Menú
Qué es la Miastenia grave

MÚSCULOS

Qué es la Miastenia grave

La Miastenia grave es una enfermedad muscular, cuáles son sus síntomas y el mejor tratamiento en cada caso.

Sergio Gallego Uvero

La miastenia grave es una enfermedad que provoca que los músculos voluntarios se debiliten en exceso. Cuando se habla de músculos voluntarios se hace referencia a aquellos que la persona puede controlar como es el caso del ojo o del cuello. Por desgracia, a día de hoy no existe una cura frente a tal enfermedad aunque el tratamiento es perfecto a la hora de aliviar los diversos síntomas que provoca la miastenia grave.

Aunque la miastenia grave puede afectar a cualquier persona, es bastante más probable entre mujeres menores de 40 años y en hombres de más de 60 años de edad. Acto seguido te hablo un poco más de esta enfermedad muscular para que sepas más sobre ella.

Síntomas de la miastenia grave

El síntoma más claro de esta enfermedad es la debilidad de los músculos que por desgracia van empeorando con el paso de los años. Como ya te he indicado más atrás, cualquier músculo voluntario puede verse afectado por tal debilidad, aunque hay algunos muchos más proclives a padecer tal enfermedad.

El síntoma más claro de esta enfermedad es la debilidad de los músculosEl síntoma más claro de esta enfermedad es la debilidad de los músculos

La mitad de las personas que tienen mistenia grave ven como sufren un fuerte debilitamiento los músculos del ojo. Entre los síntomas hay que destacar la visión doble o la caída de los párpados. Otros músculos que se ven afectados son los de la cara y los de la garganta. De tal manera las personas tienen cierta dificultad a la hora de hablar, problemas para tragar y ciertas limitaciones a la hora de expresar sus emociones.

A parte de los músculos vistos, la miastenia grave afecta a los brazos y a las piernas. En el caso de los brazos, la persona puede tener cierta dificultad a la hora de sostener un vaso o coger un tenedor mientras que en el caso de las piernas, puede tener complicaciones a la hora de mantenerse de pie o incluso para andar.

Hay una serie de factores que puede llegar a agravar la mistenia como es el caso del estrés, la fatiga o el consumo de ciertos medicamentos como analgésicos o antibióticos.

Si tienes cualquiera de los síntomas arriba descritos es esencial el acudir al médico para ser examinado a fondo y asegurar si se padece tal enfermedad de los músculos.

Cómo tratar la mistenia grave

Una vez que la persona ha sido diagnosticada con tal enfermedad muscular es importante el empezar un tratamiento que ayude a aliviar los síntomas y evitar que puede a ir a peor.

Los medicamentos son claves a la hora de tratar tal problemaLos medicamentos son claves a la hora de tratar tal problema

Los medicamentos son claves a la hora de tratar tal problema y conseguir que pueda mejorar la fuerza muscular e inhibir al sistema inmunitario para que no se creen anticuerpos que puedan debilitar a los músculos. Los más usados para ello son los corticoesrteroides y los inmunosupresores.

En otros casos el mejor tratamiento posible consiste en la cirugía con el fin de extirpar una glándula llamada timo y que es la responsable de causar dicha enfermedad. Es bastante posible que tal cirugía elimine los síntomas y la persona mejore notablemente. Sin embargo, en otras ocasiones la cirugía es inútil y la persona sigue teniendo dichos problemas musculares durante años.

La mistenia grave es una enfermedad bastante complicada tanto para la persona que la sufre tanto para las personas que la rodean. Es importante el tener un apoyo continuo y evitar el agravar dicha enfermedad a causa del estrés o de la ansiedad. En muchas ocasiones además de la ayuda médica es esencial el recibir la ayuda de la familia más cercana. Participar en un grupo de apoyo junto a otras personas que también tienen el mismo problema es esencial a la hora de hacer frente a dicha enfermedad.

Artículos recomendados