Menú
Las prácticas sexuales más peligrosas para la salud

SALUD

Las prácticas sexuales más peligrosas para la salud

Cuando alguien se excita o siente placer realizando prácticas sexuales arriesgadas, lo hacen por el riesgo.

Alicia Rebollo Sánchez

Como se suele decir, para gusto los colores, y en cuanto al sexo y las preferencias de las personas, cada individuo es un mundo. Está claro que cada uno prefiere una posición antes que otras, que disfrutan más siendo los pasivos o los activos de las relaciones etc... pero algo de lo que se habla poco es de la gran variedad de prácticas sexuales que podemos realizar con nuestra pareja.

Sin embargo, aunque cada uno tenga sus gustos, esto no implica que cualquier práctica sexual sea saludable, y es que existen muchos fetiches, filias y juegos que pueden ocasionarnos graves problemas de salud si los practicamos.

Para asegurarnos de que las prácticas sexuales sean sanas, debemos tener dos aspectos en cuenta. El primero es la salud afectivo-sexual y psicológica de quienes la practican y el segundo es la integridad física de los participantes.

El bugchasing consiste en mantener relaciones sexuales con el objetivo de contraer el VIHEl bugchasing consiste en mantener relaciones sexuales con el objetivo de contraer el VIH

Cuando alguien se excita o únicamente siente placer realizando prácticas sexuales arriesgas, normalmente lo hacen porque les gusta el riesgo, sin embargo, esto es muy peligroso, no solo porque puede ser una vía de transmisión de enfermedades o porque puedan causar problemas en algunos órganos sino porque, también puede afectar a la salud mental del individuo. Es por esto por lo que es mejor conocer alguna de estas prácticas que no deberías realizar o al menos hacerlo con extrema precaución.

Bugchasing

Aunque parezca increíble, esta practica se ha hecho muy famosa entre los jóvenes. El bugchasing consiste en mantener relaciones sexuales con el objetivo de contraer el VIH, es decir el sida. Diferentes psicólogos afirman que esta práctica se realiza entre aquellas personas que sienten placer ante el peligro y el sexo salvaje. Pueden frecuentar las llamadas fiestas con químicos en las que se mezcla alcohol y drogas con sexo sin protección.

Fisting

Esta práctica consiste en introducir en la cavidad anal o vaginal el puño de la mano. Es algo muy frecuente en el colectivo homosexual, especialmente en los países escandinavos que practican una sexualidad mucho más brutal.

El fisting suele realizarse en fiestas fetiches, siendo las personas pasivas las que suelen incluir esta práctica sexual en su vida cotidiana. También es muy común en el mundo BDSM, aunque es una actividad que se realiza más a los hombres y que estos piden a sus dominatrix.

El fisting suele realizarse en fiestas fetichesEl fisting suele realizarse en fiestas fetiches

El fisting conlleva riesgos muy peligrosos, principalmente porque para llevarlo a cabo se tiene que consumir una droga llamada Popper la cual relaja y dilata el ano. Esta droga es muy peligrosa porque baja mucho las defensas e incluso puede provocar ataques al corazón. Asimismo, los efectos a largo plazo de esta práctica sexual son terribles: daño en el esfínter, problemas de próstata, incontinencia, problemas en el intestino etc...

El muelle

Considerado un juego sexual, el muelle se ha hecho muy popular entre adolescentes. Consiste en que varios jóvenes varones sentados en círculo con el pene erecto jueguen a penetrar a una o dos chicas que estén en el medio hasta que uno no pueda mas y termine eyaculando, perdiendo así el juego.

Esta practica sexual no solo es peligrosas por el riesgo que existe de contraer infecciones de transmisión sexual, sino que también puede suponer un perjuicio para el desarrollo efectivo-sexual de los adolescentes que los practican, es por esto por lo que es tan importante que los jóvenes tengan una buena educación sexual y no caigan en esto.

Asfixia erótica

En el sexo es normal tener fantasías, estas no son peligrosas siempre que se realicen con plena consciencia, consentimiento y con un poco de cabeza. En el momento en que la asfixia erótica se vuelve peligroso es cuando se impide el flujo del aire, especialmente en el momento del orgasmo.

La hematolagnia implica provocar pequeños cortes o heridas en el propio cuerpo o en el de la parejaLa hematolagnia implica provocar pequeños cortes o heridas en el propio cuerpo o en el de la pareja

Como esta práctica sexual puede realizarse en compañía o solos, esto puede provocar que el ahogamiento se salga del control del individuo o de la pareja por lo que debemos tener cuidado cuando lo realicemos.

Hematolagnia

La hematolagnia implica provocar pequeños cortes o heridas en el propio cuerpo o e el de la pareja para conseguir una mayor excitación sexual. Normalmente, estas lesiones suelen ser poco profundas, pero esto no implica que sea una práctica sana. Algunos virus se transmiten por pequeñas heridas abiertas, como es el caso del VIH, que se transmite especialmente en el sexo anal ya que la penetración conlleva que se creen pequeñas fisuras por donde entra el virus.

Electrofilia

Aunque es una de las filias más desconocida, lo cierto es que también se debe tener cuidado con ella. Como su nombre ya indica, esta parafilia implica la excitación sexual a través de leves descargas eléctricas. Como la asfixia erótica, hay que tener cuidado con la intensidad de las descargas ya que estas se pueden salir de control, provocando dolor, contracciones musculares involuntarias, paradas respiratorias e incluso la muerte.

Coprofilia

Esta práctica se engloba dentro de las parafilias sexuales y se basa en obtener placer sexual introduciendo heces (normalmente humanas) en las relaciones de pareja. Aunque en un principio las parafilias no suelen ser perjudiciales para la salud, esta sí que lo es ya que las heces son un material de desecho y están plagadas de bacterias como la E.coli que puede provocar infecciones peligrosas para la salud.

El rosebud es la salida del recto a través del anoEl rosebud es la salida del recto a través del ano

A diferencia de la tan famosa "lluvia dorada", es decir, orinar encima de nuestra pareja o que nos orine, hay que tener en cuenta que las bacterias que tiene la orina son similares a la de la saliva por lo que no hay riesgo de contraer ninguna bacteria como si que puede ocurrir con la coprofilia, especialmente si ingerimos las heces (coprofagia).

Rosebud

Esta es una de las prácticas más peligrosas y desagradables de la lista. El rosebud es la salida del recto a través del ano. Es frecuente verla como una más de las categorías dentro de portales pornográficos, especialmente en el mundo homosexual.

Esta salida anormal del recto se considera una patología médica denomina prolapso rectal que se produce porque el recto se debilita. Las causas varían de una persona a otra puede provocarlo desde el debilitamiento del suelo pélvico hasta una diarrea fuerte o estreñimiento.

Esto como es normal, es doloroso y las personas que se lo provocan se exponen a tener que someterse incluso a una cirugía para reparar la zona.

Artículos recomendados