Menú
¿Es buena idea lidiar con tus fobias por tu cuenta?

FOBIAS

¿Es buena idea lidiar con tus fobias por tu cuenta?

Si tienes una fobia o varias de ellas y quieres superarla... ¿merece la pena que lo intentes por tu cuenta sin ayuda de un profesional?

Mª José Roldán Prieto Mª José Roldán Prieto Psicopedadoga experta en aprendizaje y salud

Si sufres una fobia es posible que estés acostumbrado/a a que tus amigos y familiares te intenten ayudar o te digan que no es para tanto o que si pones de tu parte, podrías superarlo fácilmente. Claro, cuando otros no tienen las fobias que tú sientes, es fácil pensar que superarlo es sencillo. Pero una fobia necesita un tratamiento especial y sobre todo, entender el origen de la misma.

Quizá tus amigos y familiares piensen que si te dan estadísticas te están ayudando, por ejemplo si tienes miedo a subir a un avión te pueden decir cosas como que el avión es el medio de transporte más seguro del mundo. Si bien está claro que su intención es buena, no es algo que te sirva realmente a superar tu fobia. No te ayuda porque tu miedo es irracional. Recordar la irracionalidad puede, paradójicamente, hacer que el miedo sea mucho más fuerte.

Casi siempre es posible enfrentar una situación temidaCasi siempre es posible enfrentar una situación temida

Enfrentando tu fobia

Casi siempre es posible enfrentar una situación temida. Sin embargo, cómo reaccionas ante esa confrontación depende de muchos factores. Una fobia grave, profunda y duradera es mucho más difícil de enfrentar que una leve que se desarrolló recientemente. 

Cuando ya estás nervioso o estresado, confrontar una fobia es más difícil que cuando estás tranquilo y relajado. Enfrentar múltiples desencadenantes, como multitudes y ruidos fuertes, es más difícil que lidiar con una única situación desencadenante.

Tratar una fobia por tu cuenta, ¿es posible?

Las reacciones a las fobias pueden ser diferentes, igual que son diferentes las causas que las desencadenan. Algunas personas salen corriendo, otras lloran, otras se quedan paralizadas, otras tiemblan, otras se enfadan y otras se vuelven agresivas. No hay dos reacciones iguales como tampoco hay dos personas idénticas.

Colocarse intencionalmente en la situación temida probablemente desencadenará una reacción similar. Algunas personas encuentran que cuando confrontan intencionalmente sus desencadenantes, la sensación de control disminuye sus reacciones, pero esto no es de ninguna manera universal.

Los peligros de lidiar con una fobia por tu cuenta

No es buena idea que te enfrentes por tu cuenta y sin ayuda a una situación desencadenante de tu fobia. Sin embargo, la técnica es utilizada por profesionales de salud mental capacitados, a menudo junto con otras técnicas como ejercicios de respiración y visualización que los profesionales proporcionan a sus pacientes. Tratar de realizar una confrontación a la fobia por tu cuenta puede causarte pánico o tener un comportamiento incontrolable, e incluso, podría empeorar tu fobia.

No es buena idea que te enfrentes por tu cuenta y sin ayuda a una situación desencadenante de tu fobiaNo es buena idea que te enfrentes por tu cuenta y sin ayuda a una situación desencadenante de tu fobia

¿Es una fobia o sólo miedo?

Puede ser difícil distinguir la diferencia entre un miedo y una fobia. Si el miedo causa más que una leve reacción de "mariposas en el estómago", tu miedo puede ser una fobia. Si generalmente te encuentras evitando una situación particular o te obsesionas con una próxima confrontación, o si muestras reacciones dramáticas como huir, temblar o llorar, se te descompone el cuerpo, etc. probablemente estés ante algo que te provoca mucho más que miedo, es decir... es una fobia.

Cómo se trata una fobia

Tendrás que hablar con tu médico o con un profesional de salud mental capacitado sobre cualquier temor que parezca grave o que afecte a tu vida. Muchas fobias pueden tratarse en unas pocas sesiones usando una combinación de técnicas de terapia, y en algunos casos más severos, medicamentos.

Puedes aprender técnicas y estrategias de afrontamiento, enfrentándote a la raíz de tu miedo o a trabajar a través de un proceso conocido como desensiblización sistemática en el que se expone gradualmente al objeto de tu miedo.

Si bien es tentador tratar de lidiar con una fobia por tu cuenta, la orientación profesional puede aumentar las posibilidades de éxito y asegurarte de que no empeores las cosas en el proceso. La próxima vez que un amigo bien intencionado te diga que "lo superes", dile que estás haciendo frente a tus miedos de manera responsable.

Artículos recomendados