Menú
No envuelvas tu vientre en plástico para perder peso

PERDER PESO

No envuelvas tu vientre en plástico para perder peso

Si alguna vez has escuchado que envolver tu vientre en plástico para perder peso es eficaz... ¡deja de creerlo ya!

Mª José Roldán Prieto Mª José Roldán Prieto Psicopedadoga experta en aprendizaje y salud

Junto con los quemadores de grasa y los entrenadores de cintura, envolver el estómago en una envoltura de plástico es uno de esos métodos no tan científicos que se rumorea que te ayuda a perder peso rápidamente y con un mínimo esfuerzo...

Puede ser peligroso

Pero la realidad es que no, no funciona. Si te pones plástico alrededor de tu cuerpo para perder más peso mientras hacer ejercicios y sudas, simplemente no conseguirás nada. Cuando sudas más no pierdes peso, porque no pierdes grasa. Al sudar más lo que estás eliminando por los poros de tu piel es líquido y agua, por lo que lo único que consigues es deshidratarte más y más rápido.

Envolver el estómago (o cualquier parte de tu cuerpo) en plástico durante el ejercicio definitivamente te hará sudar, no aumentará la quema de calorías ni aumentará la pérdida de grasa. Además, puede conducir a condiciones peligrosas como la deshidratación. Si bien los métodos de pérdida de peso de reparación rápida son ciertamente atractivos, no te ayudarán a mantener el peso por mucho tiempo. En lugar de esto, introduce algunos ejercicios saludables y hábitos alimenticios que sean sostenibles para ti a largo plazo: ¡tu cuerpo se lo agradecerá!

 La cantidad de sudor que produces no es una medida eficaz para la quema de calorías La cantidad de sudor que produces no es una medida eficaz para la quema de calorías

Los peligros de la sudoración excesiva

Sudar bien durante un entrenamiento es una forma saludable de mejorar tu estado de ánimo. Sin embargo, la cantidad de sudor que produces no es una medida eficaz para la quema de calorías. Si bien inducir la sudoración excesiva puede hacer que pierdas algo de peso en agua, te recuperarás tan pronto como te rehidrates.

La sudoración excesiva no solo no ayuda a perder peso, sino que también puede provocar deshidratación. La deshidratación ocurre cuando pierde más líquidos de los que ingieres, lo que significa que tu cuerpo no tiene suficiente agua para llevar a cabo sus funciones normales. Esta condición puede comprometer la capacidad de tu cuerpo para enfriarse, afectando tu capacidad para realizar físicamente un buen ejercicio. También puede causar fatiga, mareos y confusión, y puede conducir a complicaciones más graves, como problemas renales, convulsiones y sufrir golpe de calor potencialmente mortal.

Junto con el ejercicio, es necesaria una dieta saludableJunto con el ejercicio, es necesaria una dieta saludable

Prácticas seguras (y efectivas) para bajar de peso

Para una pérdida de grasa segura y a largo plazo, tienes que centrarte en lo básico: dieta y ejercicio. Si bien las técnicas de pérdida rápida pueden sonar más atractivas, a menudo te retrasarán y te harán sentir desanimado. En cambio, dale a tu cuerpo el tratamiento saludable que se merece y pasa al menos 75 minutos cada semana haciendo ejercicio aeróbico. Además, no descuides el entrenamiento de fuerza; trata de pasar al menos dos días a la semana en la sala de pesas.

Junto con el ejercicio, es necesaria una dieta saludable y un déficit de calorías seguro y sostenible para la pérdida de grasa. Puedes usar un contador de calorías para ayudarte a determinar cuántas calorías necesitas consumir. Deberás tener en cuenta el objetivo de edad, sexo, altura, peso, nivel de actividad y pérdida de peso para calcular el déficit calórico al que debes aspirar. Por lo general, reducir 500 a 1.000 calorías cada día se considera seguro

En cuanto a la sustancia de sus comidas, elige alimentos que sean ricos en nutrientes y altos en fibra. Los alimentos ricos en fibra, como las verduras, las legumbres y las frutas, tardan más en digerirse y te mantendrán saciado por más tiempo. Los alimentos ricos en proteínas como el pollo, el pescado y los huevos también ayudarán a evitar el hambre.

Con estos consejos podrás olvidarte de la práctica poco saludable de envolver tu cuerpo en plásticos o de caer en otros métodos de pérdida de peso rápidos que nunca mejorarán tu salud, más bien la empeorarán. Habla con tu médico para obtener buenos consejos para tu pérdida de peso.

Artículos recomendados