Menú
Rutinas de entrenamiento para mesomorfos

VIDA SALUDABLE

Rutinas de entrenamiento para mesomorfos

Los mesomorfos tienen constituciones medianas sin ganancia de masa fácil ni tendencia a coger peso corporal.

Mª José Roldán Prieto Mª José Roldán Prieto Psicopedadoga experta en aprendizaje y salud

La ciencia del ejercicio identifica tres tipos de cuerpo: ectomorfo, endomorfo y mesomorfo. Los ectomorfos pueden mantenerse delgados con poca dificultad, incluso cuando se trata de desarrollar músculo y masa. Los endomorfos tienen el problema opuesto: ganan músculo fácilmente, pero también tienden a engordar. 

Los mesomorfos dividen la diferencia. Tienen constituciones medianas sin ganancia de masa fácil ni tendencia a engordar. Para mantener un buen físico, debe aprovechar sus fortalezas mientras mitigan las debilidades.

Usar tu peso corporal como resistencia en lugar de pesas funciona bien para los mesomorfosUsar tu peso corporal como resistencia en lugar de pesas funciona bien para los mesomorfos

Entrenamiento cardiovascular

Aunque no es tan importante como para un endomorfo, el cardio regular es la forma más eficiente de evitar que tu cuerpo medio engorde demasiado. El cardio quema calorías, y quemar calorías significa mantener bajos los niveles de grasa corporal. Lo recomendable son tres entrenamientos por semana, cada uno de 30 minutos de cardio a un nivel moderado de esfuerzo. 

Dado que un mesomorfo no debe protegerse contra el aumento de peso rápido ni vigilar la pérdida de peso excesiva, este programa debería ser suficiente para las necesidades básicas de condición física. A continuación vamos a indicarte cuál es el entrenamiento perfecto que puedes seguir si tienes un cuerpo mesomorfo.

Levantamiento de pesas

El entrenamiento con pesas para conseguir volumen es un desafío, y a menudo frustrante, para los mesomorfos. A menos que tengas una razón competitiva para alcanzar este objetivo, es mejor apuntar a la fuerza y al volumen razonable. Esto significa adoptar un programa de repeticiones moderadas de pesos moderados. 

Lo recomendable son series de 8 a 12 repeticiones, hechas con un peso en el que a menudo luchas con las últimas dos o tres repeticiones en cada serie. También es recomendable tres sesiones de entrenamiento con pesas por semana, una para el pecho y brazos, espalda, hombros y piernas.

Ejercicios de peso corporal

Usar tu peso corporal como resistencia en lugar de pesas funciona bien para los mesomorfos. Los endomorfos generalmente necesitan pesos más altos para aumentar el volumen que pueden transportar sus cuerpos. Los ectomorfos pueden pesar demasiado poco para que estos ejercicios obtengan los resultados que desean. 

Ejemplos de ejercicios de peso corporal incluyen ejercicios de calistenia, gimnasia y algunas posturas de yoga. Aunque este tipo de entrenamiento no generará gran volumen, puede producir el cuerpo definido y fuerte que se ve bien en un marco mesomorfo. Si eliges ejercicios de peso corporal, hazlos en lugar del entrenamiento con pesas. Hacer ambos puede aumentar en riesgo sobreentrenamiento y lesiones.

Los mesomorfos no necesitan prestar tanta atención a la dietaLos mesomorfos no necesitan prestar tanta atención a la dieta

Fitness

La aptitud cardiovascular y la fuerza muscular son los tipos de entrenamientos a los que se refieren más personas cuando hablan de ejercicio. Sin embargo, la flexibilidad, la dieta y el manejo del estrés son otras facetas de la condición física que posiblemente sean importantes. 

Los mesomorfos no necesitan prestar tanta atención a la dieta como aquellos con otros tipos de cuerpo: naturalmente mantienen un marco promedio. Sin embargo, la nutrición básica, los ejercicios de flexibilidad como el estiramiento y el yoga, y un plan para controlar el estrés son valiosos. A diferencia de otras formas de ejercicio, las mejores prácticas para estos siguen siendo las mismas entre los tipos de cuerpo.

De todos modos, tienes que conocerte bien para saber qué es lo que necesita tu cuerpo en cada momento y cómo mantenerlo a flote para sentirte bien tanto por fuera como por dentro. Si tienes dudas de qué tipo de entrenamiento tienes que seguir, acude a tu médico o a un entrenador personal para que te oriente en tus rutinas y puedas entrenar de manera eficiente acorde a tu cuerpo, tu metabolismo y tu condición física. Pero recuerda que para tener buenos resultados, además de mantener tus rutinas de ejercicios, también deberás mantener una dieta equilibrada.

Artículos recomendados