Menú
¿Tienes que ir al gimnasio si estás cansado?

CANSANCIO

¿Tienes que ir al gimnasio si estás cansado?

Si te sientes cansado y tienes pensado ir al gimnasio, ¿qué es lo mejor que puedes hacer?

Mª José Roldán Prieto Mª José Roldán Prieto Psicopedadoga experta en aprendizaje y salud

Las responsabilidades diarias, el dormir menos horas de lo que realmente se necesita... todo esto puede hacer que te sientas demasiado cansado. Pero, si te has apuntado al gimnasio y has pagado tu cuota es posible que te preguntas si a pesar de estar cansado merece la pena que vayas a ejercitarte o si es mejor descansar aunque hayas pagado tu cuota mensual.

Casi todas las personas que hacen ejercicio al final del día han tenido esta experiencia: has programado un horario en el gimnasio, pero cuando terminas con tu trabajo te sientes tan cansado que casi no puedes ni levantarte. Sorprendentemente, es posible que un viaje al gimnasio, lejos de ser una mala idea, sea lo que tu cuerpo necesita antes que tumbarte en el sofá a descansar... ¿cómo puede ser?

A largo plazo, el ejercicio regular puede ayudarte a dormir mejorA largo plazo, el ejercicio regular puede ayudarte a dormir mejor

El ejercicio aumenta tu energía

Si haces ejercicio moderado o vigoroso incluso cuando estás cansado esto puede hacer que tus niveles de energía aumenten. El aumento de la frecuencia cardíaca aumentará tu conciencia y reducirá tus sentimientos de fatiga. Simultáneamente, tu cuerpo libera la hormona de serotonina que te ayudará a "sentirte bien" en respuesta al aumento de la actividad. 

A largo plazo, el ejercicio regular puede ayudarte a dormir mejor, lo que significa que es menos probable que te sientas fatigado al día siguiente. Por eso, si tienes pagada tu cuota, aunque hayas tenido un largo día, es necesario que tengas en cuenta que si haces ejercicio no solo estarás mejorando tu estado físico y mental, si no que podrás tener menos cansancio en general. Aunque es aconsejable que el ejercicio lo hagas mejor durante la mañana o la primera parte de la tarde. Si haces el ejercicio justo antes de dormir es posible que te actives demasiado y que esa energía "extra" te impida dormir todo lo bien que necesitas.

Reduce el estrés

El estrés también hará que te sientas más cansado y más fatigado de la cuenta, por lo que si estás estresado lo último que quieras es ejercitarte. El estrés, la fatiga y el ejercicio interactúan de forma compleja. Si estás cansado del estrés, un entrenamiento puede ayudar a aliviar los síntomas del estrés y sentirte más relajado y lleno de energía, pero si tu estrés se debe principalmente a que tienes demasiado que hacer y no puedes acabar con todo, lo último que necesitas es tener otro compromiso más como sería una hora de gimnasio.

Por otro lado, dormir mejor ejercitando puede combatir los problemas de sueño que a menudo acompañan al estrés. Si te sientes estresado por muchos motivos en tu vida, antes de comprometerte en el gimnasio lo mejor que puedes hacer es priorizar las actividades que tienes que realizar y hacer primero las más importantes que sean para ti. Ordena tu vida, ordena tu agenda y una vez que tengas eso, mira a ver cuándo es el mejor momento para ir al gimnasio.

Sentirse cansado no es una razón para omitir un viaje al gimnasioSentirse cansado no es una razón para omitir un viaje al gimnasio

Problemas médicos

A veces, la fatiga es el resultado de un problema médico, como la gripe, el síndrome de fatiga crónica o un trastorno de la tiroides. El tiempo en el gimnasio rara vez ayuda si te sientes cansado por estas razones, y en realidad esto puede exacerbar tu cansancio. Si te sientes cansado solo vas una vez a la semana y una hora al gimnasio, probablemente este no sea el problema, pero si siempre te sientes inusualmente cansado, es posible que la mejor opción es que acudas a tu médico para ver qué te ocurre exactamente.

En la mayoría de los casos, sentirse cansado no es una razón para omitir un viaje al gimnasio. De hecho, es una razón para ir al gimnasio. Sin embargo, si tu estado de cansancio provienen de un programa demasiado completo o de un problema médico, es posible que lo mejor sea omitir esa sesión. Esto no significa que debas dejar de hacer ejercicio. En lugar de esto, piensa en tu calendario y agenda o consulta con tu médico para idear un programa de ejercicios que funcione para tus necesidades inmediatas.

Artículos recomendados