Menú
Primeras señales del cáncer infantil

CÁNCER INFANTIL

Primeras señales del cáncer infantil

Los padres deben saber cuáles son las primeras señales del cáncer infantil, así podrás detectarlo lo antes posible.

Mª José Roldán Prieto Mª José Roldán Prieto Psicopedadoga experta en aprendizaje y salud

El cáncer es la palabra más temida en nuestra sociedad actual. Es una enfermedad que nadie quiere tener cerca pero que de forma irremediable aparece. El cáncer se lleva la vida de muchas personas cada año, demasiadas de ellas. Lo peor de todo esto, si es que puede ser aún peor, es que muchas de estas vidas son niños. Niños que tenían toda la vida por delante, que el cáncer arrebata de forma injusta y que en vida se quedan familias enteras destrozadas. Destrozadas para siempre.

Los padres deben estar muy pendientes sobre las primeras señales de advertencia que puede tener el cáncer infantil. No se deben subestimar las pequeñas señales que pueden pasar desapercibida, puesto que en ocasiones el cáncer llega sin avisar y avanzar rápido, devastando todo a su paso.

Aunque ningún padre quiere ni tan siquiera imaginar que este horror pase en su familia, la detección temprana del cáncer infantil podría salvar la vida de tu hijo o del hijo de otra persona. Con esto en mente, es necesario que tengas en cuenta lo que a continuación te detallamos.

Los padres deben estar muy pendientes sobre las primeras señales de advertencia que puede tener el cáncerLos padres deben estar muy pendientes sobre las primeras señales de advertencia que puede tener el cáncer

Hazte estas preguntas clave

Para saber si tu hijo tiene cáncer y así poder detectarlo a tiempo, tendrás que responder a las siguientes preguntas. En caso de que respondas de forma afirmativa tendrás que acudir al pediatra lo antes posible y explicar tus preocupaciones.

El cáncer es la palabra más temida en nuestra sociedad actualEl cáncer es la palabra más temida en nuestra sociedad actual
  1. ¿Suele tener fiebre de forma inexplicable y recurrentemente?
  2. ¿Ha tenido cambios en su visión de forma repentina?
  3. ¿Se siente constante cansado o tiene la cara excesivamente pálida?
  4. ¿Está perdiendo peso o tiene una pérdida repentina de apetito?
  5. ¿Tiene hematomas en el cuerpo pero no se golpea? ¿Tiene sangrados o erupciones en la piel inexplicables?
  6. ¿Suele tener infecciones persistentes?
  7. ¿Has notado algún bulto en la cabeza, el cuello, el pecho, la barriga, la ingle, las extremidades, las glándulas o las axilas?
  8. ¿Sus huesos, articulaciones, espalda o piernas están hinchados y le duelen?
  9. ¿Tiene dolores de cabeza y vómitos en la mañana?
  10. ¿Su cabeza es anormalmente grande?
  11. ¿Tiene náuseas o vómitos sin náuseas?
  12. ¿Le faltan los hitos del desarrollo acordes a su edad o ha retrocedido en ellos?
  13. ¿Ha cambiado su comportamiento de algún modo en particular?
  14. ¿Ha cambiado su equilibrio o forma de caminar?
  15. ¿Camina de forma torpe o se tropieza a menudo?
  16. ¿Se le ha roto un hueso por un movimiento o golpe leve?

Si tu hijo tiene estos síntomas y le ocurren frecuentemente, acude a tu pediatra rápidamente para que le hagan las pruebas pertinentes.

Artículos recomendados