Menú
Qué le pasa a tu cuerpo si haces una dieta yoyo

DIETA YOYO

Qué le pasa a tu cuerpo si haces una dieta yoyo

Si quieres hacer una dieta yoyo, primero descubre qué es y cómo puede afectar a tu cuerpo el hacerla.

Mª José Roldán Prieto Mª José Roldán Prieto Psicopedadoga experta en aprendizaje y salud

Si alguna vez has tratado de perder peso, sabes que hay docenas de dietas que prometen resultados rápidos. Pero saltar a una dieta demasiado restrictiva generalmente hace que las personas pierdan peso rápidamente, solo para recuperarlo cuando se reanuda la alimentación normal. Cuando cambias a una dieta diferente solo para comenzar el patrón nuevamente, se llama "dieta yoyo".

Cuando pierdes mucho peso y lo recuperas, eso no es una dieta exitosa. Si la comida que estás comiendo no es algo con lo que puedas vivir a diario, probablemente no funcionará a largo plazo... Además de ser ineficaces, las dietas yoyo pueden causar daños psicológicos y físicos, algunos de ellos permanentes. A continuación vamos a hablar sobre cómo esta dieta puede afectar a tu cuerpo.

Las personas que hacen dieta yoyo tienden a perder peso rápidamenteLas personas que hacen dieta yoyo tienden a perder peso rápidamente

Tus músculos

Debido a que las personas que hacen dieta yoyo tienden a perder peso rápidamente , generalmente pierden músculo junto con grasa, incluso cuando el ejercicio está presente. Pero a la alza, cuando las personas que hacen dieta reanudan la alimentación normal y comienzan a recuperar su peso, solo están recuperando la grasa.

¿Por qué son malas noticias? Más allá de un físico menos que ideal, esto significa que la próxima vez que intentes perder peso, probablemente será mucho más difícil, ya que tu cuerpo ahora tiene menos músculo para quemar grasa. Las personas que siguen una dieta de yoyo tienden a tener menos masa muscular y fuerza que aquellas que no lo hacen.

Tu sistema digestivo

Lo que típicamente se ve en una dieta de yoyo es que, en la fase ascendente, las personas comen en exceso. Esto causa problemas digestivos como reflujo, dolor de estómago e incluso estreñimiento intermitente o diarrea, dependiendo de lo que estés comiendo y cuánto. Los períodos de atracones también están muy asociados con afecciones como la enfermedad por reflujo gastroesofágico y el síndrome del intestino irritable, que pueden conducir a más períodos de restricción de alimentos para aliviar síntomas dolorosos o brotes, que continúan el ciclo dañino de restricción y atracones y pueden provocar aún más problemas estomacales en el futuro.

Seguir una dieta puede volverte gruñón, estresado, ansioso y deprimido, y no es solo por el efecto social de sentir que no puede salir a cenar o comer lo que quiera, es porque la dieta afecta el sistema de comunicación del estado de ánimo que tenemos entre nuestro intestino y nuestro cerebro.

Tu salud intestinal

Las dietas yoyo pueden contribuir a la inflamación crónica con el tiempo, y ahí es donde vemos que la salud del cerebro y el intestino se ven afectados. El microbioma intestinal juega un papel importante en la producción de serotonina, un neurotransmisor responsable de regular el apetito, el estado de ánimo, el comportamiento y el sueño. Pero cualquier tipo de restricción en la dieta, puede sacar el microbioma intestinal peligrosamente fuera de control, interrumpiendo nuestra serotonina y la producción de otras hormonas importantes.

Las dietas de moda tienden a eliminar uno o más grupos de alimentos completos, y eso es bastante grave... El intestino necesita una variedad de fuentes de alimentos, y cuando pierdes esa variedad, las bacterias buenas no tienen los alimentos que necesita para mantenerse y comienzan a morir. Cuando se agota el microbioma intestinal, tu estado de ánimo puede sufrir.

Este tipo de dietas puede causar estragos en tu corazónEste tipo de dietas puede causar estragos en tu corazón

Tu corazón

Este tipo de dietas puede causar estragos en tu corazón. Cuando uno pierde peso, afecta una serie de funciones corporales, que incluyen la frecuencia cardíaca, la presión arterial, el azúcar en la sangre y los niveles de lípidos. Pero recorrer los períodos de pérdida y aumento de peso puede hacer que todas estas cosas fluctúen dramáticamente, lo que ejerce presión sobre el sistema cardiovascular en su conjunto.

Tu autoestima

Aunque no es parte de tu cuerpo, merece la pena mencionarlo. Los efectos psicológicos de las dietas yoyo pueden ser particularmente dañinos y suelen pasarse por alto. Este tipo de dietas suele estar asociado a sentimientos fracaso. La gran mayoría de las personas no sufre una pérdida de peso a largo plazo debido a las dietas frecuentes de yoyo, y cuando vuelve el peso, la autoestima puede hundirse. Esto conduce a un "efecto cascada" de negatividad, lo que hace en realidad tienen efectos sobre la salud general.

Estas personas terminan evitando cuidar su salud de manera preventiva, lo que puede aumentar su riesgo general de salud si no están recibiendo atención. ¿La solución? En lugar de pasar de una dieta rápida a otra, adopta hábitos más saludables con los que puedas mantenerte, para ayudarte a perder peso y no recuperarlo. También es una buena idea hablar con un profesional, como un dietista y/o entrenador personal, para crear un plan de alimentación y ejercicio saludable y sostenible que funcione para ti.

Artículos recomendados