Menú
Remedios para aliviar el dolor de regla
MENTRUACIÓN DOLOROSA

Remedios para aliviar el dolor de regla

Si tus menstruaciones vienen acompañadas de dolor, averigua cómo prevenirlo y aliviarlo con estos remedios.

Esther Pilar Álvarez García

El dolor durante la regla o dismenorrea es una afección que conocemos muchas mujeres, de manera más concreta, se estima que una de cada tres siente estas molestias. El dolor suele localizarse en la parte baja del abdomen y ovarios, semejante a un cólico, es un dolor agudo e intermitente y en ocasiones se vuelve intenso; generalmente se extiende hacia la espalda e incluso puede acompañarlo dolor de cabeza, mareos, retención de líquidos e incluso vómitos, y puede llegar a acompañarnos hasta 3 días.

En algunos casos los dolores son tan severos, que pueden impedirnos llevar el día a día con normalidad. Aunque en la mayoría de casos, no debemos preocuparnos por este tipo de dolores, si el malestar lleva a dificultarnos realizar nuestra rutina diaria, debemos acudir a nuestro ginecólogo para descartar otras patologías.

¿Cómo puedo prevenir los dolores durante la regla?

A pesar de que cuando aparecen estos dolores, lo único que nos apetece sea tumbarnos, hacernos un ovillo tapadas con una manta, y esperar a que pase la tormenta, podemos conseguir reducir esas molestias si cambiamos nuestros hábitos de vida. La mejor motivación para salir de debajo de la manta, es que nos ayudarán a que esas molestias se reduzcan y nuestro dolor de regla se alivie permanentemente.

1. Dormir

Debemos tratar de dormir y tener un descanso adecuado, e incluso, durante la menstruación tratar de recuperar las horas de sueño atrasadas. Dormir poco puede aumentar nuestras molestias, además nos sentiremos agotadas, otra incomodidad que tendremos que sumar a nuestros síntomas.

Los dolores menstruales se pueden aliviar aplicando calor en la zona del abdomenLos dolores menstruales se pueden aliviar aplicando calor en la zona del abdomen

2. Vigilar qué comemos y cuándo

Debemos huir de los alimentos que contengan mucha azúcar al menos los días previos, ya que pueden aumentar nuestro dolor de regla. También es fundamental mantenernos hidratadas, aumentando el consumo de agua, y evitar el consumo de sal antes y durante la menstruación. Siguiendo estas dos sencillas pautas, podemos evitar la molesta retención de líquidos y los calambres asociados a ellos.

Es importante también aumentar nuestro consumo de calcio, una buena opción es consumir yogur, ya que además de favorecer nuestra digestión, nos ayuda a aliviar el dolor y las molestias durante la menstruación. Durante la regla, tenemos un mayor desgaste de hierro, calcio y magnesio, para compensarlo es importante consumir cereales, frutos secos, legumbres, verduras y frutas, que son productos ricos en minerales. De esta manera evitar la "comida basura" y comer en pocas cantidades y con mayor frecuencia, también puede sernos de ayuda.

Aunque debemos prestar más atención los días previos y durante la regla, es importante mantener siempre una alimentación adecuada y equilibrada.

3. Dejar atrás los malos hábitos

Para notar un alivio del dolor de regla, es fundamental dejar de intoxicar nuestro cuerpo. De esta manera, es fundamental reducir el consumo de alcohol y dejar de fumar, ya que ambos contribuyen a empeorar los síntomas de la dismenorrea. El alcohol, solo contribuirá a disminuir nuestras reservas de vitamina B y minerales, y además, nos hará más complicado metabolizar los carbohidratos.

4. Evitar los estimulantes

Lo que supone procurar no consumir café, teína o refrescos de cola, ya que son excitantes, y además de volvernos más irritables, porque aumentan los niveles de catecolaminas, más conocidas como las hormonas del estrés. Estas también producen rigidez muscular, lo que supondrá que puede incrementar nuestros cólicos uterinos, empeorando el dolor de regla.

5. Mantenernos activas

Cuando hacemos ejercicio, estamos ayudando a nuestro cuerpo a liberar betaendorfinas, encargadas de aliviar el dolor, la relajación muscular y mejorar nuestro estado de ánimo. Realizar ejercicio de manera moderada y regular, también mejora la circulación sanguínea de nuestro cuerpo, lo que también incluye la región pélvica, con lo que colaborará a aliviar nuestros dolores durante la menstruación y nos ayudará a sentirnos menos hinchadas.

Solo con caminar a un ritmo moderado de 30 a 60 minutos al día, es suficiente para notar un alivio en nuestras molestias.

¿Qué remedios naturales pueden aliviar los dolores menstruales?

Ahora que ya sabemos que mejorar nuestros hábitos, mantenernos activos y evitar ciertos alimentos y bebidas, supondrán un alivio a nuestras molestias de la menstruación, podemos encontrar una ayuda extra para esos momentos incómodos, con fáciles remedios naturales que nos ayudarán a sentirnos mejor.

- Infusiones: la manzanilla es un remedio natural contra el malestar estomacal y contra los dolores, de esta manera, nos ayudará a aliviar las molestias en los ovarios. También podemos tomar infusión de canela, que tiene propiedades relajantes. En el caso de la infusión de onagra, nos ayudará a regular nuestro ciclo menstrual y también la relajación del útero, que contribuirá a mantener a raya los calambres. Lo mejor es que podemos tomar infusiones de uno de ellos o combinarlos a nuestro gusto y son muy económicos.

- Aromaterapia: la lavanda con su efecto relajante o la soja por su acción antiinflamatorio y analgésico, pueden sernos útiles para tratar los dolores de regla. Los podremos aplicar sobre el vientre y en la zona de los ovarios con un suave masaje para aliviar nuestras molestias.

El paracetamol o el ibuprofeno nos ayudan con el dolor de reglaEl paracetamol o el ibuprofeno nos ayudan con el dolor de regla

- Aplicar calor: si bien es cierto que el calor puede aumentar la cantidad de sangrado, nos aliviará casi de manera inmediata el dolor. Es muy importante no pasarnos con la temperatura. Podemos optar por una manta eléctrica o por las tradicionales bolsas de agua caliente, y colocarlas en el vientre próxima a nuestros ovarios. Si optamos por una almohadilla o manta eléctrica debemos tener cuidado de no dormirnos con ella encendida.

- Masajes: al principio puede resultarnos poco efectivo, porque el alivio no será inmediato, debemos tener paciencia. Podemos utilizar alcohol de romero, que se emplea para tratar tanto dolencias físicas como desequilibrios emocionales, y favorece la circulación sanguínea. También podemos optar por el aceite de salvia que tiene propiedades antiinflamatorias y relajantes. Con aplicar unas gotas en nuestros dedos y darnos masajes circulares suavemente en la zona de los ovarios, durante unos minutos, notaremos un alivio de nuestras molestias.

¿Qué fármacos son más efectivos para el dolor de regla o menstrual?

Existen fármacos de venta libre en farmacia que puede ayudar a aliviar nuestro dolor de regla, e incluso, hacer que desaparezcan completamente como son la aspirina, el paracetamol o el ibuprofeno.

El paracetamol es un analgésico que alivia el dolor actuando a nivel cerebral, mientras que los antiinflamatorios no esteroideos como son el ibuprofeno o la aspirina, resultan más eficaces con las molestias que acarrea la menstruación, ya que actúan directamente sobre la causa de la dismenorrea. Bajo la creencia popular de que aumentan la cantidad de flujo durante la regla, la gente suele evitar, por ejemplo, la ingesta de aspirina. Pero éste es un falso mito, no aumenta la cantidad de sangrado menstrual, simplemente facilitan la salida del flujo.

En última instancia, si no conseguimos alivio con los calmantes, debemos acudir al especialista que puede optar por prescribirnos anticonceptivos orales. Al no haber ovulación, no generamos prostaglandinas, cuya excesiva producción es la causante de la mayoría de dismenorreas.

Como siempre desde Bekia Salud, os recomendamos acudir a vuestro médico para consultar cualquier duda que tengáis o si tras tres meses y a pesar de la medicación, seguís notando las molestias asociadas a las dismenorreas, aumenta vuestro flujo vaginal, sentís fuerte dolor pélvico, o vuestras molestias se adelantan casi una semana a la llegada de regla para que evalúe nuestro caso o busque causas subyacentes asociadas a nuestro malestar.

Artículos recomendados