Menú
Relación entre la carencia de vitamina D y los abortos espontáneos

VITAMINAS

Relación entre la carencia de vitamina D y los abortos espontáneos

Las vitaminas son sustancias que tu cuerpo necesita para crecer y desarrollarse con normalidad, pero, ¿qué tiene que ver la vitamina D con los abortos espontáneos?

Maria del Carmen Roldán Prieto

Las vitaminas son sustancias que tu cuerpo necesita para crecer y desarrollarse con normalidad. En concreto, la vitamina D ayuda a que el cuerpo absorba el calcio y el fósforo correctamente. La carencia de vitamina D puede ocasionar enfermedades de los huesos como la osteoporosis o el raquitismo, pero tiene también un papel importante en los sistemas inmune, nervioso y muscular.

¿Por qué es necesario tomar vitamina D durante el embarazo?

La vitamina D es beneficiosa para la salud de las mujeres por su papel en la función inmune, en la división celular saludable, y la salud ósea. Estos beneficios inciden también en el desarrollo óseo de los bebés en el caso de las mujeres embarazadas, y su carencia está relacionada con la preeclampsia.

Durante el embarazo, la carencia de vitamina D se convierte en un problema importante porque no hay que considerar a un paciente sino que hay que considerar a dos, a la madre y al feto. Las necesidades fetales de vitamina D aumentan durante la segunda mitad del embarazo porque es cuando el feto desarrolla el crecimiento óseo y comienza la osificación.

El feto obtiene la vitamina D por transferencia pasiva, es decir, depende por completo de las reservas de la madre. Por tanto, el estado materno es un reflejo directo del estado nutricional del feto. Pero esto no termina con el embarazo, sino que continúa después del parto ya que el nivel de esta vitamina en la leche materna también se relaciona con el nivel sérico de la madre. Esto quiere decir que un nivel bajo de vitamina D en la leche materna puede ejercer un efecto nocivo en un recién nacido.

El feto obtiene la vitamina D por transferencia pasivaEl feto obtiene la vitamina D por transferencia pasiva

La vitamina D puede reducir la frecuencia de los abortos espontáneos

El aborto espontáneo recurrente se refiere a cuando una mujer experimenta al menos dos abortos espontáneos consecutivos antes de las 20 semanas de gestación. Alrededor del 2 al 5% de las mujeres en edad fértil se ven afectadas por esta afección, con el estrés físico y mental que conlleva.

La causa de estos abortos sigue siendo desconocida, pero investigadores de diversos países han propuesto varias hipótesis para el aborto espontáneo recurrente. Una de estas hipótesis indica que puede producirse el aborto como resultado de una interrupción de la inmunomodulación, es decir, una interrupción de la sustancia que regula el sistema inmune. Además, los estudios muestran que las mujeres que sufren de aborto espontáneo recurrente tienen altos niveles de ciertas proteínas y linfocitos que juegan un papel importante en el aumento de la inflamación.

Debido a las propiedades antiinflamatorias conocidas de la vitamina D, los investigadores realizaron un estudio aleatorio controlado para evaluar los efectos de la administración de suplementos de vitamina D entre mujeres embarazadas que habían sufrido aborto espontáneo recurrente con anterioridad.

Se evaluaron los niveles de vitamina D a las 10 y 20 semanas de estar tomando suplementos diarios de esta vitamina. Se concluyó que las mujeres que habían tomado los suplementos de vitamina D redujeron los niveles de proteínas y linfocitos que se había observado que aumentaban con el riesgo de aborto, además el número de abortos espontáneos recurrentes también disminuyó entre estas pacientes.

Las personas con deficiencia de vitamina D suelen tomar suplementosLas personas con deficiencia de vitamina D suelen tomar suplementos

¿Se puede obtener la vitamina a través de la alimentación?

Las personas con deficiencia de vitamina D suelen tomar suplementos porque muy pocos alimentos contienen una cantidad significativa de esta vitamina. Los pocos alimentos ricos en vitamina D, como los arenques o el aceite de hígado de bacalao, no son habituales en una cesta de la compra estándar. Incluso los alimentos enriquecidos como la leche carecen de una cantidad significativa de esta vitamina.

Los pescados grasos como el salmón, el atún o la caballa contienen algo de vitamina D, así como el hígado de vacuno, el queso o las yemas de huevo. También se pueden encontrar en los supermercados alimentos enriquecidos con esta vitamina, aunque como se ha dicho anteriormente no contienen cantidades significativas. Entre estos alimentos enriquecidos se encuentran la leche, cereales, zumos, productos lácteos o bebidas vegetales.

Pero no hay que obsesionarse con la falta de vitaminas. Lo mejor es siempre seguir las indicaciones del médico porque un exceso de vitamina D puede tener consecuencias negativas en tu organismo ya que tus riñones pueden verse dañados. Además puedes notar signos de toxicidad como náuseas, vómitos, pérdida de peso, falta de apetito, estreñimiento, problemas cardíacos... entre otros.

Conclusiones

Diversos estudios realizados en diferentes países han evidenciado una relación entre el aborto espontáneo recurrente y la vitamina D en la interfaz feto-materna, aunque de momento no existen resultados científicos recurrentes es un campo de estudio activo. Los estudios sugieren que la vitamina D localizada en la interfaz feto-materna tiene un papel protector del feto, lo que favorece que el embarazo salga a delante y disminuya en consecuencia el riesgo de aborto.

Mientras se sigue investigando sobre esta línea, en la que son necesarios estudios de más envergadura, tienes que seguir siempre las indicaciones de tu médico ya que estará probablemente al corriente de los últimos avances y ante cualquier carencia de tu organismo te proporcionará el tratamiento más adecuado para que tu embarazo tenga un final feliz.

Artículos recomendados