiere tratamiento con antibióticos y permanece contagioso durante aproximadamente 24 horas después del inicio del tratamiento.

Estas son las enfermedades más comunes que ocurren en los niños y que puede provocar ampollas. Si tu hijo comienza a tener ampollas y no sabes cuál puede ser la causa, no esperes a que se le pase solo, acude a tu pediatra para que pueda valorar qué es lo que le pasa realmente y cuál es el diagnóstico. Una vez sabido esto, podrá valorar el tipo de tratamiento que requerirá en cada caso concreto.

Artículos recomendados