Menú
El peligro de la resistencia a los medicamentos

MEDICAMENTOS

El peligro de la resistencia a los medicamentos

Que existan virus que cada vez sean más resistentes a los medicamentos puede ser peligroso para la salud pública.

Mª José Roldán Prieto

Los antibióticos solían ser una bala mágica para curar una amplia gama de enfermedades. El descubrimiento de la penicilina a fines de la década de 1920 fue un cambio muy importante para la medicina en la humanidad, ya que las enfermedades que solían significar una muerte segura de repente se volvieron tratables. Pero así como los humanos han encontrado maneras de evitar la enfermedad, los virus y las bacterias se han ido adaptando también.

Enfermedades resistentes

Hasta no hace mucho, la tuberculosis solía matar aproximadamente a una de cada siete personas que la padecían. El diagnóstico y tratamiento efectivos han llevado a una caída en las tasas de incidencia en los todo el mundo, pero ese progreso se ve amenazado a medida que la tuberculosis farmacorresistente continúa surgiendo en todo el mundo. En algunos casos, la bacteria parece ser incurable con los programas y medicamentos existentes.

La tuberculosis no es la única que se resiste a los medicamentos. Otras enfermedades también han creado sus propias estrategias para volver a ser amenazas para la salud pública como las enfermedades de transmisión sexual como la gonorrea. Las razones por las que una enfermedad tiene resistencia a los medicamentos varían, pero en realidad, todo tiene que ver a cómo y cuándo se usan estos medicamentos. Es algo que socialmente todos debemos conocer para poner remedio de forma colectiva.

Los antibióticos matan a las dos bacterias, las buenas y las malasLos antibióticos matan a las dos bacterias, las buenas y las malas

Aprender a usar bien los medicamentos

Cuando contraes una infección bacteriana, es posible que ya tengas algunas bacterias que son naturalmente inmunes al antibiótico dentro de ti, así como algunas bacterias "buenas" que ayudan a proteger tu cuerpo de las bacterias "malas". 

Los antibióticos matan a las dos bacterias, las buenas y las malas... pero cuando no se usan correctamente, por ejemplo, sin terminar toda la cantidad prescrita, pueden dejar atrás algunas de esas bacterias malas y resistentes. Sin bacterias buenas para mantenerlos a raya, estos "supermicrobios" pueden multiplicarse, tomar el control y potencialmente propagarse de persona a persona o transmitir su super fuerza a otras bacterias.

Uno de los pasos más importantes para combatir la resistencia a los medicamentos es cambiar la manera en que se usan y recetan los antibióticosUno de los pasos más importantes para combatir la resistencia a los medicamentos es cambiar la manera en que se usan y recetan los antibióticos

Uno de los pasos más importantes para combatir la resistencia a los medicamentos es cambiar la manera en que se usan y recetan los antibióticos. Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, la mitad de las veces que se prescriben antibióticos, se prescriben incorrectamente o de una manera que no es óptima, por ejemplo, prescriben antibióticos para lo que realmente es una infección viral, como el resfriado... Los antibióticos no deben tomarse a la ligera y menos por causas que se pueden remediar de otras formas.

El uso indebido de antibióticos en animales productores de alimentos también puede conducir a la resistencia a los medicamentos de las enfermedades transmitidas por los alimentos como la salmonela en los seres humanos, y por lo tanto solo debe utilizarse bajo la supervisión y dirección de un veterinario autorizado. Las personas también pueden hacer más para prevenir la resistencia a los medicamentos trabajando más arduamente para prevenir enfermedades en general a través de un mejor lavado de manos, preparación segura de alimentos y el uso de medicamentos solo cuando sea necesario y según lo prescrito.

Todo esto es muy importante tenerlo en cuenta para que las personas aprendan a tener un buen uso de los medicamentos y ser conscientes que si una persona hace un mal uso de los antibióticos por ejemplo, no solo se está afectando a sí mismo, está afectando a toda la sociedad en general.

Tener una buena salud pública es cosa de todos, ya que las enfermedades suelen transmitirse de unos a otros y por tanto, es cosa de cada uno de nosotros que seamos conscientes de la importancia de tomar los medicamentos siguiendo las indicaciones estrictas de los facultativos médicos. Solo de esta manera y en colaboración con todos se podrá conseguir que los medicamentos sigan siendo efectivos.

Artículos recomendados