Menú
Ojo vago o ambliopía

OJO VAGO

Ojo vago o ambliopía

Un ojo vago es aquel que no alcanza el 100% de su visión ni utilizando una corrección óptica... Te contamos más sobre esta condición.

Lidia Antúnez Martín

El ojo vago, también llamado ambliopía, se produce cuando se manifiesta una disminución de la agudeza visual sin que se produzca ninguna alteración en la estructura del ojo. Por lo tanto, un ojo vago es aquel que no alcanza el 100% de su visión ni utilizando una corrección óptica.

Por lo general, la ambliopía se manifiesta en un solo ojo pero también puede presentarse en ambos. Además, el ojo vago es una patología que suele detectarse y tratarse en la infancia, sino se detecta a tiempo ni se aplica el tratamiento adecuado la patología se puede prolongar hasta la edad adulta dificultando las posibilidades de su corrección.

Los síntomas más comunes del ojo vago son la desviación y desalineación de los ojos, la pérdida de agudeza visual, la pérdida de visión binocular y el riesgo de pérdida de la visión del ojo afectado. El ojo vago o ambliopía afecta, aproximadamente, al 4% de la población en España y es uno de los motivos más frecuentes de pérdida de visión entre los niños y los adolescentes. En este artículo te contamos cómo se puede producir un ambliopía en nuestra visión y como se puede tratar para conseguir que esta disminuya o desaparezca.

Los síntomas más comunes del ojo vago son la desviación y desalineación de los ojosLos síntomas más comunes del ojo vago son la desviación y desalineación de los ojos

¿Cómo se produce?

El ojo vago o ambliopía suele provocarse por la falta de estimulación visual adecuada durante el desarrollo visual. También puede deberse al padecimiento de otras afecciones como el estrabismo, cuando uno de los ojos se utiliza menos que el otro debido a que presentan una alteración en la alineación. La anisometropía (gran diferencia de graduación entre un ojo y otro) también puede provocar una ambliopía debido a que el ojo con mayor graduación domina sobre el otro provocando que este se deje de utilizar.

Por otro lado, se puede producir una ambliopía cuando existen opacidades, es decir cuando alguna de las estructuras por las que pasa la luz hasta llegar a la retina no es totalmente transparente. Por último, también se puede producir una ambliopía debido a otras afecciones que provocan defectos refractivos en los ojos como pueden ser la miopía (anomalía o defecto del ojo que produce una visión borrosa o poco clara de los objetos lejanos), la hipermetropía (anomalía o defecto del ojo que consiste en la imposibilidad de ver con claridad los objetos próximos) o el astigmatismo (anomalía que se produce cuando la córnea no presenta la misma curvatura en todas sus zonas afectando a la visión de lejos y de cerca).

Para prevenir el desarrollo de una ambliopía en los más pequeños es conveniente acudir a revisiones oftalmológicas periódicas, sobre todo a partir de los cinco años cuando comienzan su periodo escolar. Además, se debe estar muy atentos a cualquier comportamiento inusual en el niño que se sospeche que tenga que ver con la agudeza visual del mismo.

El ojo vago o ambliopía es una afección que suele manifestarse durante la infanciaEl ojo vago o ambliopía es una afección que suele manifestarse durante la infancia

¿Cómo detectar un ojo vago?

Tal y como se ha mencionado el ojo vago o ambliopía es una afección que suele manifestarse durante la infancia. Este tipo de afecciones son difíciles de detectar a simple vista y más durante la infancia ya que los niños no son capaces de detectar que padecen alguna anomalía visual. El padecimiento del ojo vago suele apreciarse en exploraciones oftalmológicas pero hay algunas señales que pueden indicar el padecimiento del ojo vago antes de ser detectado por un especialista.

Algunas de las señales que pueden indicar que alguien sufre una ambliopía son: tener algún "tic" como parpadear constantemente, torcer la cabeza, acercarse mucho a los objetos como por ejemplo para ver la televisión o tener los ojos rojos. Si se detectan estas señales, ya sea en un niño o niña o en una persona adulta, es conveniente acudir a un especialista oftalmológico para que realice una revisión.

Tipos de ambliopía

  • Ambliopía estrábica: este tipo de ambliopía u ojo vago está relacionado con el estrabismo. Se produce cuando los ojos no están perfectamente alineados, esto hace que el cerebro no pueda percibir las imágenes ya que este las percibe alineadas. En estos casos, el cerebro anula la imagen procedente del ojo desviado provocando una disminución de la visión normal.
  • Ambliopía por deprivación: este tipo de ambliopía se produce cuando se padece otro tipo de afección que impide el correcto desarrollo visual como la catarata congénita (opacificación del cristalino o la lente natural del ojo), una ptosis (caída del párpado superior), o una opacidad en la córnea.
  • Ambliopía refractiva: este tipo de ambliopía es la más común y suele darse en casos en los que la visión está afectada por algún tipo de defecto refractivo tales como la miopía, la hipermetropía o el astigmatismo. Esto provoca que la percepción de las imágenes sea borrosa. Este tipo de ambliopía puede darse en un solo ojo o en ambos.
El ojo vago o ambliopía es una patología que puede ser tratada para disminuir sus efectosEl ojo vago o ambliopía es una patología que puede ser tratada para disminuir sus efectos

Tratamiento

El ojo vago o ambliopía es una patología que puede ser tratada para disminuir sus efectos o eliminarla por completo. Hay que tener en cuenta que es necesario que cualquier tratamiento oftalmológico sea indicado por un profesional y este dependerá de la causa que haya provocado el ojo vago. El tratamiento más común es mediante la utilización de gafas correctamente graduadas para permitir una visión normal y la oclusión ocular del ojo bueno mediante parches con el fin de forzar la actividad del ojo que está afectado.

Aunque el tratamiento con gafas y parches es el más utilizado y el menos agresivo existen otras alternativas para tratar el ojo vago o ambliopía como puede ser una intervención quirúrgica, un conjunto de ejercicios en los músculos oculares, la aplicación de filtros penalizadores de Bangerter sobre el cristal de las gafas o la dilatación de la pupila del ojo bueno con atropina.

Es muy importante que el tratamiento para la corrección del ojo vago se lleve a cabo en el momento del desarrollo del niño o niña, es decir, durante la etapa conocida como la de plasticidad cerebral que está comprendida entre los 0 y los 7 u 8 años de edad. Si no se realiza un tratamiento correctamente durante esta etapa el problema que provoca el ojo vago en la visión puede ser irreversible provocando la pérdida de la visión del ojo.

Por el contrario, si el tratamiento se realiza de forma correcta y en el momento correcto suele producirse una recuperación de la visión completa pudiendo desarrollar una vida con total normalidad. Esto no quiere decir que el tratamiento del ojo vago en adultos sea totalmente ineficaz, sino que es mucho más difícil corregir por completo un ojo vago durante la edad adulta, pero no es imposible.

Artículos recomendados