Menú
Por qué NO debes tomar antibióticos cuando tienes gripe

GRIPE

Por qué NO debes tomar antibióticos cuando tienes gripe

Si tienes una gripe es muy importante que NO tomes antibióticos, ¿sabes por qué? ¡Sigue leyendo para entenderlo!

Mª José Roldán Prieto Mª José Roldán Prieto Psicopedadoga experta en aprendizaje y salud

Si te han diagnosticado gripe o crees que puedes tenerla, es probable que lo único que quieras ahora mismo es que ese malestar desaparezca cuanto antes. La gripe es peor que un simple resfriado y puede hacer que te quedes en la cama incluso durante 10 días. Durante estos días de gripe no tendrás fuerzas apenas para nada y te sentirás realmente enfermo/a.

En cuanto comienzan los primeros síntomas es posible que vayas al médico para que te diga lo que posiblemente ya sabes: tienes la gripe. Pero, una vez que tienes el diagnóstico y está claro lo que te ocurre, ¿es posible que tu médico te recete antibióticos para poder mejorar cuanto antes tu estado gripal? La respuesta corta es: NO. Descubre por qué los antibióticos no son una opción para curarte la gripe.

Antibióticos para la gripe: no son una opción

Los antibióticos no curan la gripe. La gripe es causada por un virus (influenza) y los antibióticos solo matan las bacterias. Además del hecho de que los antibióticos no funcionan en la gripe, tomarlos cuando se tiene una enfermedad viral también contribuye a aumentar la resistencia a los antibióticos tanto en tu propio cuerpo como en el mundo que te rodea. Es un problema grave que solo empeora y que toda la sociedad debe tener en cuenta y ser consciente para evitar que se aumente la resistencia a los antibióticos, ¡solo empeoraría la salud pública si no se hace un buen uso de este tipo de medicamentos!

Si tienes una infección bacteriana secundaria como el resultado de una gripe, entonces el médico sí que podría recetarte antibióticos para tratar la infección. En este caso, los antibióticos no son para la gripe, si no para esa infección secundaria que has desarrollado. Si te diagnostican gripe y tu médico te ha prescrito antibióticos para el tratamiento, antes de marcharte habla con él para que te explique y puedas entender para qué sirve exactamente el medicamento que te receta si lo que tienes es gripe. Puedes hacerle las siguientes preguntas:

Los antibióticos no curan la gripeLos antibióticos no curan la gripe

  • ¿Por qué necesito tomar antibióticos?
  • ¿Cuál es el diagnóstico? Si tengo gripe y me estás recetando antibióticos, ¿es que también tengo una infección?
  • ¿Cuánto tiempo debo tomar este medicamento y qué efectos secundarios debo esperar?
  • ¿Hay otros medicamentos (de venta libre, a base de hierbas o alternativos) que debo o no debo tomar mientras estoy enfermo o tomando este antibiótico?

La conclusión es que los antibióticos no funcionan para tratar la gripe, así que no los pidas para ese fin.

Estos medicamentos pueden reducir la gravedad y la duración de tu enfermedadEstos medicamentos pueden reducir la gravedad y la duración de tu enfermedad

Opciones de tratamiento para la gripe

A pesar de que los antibióticos no funcionan, existen opciones para tratar los síntomas de la gripe. Si tienes un alto riesgo de sufrir complicaciones por la gripe y buscas tratamiento temprano en esta enfermedad (idealmente dentro de las 48 horas posteriores al inicio de los síntomas), es posible que puedas tomar un medicamento antiviral que te pueda recetar tu médico y que sea adecuado para tu malestar y tu estado de salud actual. Estos medicamentos pueden reducir la gravedad y la duración de tu enfermedad y pueden reducir las probabilidades de desarrollar una infección secundaria. Son diferentes de los antibióticos porque se usan contra el virus, no contra las bacterias.

Si no puedes tomar medicamentos antivirales, puedes tomar medicamentos de venta libre para aliviar los síntomas. Las opciones sin medicamentos incluyen sprays nasales, humidificadores, mucho descanso y toma de líquidos.

La prevención es la mejor medicina

La mejor manera de "tratar" la gripe es no contraerla... Las vacunas contra la gripe, aunque no son una garantía, son la mejor opción de prevención que tenemos en la actualidad. Hay muchas opciones de vacunas contra la gripe disponibles ahora si no eres un fanático de la vacuna tradicional contra la gripe. Si no puedes o no quieres recibir una vacuna contra la gripe, hay otros pasos que puedes realizar para evitar contraer la gripe. Son útiles incluso si te vacunas también. 

Tendrás que asegurarte de lavarte las manos frecuentemente con agua y jabón, usar desinfectante para manos si no hay agua y jabón y evitar a las personas que están enfermas tanto como sea posible, especialmente si tienes un sistema inmunitario debilitado.

Artículos recomendados