Menú
Por qué los antibióticos necesitan receta médica

MEDICAMENTOS

Por qué los antibióticos necesitan receta médica

Los antibióticos no están diseñados para tratar cualquier dolencia, por este motivo siempre deben utilizarse bajo receta médica.

Antonia Torres Gutiérrez

Mucha gente tiene por costumbre automedicarse de forma completamente descontrolada y desacertada. Quién más y quién menos ha recomendado a algún conocido un fármaco que ha tomado para cierta molestia y le ha funcionado. Pero lo que es mucho peor, es que alguien pueda tomar un medicamento por consejo, en lugar de seguir una recomendación médica.

Los antibióticos no son analgésicos, ese es el primer punto que hay que diferenciar. No están diseñados para tratar cualquier dolencia o malestar, por lo que tomar un fármaco sin control médico, puede causar un grave perjuicio al organismo.

¿Por qué es tan peligroso hacer un mal uso de los antibióticos?

Los antibióticos están creados para tratar en cada caso concreto una infección de tipo bacteriana. Tomar por tu cuenta un antibiótico para cualquier tipo de infección, puede causarte graves consecuencias.

  1. Un mal uso, elimina su efectividad: Los antibióticos solamente son efectivos en el caso de las infecciones causadas por bacterias. Si tomas uno para una infección vírica o por hongos, el antibiótico no tiene ninguna efectividad. Pero además de no tener ningún efecto, puede provocar que microorganismos que causan la infección se hagan más resistentes ante otros medicamentos.
  2. Los antibióticos eliminan las bacterias malas, pero también a las buenas. Lo que causa que el organismo sea mucho menos resistente a otras patologías. Especialmente son dañinos con la flora intestinal y pueden afectar muy negativamente a la absorción de nutrientes esenciales como el hierro.
  3. Pueden causarte otras molestias. Volviendo al punto anterior, la destrucción de las bacterias buenas del intestino puede causar intolerancias a alimentos, dolor de estómago, gases o náuseas. Además, las mujeres se ven particularmente afectadas en su flora vaginal a causa de los antibióticos.
  4. Interfieren en la efectividad de otros medicamentos. Si te estás tratando con otras fármacos para alguna otra enfermedad o patología, tomar ciertos antibióticos pueden mermar la efectividad de tu tratamiento. Siempre que el médico te recete un antibiótico, debes avisarle si estás tomando algún otro medicamento.

La función del antibiótico es eliminar la bacteria que está causando la infecciónLa función del antibiótico es eliminar la bacteria que está causando la infección

¿Por qué los antibióticos pierden efectividad con el tiempo?

La función del antibiótico es eliminar la bacteria que está causando la infección. La bacteria muere cuando entra en contacto con el fármaco, no obstante, intenta defenderse alterando su composición genética. De esta forma, se crea una especie de escudo para sobrevivir al medicamento.

Para que esto no ocurra, es muy importante realizar de forma correcta el tratamiento con antibiótico. Especialmente si no se termina el tratamiento, o si se repite con demasiada frecuencia, alguna bacteria puede llegar realizar ese cambio en su material genético y de esta forma, convertirse en resistente a ese antibiótico.

Si esto ocurre puede darse una situación muy grave, porque la bacteria no solamente resiste si no que además, se reproduce en el organismo con la misma resistencia. De esta forma el medicamento ya no sería efectivo ante esta infección, una circunstancia muy grave que te deja indefenso hacia ciertas infecciones.

Cómo se deben tomar los antibióticos

Siempre y sin ninguna excepción, los antibióticos deben tomarse bajo prescripción y control médico. Es muy importante para tu salud que además de tomar el medicamento solo cuando te lo indique el facultativo, sigas todas las recomendaciones de uso que este te especifique.

Muchas personas toman los antibióticos de forma errónea, algo que también merma su efectividad. Una vez que el especialista te ha recetado un medicamento, además de completar el ciclo marcado y las pautas horarias, deberás seguir unas recomendaciones:

  • Elimina por completo el alcohol. Existe la creencia popular de que el alcohol simplemente reduce el efecto del antibiótico. Esto no es exactamente así, pero es que ese punto ya es en sí lo suficientemente importante para tenerlo en cuenta. Es que además, tomar alcohol mientras estás siguiendo un tratamiento farmacológico, puede causarte problemas respiratorios, vómitos o sudoración, entre otros.
  • No se deben tomar con leche. Los medicamentos deben tomarse con agua, si tienes problemas con el sabor puedes utilizar algún zumo, pero que no contenga leche. El motivo es que el calcio, puede ser incompatible con alguno de los componentes del antibiótico y reducir así el efecto. Procura dejar al menos dos horas entre la toma del medicamento y la ingesta de algún lácteo.
  • Deficit de vitamina K. Un tratamiento prolongado con antibióticos o tomarlos de forma muy seguida sin control médico, pueden causarte un déficit de vitamina K. Esta vitamina resulta fundamental para el organismo, ya que influye en el proceso de coagulación de la sangre, además de ayudar al cuerpo a formar los huesos y otros tejidos.
  • Los antibióticos necesitan ser recetados por un médicoLos antibióticos necesitan ser recetados por un médico

  • Algunos minerales reducen la absorción del medicamento. Por ejemplo, el calcio y el hierro interfieren en la absorción del organismo de los componentes del medicamento. Esto podría ser muy peligroso ya que si padeces alguna otra patología y por un tiempo se pierde su efectividad, tu salud podría estar en grave peligro. Si estás tomando algún suplemento vitamínico, debes comentarlo con tu médico. De esta forma podrá valorar si debes dejar de tomarlo mientras dure el tratamiento, o si por el contrario no resulta incompatible con el mismo.

Por qué los antibióticos necesitan siempre receta médica

En definitiva, los antibióticos necesitan ser recetados por un médico porque están diseñados para un uso en concreto. Descubrir y encontrar la cura para ciertas enfermedades o infecciones, requiere de mucho tiempo de investigación por parte de la comunidad científica.

Al tomar un antibiótico, estás introduciendo en tu cuerpo una serie de componentes que por lo general, son desconocidos para la mayor parte de las personas de a pie. Los medicamentos pueden ser muy efectivos para curarte, pero también pueden causarte consecuencias graves en tu salud a largo plazo. Si tienes dudas sobre esto, recuerda siempre preguntarle a tu médico.

Por lo tanto, siempre que te encuentres mal y sea necesario medicarte, acude a tu médico. Especialmente si se trata de niños, es muy importante que nunca tomen medicamentos si no es bajo prescripción médica. Su sistema inmune está en pleno desarrollo, las consecuencias podrían poner en peligro la salud del niño, que estaría expuesto a contraer todo tipo de enfermedades.

Artículos recomendados