Menú
¿Por qué la pérdida de peso es fluctuante?

PERDER PESO

¿Por qué la pérdida de peso es fluctuante?

Si te pesas todos los días y estás a dieta, habrás comprobado que alguna vez has subido de peso... ¿por qué ocurre?

Mª José Roldán Prieto Mª José Roldán Prieto Psicopedadoga experta en aprendizaje y salud

Si te pesas cada mañana notarás como el número de la báscula puede cambiar significativamente de un día a otro. Algunas veces la razón de la fluctuación del peso diaria es obvia (quizá comiste más de la cuenta antes de dormir y aumentaste de peso o tuviste un gran entrenamiento y perdiste peso). Pero hay otras razones por las que tu peso cambia día a día.

Si estás tratando de perder peso o cambiar tu composición corporal, puedes sentirte tentado a creer que la fluctuación del peso diario se debe a la pérdida de grasa o al aumento de grasa. Y esa es una posibilidad, pero hay muchos otros factores que afectan tu peso día a día.

Fluctuación de peso diaria: ¿qué es normal?

Un cambio de peso de unos 2 kilos es lo normal en el día a día de cualquier persona. El número de la báscula puede cambiar hasta 9 kilos por día dependiendo del tamaño de tu cuerpo. Existen muchos factores que pueden contribuir al aumento del peso o a la disminución del mismo. En este sentido, merece más la pena pesarse una vez a la semana y no pesarse cada día.

El sodio

Los alimentos con alto contenido en sal pueden causar retención de líquidos. El agua extra en el cuerpo hace que se cojan más kilos de la cuenta. Hay algunas personas que son muy sensibles al sodio y que pueden retener más agua y otras que lo son menos y toleran mejor el sodio en su organismo.

Quizá no tomes sal añadida pero la sal se esconde en muchos alimentos: embutidos, comida congelada, salsas, sopas en botes...

Un cambio de peso de unos 2 kilos es lo normal en el día a día de cualquier personaUn cambio de peso de unos 2 kilos es lo normal en el día a día de cualquier persona

Hidratos de carbono

Si sueles tomar pan, pasta, arroz u otro tipo de carbohidratos, el aumento de peso que ves en la báscula puede estar relacionado con la ingesta de esos carbohidratos. Por cada gramo de carbohidratos que consumes, tu cuerpo retiene aproximadamente tres gramos de agua para almacenar como fuente de energía. 

Por esa razón, si tomas una comida con alto contenido de carbohidratos, es probable que tu peso corporal aumente debido al peso del agua, no debido al aumento de grasa. Además, muchos alimentos ricos en carbohidratos refinados también son altos en sodio. Por ejemplo, una comida de espaguetis y albóndigas con queso parmesano puede hacer que retengas agua debido a la ingesta de carbohidratos y al alto contenido de sal.

El peso de los alimentos

Comer hace que tu peso aumente, es normal. La comida que consumes puede pesar ciertos gramos por comida o varios kilos por día. El agua en los alimentos puede hacer que tu peso aumente también, y muchas veces después de haber estado comiendo mucho, este peso del agua es lo que hace que el número de la balanza suba. Además, según algunos expertos, consumir dos vasos de agua aumenta también el peos y es totalmente normal.

Pero no te preocupes porque este peso no se queda contigo. Las calorías en los alimentos se utilizan para alimentar tus procesos naturales del cuerpo que necesitan energía para funcionar correctamente. También se puede almacenar la energía para un uso posterior. Los productos de desecho son procesados y excretados por el cuerpo en forma de orina y heces (deposiciones).

Movimiento intestinales

Es probable que vea algunas fluctuaciones en la escala debido a las deposiciones. ¿Cuánto pesa tu deposición? En un estudio de investigación, los investigadores descubrieron que puede producir de 125 a casi 170 gramos de heces por día. Sin embargo, otros estudio informan que el peso promedio diario de las heces es de aproximadamente 106 gramos por día.

En realidad, los hábitos intestinales normales varían, pero no verás las principales fluctuaciones de peso solo por las deposiciones. De hecho, incluso cuando pierdes peso de heces, todavía habrá material digerible en tránsito. Se estima que el tiempo fisiológico normal de tránsito fecal varía entre 40 y 60 horas con un tiempo óptimo de tránsito intestinal total de 24-48 horas. El tiempo de tránsito se mejora si se consumen más fibra dietética.

Ejercicio

El ejercicio puede hacer que sudes y pierdas peso. Los expertos en ejercicio estiman que la persona promedio pierde aproximadamente de 500 a 700 gramos de líquido por hora durante el ejercicio, especialmente una actividad cardiovascular intensa. Ese número puede variar mucho en función de las condiciones climáticas y otros factores. 

Si haces cualquier ejercicio de fuerza también tus músculos pueden retener más agua. Cuando participas en el entrenamiento de fuerza, creas pequeñas grietas o microdesgarros en el músculo. Tus músculos almacenan y usan agua para reparar el daño. Cuando creas y reparas estos microdesgarros, tus músculos se vuelven más grandes y más fuertes.

Ciertos medicamentos pueden hacer que aumentes de pesoCiertos medicamentos pueden hacer que aumentes de peso

Tomar medicación

Ciertos medicamentos pueden hacer que aumentes de peso. Algunos medicamentos pueden hacer que tengas más hambre, otros que retengas agua y otros, que afecten a cómo tu cuerpo absorbe y almacena la glucosa lo que puede hacer que se formen depósitos de agua. Cuando esto ocurre se pueden subir hasta varios kilos por mes.

Si comienzas a notar un aumento de peso después de haber comenzado a tomar una medicación, no suspendas el tratamiento pero habla cuanto antes con tu médico para saber cuál podría ser la mejor opción para ti sin tener que sufrir un aumento de peso.

El ciclo menstrual

La mayoría de las mujeres notan cierto grado de hinchazón debido a la retención de líquidos inmediatamente antes y durante su período menstrual. La retención de líquidos alcanza su punto máximo el primer día del flujo menstrual. Es más bajo durante el período medio-folicular (la fase media de su ciclo) y luego aumenta gradualmente durante los once días que rodean la ovulación.

Si bien es posible que no haya cambios hormonales que causen aumento de peso, es posible que los antojos que tengas antes de tu período de menstruación causen que comas más o que comas alimentos diferentes de los que normalmente comes lo que puede aumentar la retención de líquidos y aumento de peso.

No tienes que preocuparte si ves que el peso en tu báscula varía cada día o incluso si sube un poco. Si el número en la escala continúa aumentando o permanece elevado durante más de 5-7 días, entonces puede ser un indicador de una preocupación médica o simplemente un aumento de la masa corporal. Debes tener en cuenta que tanto el músculo como la grasa aumentan tu masa, por lo que su aumento de peso no es necesariamente malo.

Artículos recomendados