Menú
¿Es buena idea que tus hijos coman yogur?

ALIMENTACIÓN

¿Es buena idea que tus hijos coman yogur?

Si estás pensando en darle a tus hijos pequeños yogur habitualmente, ¡debes saber esto! La alimentación saludable, ¡es fundamental!

Mª José Roldán Prieto Mª José Roldán Prieto Psicopedadoga experta en aprendizaje y salud

El yogur es un alimento bastante deseado por los más pequeños. Hay de muchas clases y muchos sabores, por lo que los padres también los compran tranquilamente para poder introducirlos en la dieta de sus hijos pequeños. Si estás pensando en darle yogur a tu hijo pequeño, la buena noticia es que los niños de 6 a 12 meses que comienzan a comer sólidos, también pueden comenzar a tomar yogur. Esto difiere de la recomendación de evitar dar leche de vaca hasta los 12 meses... Pero es necesario que entiendas qué es lo que hace diferente al yogur de un vaso de leche de vaca.

El yogur es diferente a la leche de vaca

El yogur no es solo leche espesada, endulzada, sino que es un producto de leche fermentada. Incluso aquellos que son intolerantes a la lactosa pueden comer yogur porque la lactosa se convierte en ácido láctico a medida que se hace yogur. Además, las proteínas de la leche se descomponen y se hacen más fáciles de digerir. 

La mayoría de las veces, el yogur se puede introducir entre los 9 y los 10 meses, pero debe tener cuidado con el tipo de yogur que compras.

No todos los yogures son iguales

El yogur puede ser una adición muy saludable a la dieta de tu niño pequeño, pero puede ser una comida basura y poco saludable si no tienes cuidado. Algunas marcas contienen edulcorantes artificiales, colorantes artificiales, azúcar, jarabe de maíz con alto contenido de fructosa y espesantes. El yogur bajo en grasa y sin grasa puede tener especialmente estos aditivos para hacerlos más gruesos y sabrosos cuando tienen menos grasa.

Además, tu hijo necesita todo lo que los productos lácteos grasos pueden ofrecer en este momento y, a veces, es difícil encontrar yogur con toda la grasa, especialmente sin muchos ingredientes añadidos. Cuantos menos ingredientes contenga el yogur mejor, solo leche y cultivos vivos y activos es lo ideal, pero hay una pequeña cantidad de azúcar o pectina además de la fruta, esto es mejor que muchos ingredientes artificiales.

El yogur puede ser una adición muy saludable a la dieta de tu niño pequeñoEl yogur puede ser una adición muy saludable a la dieta de tu niño pequeño

Puedes comprar yogur natural con toda la grasa y añadirle la fruta favorita de tu hijo. Si usas un molino de alimentos o tienes una licuadora, puedes coger un poco de fruta (como mango o arándanos) y añadir el yogur natural para hacer un batido. Si eres hábil en la cocina, trata de hacerte tu propio yogurt. Es económico, bastante fácil, y sabrás con seguridad que lo que estás haciendo es aceptable y saludable para tu hijo pequeño.

El tamaño de la porción para un niño de 8 a 12 meses es de 1/4 a 1/2 taza de yogurEl tamaño de la porción para un niño de 8 a 12 meses es de 1/4 a 1/2 taza de yogur

El tamaño de la porción para un niño de 8 a 12 meses es de 1/4 a 1/2 taza de yogur. A medida que tu hijo comienza a tomar leche en lugar de leche de fórmula o leche materna entre los 12 y los 24 meses, 1/2 taza de yogur puede incluir una o más de las seis porciones de leche que necesitará por día.

Reacciones alérgicas

Si tu hijo puede tomar leche de vaca y ya te has asegurado de que no tiene alergia, entonces sabrás que puede tomarla sin peligro. Sin embargo, la leche no es el único ingrediente en el yogur al que tu hijo podría reaccionar. Además, los niños que han sido amamantados exclusivamente o que han estado usando una fórmula hecha con algo distinto a la leche de vaca deben estar atentos a los síntomas de una reacción alérgica

Estas señales pueden incluir: urticaria, dificultad para respirar o síntomas de asma, hinchazón de la boca o garganta, vómitos o diarrea y pérdida del conocimiento. Para saber si tiene alergia es mejor que le des a probar un día solo una cucharada de yogur y si ves que lo tolera bien, aumentar gradualmente la cantidad. Si tu hijo tiene cualquiera de estos síntomas tendrás que acudir rápidamente a las urgencias de un hospital.

Artículos recomendados