Menú
Cuál es la función del recto

RECTO

Cuál es la función del recto

Todos tenemos un recto, pero,¿sabes qué es, dónde está y para qué sirve? ¡Conoce mejor tu organismo!

Mª José Roldán Prieto Mª José Roldán Prieto Psicopedadoga experta en aprendizaje y salud

El recto es el final del tracto digestivo, que comienza en la boca e incluye el esófago, el estómago y el intestino delgado y grueso. El recto mide aproximadamente 15 a 20 cm de largo, y es la porción final del intestino grueso que conduce al canal anal. A continuación vamos a explicarte cuál es la función del recto para que puedas entender mejor cómo funciona tu organismo.

Además, esta información es importante porque al saber exactamente cuáles son las funciones del recto, podrás saber si en algún momento algo va mal o si tu salud está pasando un momento delicado a causa del recto. Ante cualquier anomalía que sientas en el recto, no esperes que el malestar se te pase solo... Lo importante es que si sientes malestar o dolor de algún tipo, acudas a tu médico para que evalúe exactamente qué te pasa y si necesitas o no algún tipo de tratamiento.

El recto es el final del tracto digestivoEl recto es el final del tracto digestivo

Función

La función principal del recto es actuar como un sitio de almacenamiento temporal para la materia fecal antes de que se elimine del cuerpo a través del canal anal. A medida que los alimentos que consumes pasan a través del sistema digestivo, se descomponen y los nutrientes se absorben en el estómago, los intestinos delgado y grueso. La materia fecal, que incluye jugos digestivos, bacterias y fibra, continúa moviéndose hacia la porción inferior del intestino grueso: el recto. El recto retiene las heces hasta que lo empuja fuera del cuerpo, a través del canal anal, al defecar.

El recto

El recto está formado por paredes musculares que pueden expandirse para contener la materia fecal. Con esta expansión del recto, los nervios en el área envían señales al cerebro de que necesita evacuar y los músculos dentro y alrededor del canal anal controlan la acción. Los adultos y los niños mayores pueden controlar estos músculos, relajándolos para liberar las heces del recto o contrayéndolos para evitar defecar.

Qué debes tener en cuenta

El recto y el canal anal contienen una gran cantidad de venas que, cuando están inflamadas e inflamadas, se llaman hemorroides. Más del 50% de la población sufrirá hemorroides a la edad de 50 años. Pueden ser dolorosas, picar y sangrar. Esforzarse para defecar, la diarrea y el estreñimiento pueden causar hemorroides. El sangrado rectal repentino nunca debe ignorarse, ya que puede ser una indicación de una afección más grave, incluido el cáncer rectal.

El cáncer rectal afecta a más de 40,.000 personas, y el cáncer de colon afecta a más de 100.000 solo en los Estados Unidos, principalmente a los mayores de 50 años. Los síntomas a menudo pasan desapercibidos, lo que hace que los cánceres colorrectales sean la segunda causa de muerte por cáncer. Los síntomas incluyen sangre en las heces (rojo brillante o rojo oscuro), heces pequeñas y estrechas, dolor abdominal, estreñimiento o diarrea. Habla con tu médico si tienes alguno de estos síntomas, y si tiene más de 50 años, tienes que asegurarte de hacerte pruebas de detección de cáncer colorrectal con regularidad.

El cáncer rectal afecta a más de 40,.000 personasEl cáncer rectal afecta a más de 40,.000 personas

Prevención / Solución

Puede ayudar a prevenir las hemorroides y el cáncer colorrectal comiendo una dieta saludable. Bebe mucha agua, 8 vasos al día, para ayudar a mover los alimentos y los desechos a través de tu cuerpo y ayudar a la absorción de nutrientes. Come frutas y verduras frescas y granos integrales, que proporcionan nutrientes esenciales para apoyar la salud de los tejidos de tu cuerpo y también proporcionan buenas fuentes de fibra. La fibra atrapa las toxinas y ayuda a mover los productos de desecho a través de los intestinos, evitando el estreñimiento y la diarrea. Si tienes más de 50 años o tienes antecedentes familiares de cáncer, hazte un examen de detección de cáncer de colon y recto.

Artículos recomendados