Menú
¿Con qué nos medicamos? Los 8 fármacos más consumidos en España

MEDICAMENTOS

¿Con qué nos medicamos? Los 8 fármacos más consumidos en España

Ya sea por consumo propio o por receta médica, estos son los medicamentos que más consumen los españoles.

Xose Llosa

El Ministerio de Sanidad Español recoge en su Informe anual del Sistema Nacional de Salud los medicamentos más consumidos en nuestro país. A fecha actual, la última edición publicada es del 2013, por lo tanto los datos recogidos pertenecen al balance de hace aproximadamente un año y medio, aunque cabe esperar que no haya habido grandes variaciones en esta lista.

1. Omeprazol

A pesar de la polémica causada por este medicamento hace unos meses, en el pasado ya hablamos de sus riesgos en Bekia, el omeprazol se presenta como el fármaco más consumido por la población española.

Fundamentalmente el omeprazol se utiliza fundamentalmente para afecciones que producen acidez estomacal, tratando de crear una capa protectora en el interior de nuestro estómago que evite que se produzcan lesiones en el tejido. No sólo es habitual para tratar irritaciones causadas por el flujo gástrico, úlceras y afecciones relacionadas, sino que también se utiliza en combinación con otros medicamentos para proteger el estómago de los mismos.

Dos medicamentos contra el colesterol son de los más recetados, indicando los hábitos de vida frecuentesDos medicamentos contra el colesterol son de los más recetados, indicando los hábitos de vida frecuentes

2. Paracetamol

El principal analgésico. También hablamos de su funcionamiento en Bekia en el pasado, y no debemos confundir los analgésicos con los antiinflamatorios. En algunos casos se hace uso indistinto de paracetamol e ibuprofeno, pero el paracetamol no tiene una función antiinflamatoria. El Paracetamol actúa directamente sobre el cerebro inhibiendo la recepción de señal de dolor.

3. Simvastatina

Uno de los principales riesgos de salud en la vida urbanita actual, fundamentalmente en hombre a partir de la mediana edad, es el riesgo de enfermedad cardiovascular causada por el colesterol. La simvastatina es uno de los principales fármacos de administración oral para combatir los altos niveles de colesterol.

4. Ácido acetilsalicílico

El ácido acetilsalicílico, la clásica Aspirina, es uno de los fármacos básicos de cualquier botiquín. Su uso está culturalmente arraigado en la cultura occidental, y su efecto es cuádruple. Tiene una función analgésica para combatir el dolor, antiinflamatoria -algo que, recordemos, no produce el paracetamol-, antipirética para reducir la fiebre y antiagregante plaquetario para inhibir la acumulación de plaquetas en los vasos sanguíneos. Esta última función anticoagulante quizá sea la más desconocida de manera general, pero en los casos de ictus este compuesto es uno de los tratamientos básicos que, probablemente en combinación con otros, tendrán el 100% de los pacientes.

5. Atorvastatina

De la familia de las estatinas, la misma que Simvastatina, la Atorvastatina es otro compuesto muy común para reducir el nivel de colesterol ante el riesgo de enfermedad cardiovascular. También se administra por vía oral.

Los ansiolíticos son de los medicamentos más consumidos en EspañaLos ansiolíticos son de los medicamentos más consumidos en España

6. Ibuprofeno

El tercero de los fármacos de uso común relacionados con el dolor. Hablamos de paracetamol, luego de ácido acetilsalicílico, no era de extrañar que apareciese entre los fármacos más comúnmente consumidos: el ibuprofeno, el antiinflamatorio de uso más común.

Por su efecto, un correcto uso del ibuprofeno es en dolores relacionados con el periodo menstrual, cefalea común y dolores musculares. Si estudiamos la triada ibuprofeno - Aspirina - paracetamol, el ibuprofeno y la Aspirina guardan en común su capacidad para bajar la fiebre.

7. Metformina

La metformina pertenece al grupo de los biguanidas y se prescribe para el tratamiento de diabetes tipo 2. Esta sustancia ayuda a regular los niveles de glucosa en sangre. Existen tres comercializaciones de la metformina: líquido, tableta y tableta de liberación prolongada.

En los tres casos la administración es oral. El líquido y tableta se debe consumir varias veces al día coincidiendo con las principales comidas, mientras que la tableta de liberación prolongada se toma una vez al día. Este fármaco es común que sea prescriba en combinación con la insulina.

8. Lorazepam

Los psicofármacos están entre los fármacos más consumidos por la población. El primero que aparece en la lista del Ministerio de Salud es el lorazepam, perteneciente al grupo de las benzodiacepinas. En este caso se trata de un tranquilizante que se utiliza sobre pacientes que presentan cuadros recurrentes de ansiedad. Siempre que se habla de psicofármacos se ha de ser muy cauteloso ya que éste, como todas las benzodiacepinas, puede causar dependencia física y psicológica. El médico que lo recete debería estudiar detenidamente el caso para saber si es realmente necesario y se ajusta a las necesidades del paciente.

Artículos recomendados