Menú
Cuál es el pulso normal en un niño de tres años

PULSO

Cuál es el pulso normal en un niño de tres años

Si tienes un hijo de 3 años y quieres saber cuál debe ser su pulso normal para tener buena salud, sigue leyendo...

Mª José Roldán Prieto Mª José Roldán Prieto Psicopedadoga experta en aprendizaje y salud

Todos los padres se preocupan por los síntomas de salud inusuales en un niño; un pulso o ritmo cardíaco que parece demasiado rápido o lento naturalmente produce ansiedad. La frecuencia cardíaca en reposo normalmente disminuye a medida que un niño crece hasta la edad adulta. 

La frecuencia cardíaca normal para un niño de 3 años es de 70 a 110 latidos por minuto. Es normal que la frecuencia cardíaca de un niño tenga alguna variación. Las causas del cambio en la frecuencia cardíaca incluyen llanto, fiebre o un alto nivel de actividad.

A continuación vamos a comentarte cuál es la frecuencia normal de los latidos en el corazón de un niño de tres años. De esta manera, podrás saber si los latidos de tu pequeño son normales o si debes acudir al médico para que le hagan algún tipo de revisión de salud. La salud del corazón debe tenerse en cuenta desde que una bien temprana edad.

La frecuencia cardíaca normal para un niño de 3 años es de 70 a 110 latidos por minutoLa frecuencia cardíaca normal para un niño de 3 años es de 70 a 110 latidos por minuto

Encontrar el pulso

Puedes sentir mejor el pulso en lugares donde una arteria se acerca a la piel. Los lugares comunes para sentir el pulso son el interior de la muñeca cerca del lado del pulgar, que se llama pulso radial. El pulso carotídeo está justo debajo de la mandíbula inferior, entre la tráquea y el músculo del cuello. Para cualquier zona para encontrar el pulso, usa tu dedo índice o medio para sentir el pulso; no uses el pulgar, que tiene su propio pulso. Usa un toque ligero y cuenta los latidos durante un minuto.

Exactitud

Los padres no siempre pueden obtener un pulso preciso. Un estudio de 114 padres y sus hijos concluyó que los padres de niños en edad escolar podían tomar un pulso preciso, pero en los niños en edad preescolar, los padres no tenían frecuencias cardíacas precisas. 

La tasa de error aumentó para los padres de niños en edad preescolar a medida que aumentaba la inquietud del niño. Para medir de manera confiable la frecuencia cardíaca en un niño de 3 años, puede ser necesaria una visita al médico.

Arritmia

Una frecuencia cardíaca anormal se llama arritmia. El corazón puede latir demasiado rápido, una condición llamada taquicardia, o demasiado lenta, llamada bradicardia. Las verdaderas arritmias ocurren raramente, pero cuando ocurren pueden volverse graves. La detección temprana es crucial ya que las arritmias pueden tratarse. Si la frecuencia cardíaca de tu hijo parece anormal, consulta al pediatra lo antes posible para descartar posibles afecciones.

La arritmia causa latidos cardíacos ineficientesLa arritmia causa latidos cardíacos ineficientes

Síntomas

La arritmia causa latidos cardíacos ineficientes, que a su vez evitan que la cantidad adecuada de sangre llegue al cuerpo. Las arritmias pueden ir y venir, por lo que los síntomas pueden ser esporádicos o inexistentes. Si un niño de 3 años o un niño de cualquier edad presenta los siguientes síntomas, tendrás que llamar a un pediatra de inmediato: cansancio o debilidad inusuales, mareos o aturdimiento, falta de aliento, palpitaciones o desmayos.

Si estos síntomas aparecen en tu hijo, no esperes a que se le pasen solos porque eso no sucederá e incluso podría empeorar. Por eso, ante cualquier síntoma que consideres extraño, lo mejor que puedes hacer es acudir al pediatra para que le haga un seguimiento médico a tu pequeño. Le hará las pruebas necesarias para que de esta manera pueda saber si realmente le ocurre algo o si por el contrario todo es normal o son síntomas pasajeros por cualquier otro motivo subyacente. Aunque el motivo subyacente se deberá descubrir para poder buscar una solución y que tu hijo vuelva a tener un buen estado de salud y se sienta de nuevo bien. En caso de tener alguna afección el pediatra será quien escoja la mejor forma de llevarlo a cabo, con el tratamiento correcto.

Artículos recomendados