Menú
Qué es una angioplastia y cuándo se realiza
VASOS SANGUÍNEOS

Qué es una angioplastia y cuándo se realiza

La angioplastia ayuda a que el flujo sanguíneo se pueda restaurar permitiendo que la sangre pueda llegar de nuevo al corazón y evitando consecuencias de salud fatales.

Mercedes Benito Alfonso

Qué es una angioplastia y cuándo se realiza

La angioplastia restaura el flujo sanguíneo de la arteria coronaria permitiendo que la sangre llegue de nuevo al corazón.

La angioplastia también conocida por las siglas ACTP, angioplastia coronaria trasluminal percutánea, es un procedimiento mínimamente invasivo que permite restaurar el flujo sanguíneo de la arteria coronaria, cuando ésta ha disminuido su calibre o se ha obstruido completamente debido a placas de calcio, de colesterol o a un trombo. El procedimiento se puede realizar de forma urgente o programada dependiendo de la situación basal del paciente. Las primeras angioplastias se realizaron en España al comienzo de los años 80. Desde entonces, los avances médicos y tecnológicos han permitido que se reduzcan los riesgos y se aumenten los beneficios y la calidad de vida de los pacientes sometidos a esta prueba. Los pacientes a los que se les realiza una angioplastia deberán seguir una medicación de por vida y un seguimiento por un cardiólogo, lo que evitará que se produzca una reestenosis del stent o un nuevo estrechamiento de los vasos sanguíneos del corazón.

La angioplastia restaura el flujo sanguíneoLa angioplastia restaura el flujo sanguíneo

¿Qué es una angioplastia?

El corazón está compuesto por tres arterias principales encargadas de que la sangre le llegue correctamente al corazón. Estas arterias se llaman: coronaria derecha, descendente anterior y circunfleja, a su vez éstas se dividen en ramas más pequeñas. Estos vasos sanguíneos pueden estrecharse con el paso del tiempo por distintos motivos: edad, sexo, colesterol, calcio, tabaco, enfermedades como la diabetes o la hipertensión. La edad hace que las paredes de las arterias se endurezcan, al igual que el tabaco.

El colesterol hace que se depositen placas de grasa que estrechan la luz del vaso sanguíneo, de igual modo al colesterol, los restos de calcio que se depositan en el interior de la arteria hacen que ésta disminuya su calibre. La diabetes, la hipertensión, la obesidad o el sedentarismo dañan las arterias de igual manera. Por medio de la angioplastia vamos a eliminar esas estrecheces y a restaurar el correcto flujo sanguíneo.

¿Qué personas deben someterse a una angioplastia?

Como hemos comentado es un procedimiento que puede hacerse de urgencia o de forma programada. Cuando se realiza de forma urgente, recibe el nombre de primaria. En este caso, hablamos de personas que sufren un infarto de miocardio y por ello, una de sus arterias del corazón se obstruye de forma brusca, de modo que no llega sangre correctamente al corazón, por lo que se puede producir la muerte del paciente si no se actúa rápidamente y se abre de nuevo el vaso sanguíneo. En estos casos se debe actuar lo antes posible acudiendo a un hospital para ser sometido a una angioplastia, si se confirma el diagnóstico.

Por otro lado, están los pacientes que someten a una angioplastia de forma programada. Estas personas son derivadas por su cardiólogo ante la sospecha de que sus vasos sanguíneos estén dañados. Pero en ningún caso se trata de una situación de urgencia. En ambos casos la prueba es la misma.

¿Cómo es una angioplastia?

Esta prueba se realiza en un área especializada del hospital, denominada hemodinámica, y se lleva a cabo por personal sanitario especializado en ello. Se trata de una sala con aparatos de Rayos X, similares a los de las radiografías, que permiten ver por dentro del cuerpo humano. Las imágenes obtenidas salen en unas pantallas en tiempo real, lo que permiten al médico, realizar su trabajo.

El procedimiento en todos los casos se realiza con anestesia local, lo que significa que el hemodinamista, cardiólogo especialista de estas pruebas, inyectará una anestesia similar a la del dentista en la zona de punción, muñeca o ingle, puede escocer en algunos casos pero es indolora. Así el paciente estará despierto en todo momento, pero no sentirá dolor.

Una vez anestesiada la zona, el médico necesita introducir unos catéteres en el sistema circulatorio, a través de la punción de una arteria femoral (ingle) o radial (muñeca). Es algo parecido a cuando nos canalizan una vena para ponernos un catéter endovenoso, pero en este caso el catéter es más largo y se usa una arteria. Los catéteres se avanzan hasta el corazón permitiendo ver las los vasos sanguíneos e introducir el material necesario para tratar la lesión. La elección de la ingle o la muñeca dependerá del médico, ambos procedimiento son iguales y tanto el resultado como el material es el mismo. Lo único que varía son los cuidados posteriores.

Para hacerse una idea, podemos imaginar que la arteria coronaria es como una tubería, en este caso sucia, que debemos limpiar. Para ello, el hemodinamista utilizará primeramente un balón, se trata de un pequeño globo que se infla dentro de la arteria abriendo de nuevo el flujo sanguíneo haciendo que el material que obstruye las paredes se "aplaste" contra la pared restaurando así el calibre original del vaso sanguíneo y permitiendo que la sangre vuelva a fluir. Para que la arteria no se vuelva a cerrar se introduce un stent dentro de la misma. Un stent es una malla metálica en forma de tubo que actúa como soporte dentro de la arteria y la mantiene abierta, permitiendo que el flujo sanguíneo pase sin obstrucciones.

Para realizar una angioplastia debe hacerse anestesia localPara realizar una angioplastia debe hacerse anestesia local

Una vez que el médico ha tratado todas las lesiones, puede ser necesario colocar más de un stent o tratar más de una arteria, se procede a extraer el material usado y a "cerrar" la arteria que se ha pinchado para evitar que sangre. Si el procedimiento se ha realizado por la ingle, se colocará dentro de la arteria un tapón de colágeno bioabsorbible en los 60-90 días posteriores a su implantación. Si se ha realizado por la muñeca, se coloca al paciente una una banda de plástico transparente que presiona el punto de punción, evitando el sangrado de la arteria. La banda se desinflará lentamente según protocolo y características del paciente.

Cuidados previos y posteriores a la angioplastia

Previo a la prueba deberá permanecer en ayunas unas 6 horas antes del procedimiento. Se le extraerá una analítica un día antes para comprobar que está en condiciones de ser sometido a la angioplastia. Deberá firmar un consentimiento dando su autorización para que se le realice la prueba. Si es alérgico a algo es importante que lo comunique, entre otros fármacos se usará contraste yodado, por lo que si es alérgico será necesario que se le administre una medicación previa para que no sufra una reacción alérgica.

Los cuidados posteriores dependerán de la vía que han utilizado para hacer la prueba. En caso de acceso femoral (ingle):

-Tendrá un peso en la zona de punción durante 4h. Se levantará por primera vez con ayuda del personal sanitario. El primer día reposo relativo y no realizar esfuerzos con la pierna afectada.

- Tras la retirada del apósito, limpiar la zona diariamente con jabón neutro y agua, secar cuidadosamente y cubrir con un apósito durante 3-4 días.

Si punción radial (muñeca):

- Mantener la mano en reposo absoluto y por encima del codo. No levantar pesos supriores a 4 kg la primera semana.

- Movilizar los dedos para evitar la hinchazón de la extremidad debido a la compresión y favorecer la circulación de la sangre.

- No apoyar la mano, ni flexionar la muñeca.

Las principales complicaciones y más comunes tras una angioplastia son la infección y el hematoma de la zona de punción. Para evitarlos ante cualquiera de estos síntomas debe acudir a urgencias: dolor, enrojecimiento y/ o calor al tacto, supuración o sangrado, hormigueo o acorchamiento, adormecimiento y/o frialdad en la extremidad, fiebre superior a 38ºC.

Tras al angioplastia deberá tomar una medicación diaria, que ayudará a que su corazón se adapte a los stents implantados y éstos no se cierren de nuevo, fenómeno conocido como reestenosis. Esta medicación no debe olvidarse ningún día, por lo que si tiene que ser operado de algo, debe comunicar a su médico que la está tomando.

Artículos recomendados