Menú
Alimentos que debes evitar si tienes la vejiga inflamada o cistitis intersticial

VEJIGA

Alimentos que debes evitar si tienes la vejiga inflamada o cistitis intersticial

Si tienes la vejiga inflamada o cistitis intersticial es importante que vigiles tu dieta y evites estos alimentos...

Sergio Gallego Uvero

La inflamación de la vejiga, conocida formalmente como cistitis intersticial, es una afección crónica que afecta la vejiga y los órganos circundantes del sistema genitourinario. A menudo confundida con una infección de vejiga, la inflamación de la vejiga causa dolor, presión e incomodidad de leves a severos que fluctúan entre episodios intermitentes y constantes. La inflamación de la vejiga no tiene cura, pero puede encontrar alivio al hacer cambios en el estilo de vida, lo que incluye evitar los alimentos que causan brotes dolorosos.

La cistitis intersticial tiene varias causas potencialesLa cistitis intersticial tiene varias causas potenciales

Causas

La cistitis intersticial tiene varias causas potenciales. Estos incluyen un defecto en el epitelio protector de la vejiga, reacciones alérgicas incontroladas en las células de la vejiga, un objeto extraño en la vejiga, daño en los nervios de la vejiga y la consiguiente falta de comunicación de señal o reacciones autoinmunes.

Síntomas

Los síntomas comunes de la inflamación de la vejiga incluyen dolor crónico y ardor en la vejiga y la pelvis, la necesidad urgente de orinar, micción frecuente durante el día y la noche y dolor durante y después de las relaciones sexuales. Los síntomas varían de persona a persona y pueden estallar en respuesta a ciertos factores desencadenantes, como la menstruación, la sesión prolongada, el ejercicio, el estrés y alimentos específicos. 

No existen tratamientos estándar para la cistitis intersticial. Los síntomas se tratan de forma individual, y los resultados y el pronóstico varían dependiendo de la gravedad de la afección en concreto.

Dieta de eliminación

Los profesionales de la salud y los científicos no reconocen formalmente la dieta como una causa directa de inflamación de la vejiga, pero existen investigaciones válidas que vinculan ciertos alimentos con los brotes de inflamación. Dado que estos alimentos desencadenantes varían de persona a persona, tu médico puede sugerirte una dieta de eliminación. 

Este tratamiento consiste en eliminar los alimentos desencadenantes conocidos de tu dieta y reintroducirlos uno a la vez para notar cualquier cambio en tus síntomas. Una vez que conozcas los problemas alimentarios personales, podrás controlar mejor la condición.

Los alimentos que suelen ser desencadenantes suelen ser por bebidas gaseosas, cafeína en cualquiera de sus formas, los cítricos y los alimentos con altas concentraciones de vitamina C. Además, a continuación vamos a comentarte otros alimentos que también pueden afectar a tu vejiga inflamada.

Alimentos ricos en potasio

Las altas concentraciones de potasio también irritan la vejiga. Es necesario que evites estos alimentos con alto contenido de potasio, como el chocolate, tomates, café, nueces, semillas y ciertos pescados.

Edulcorantes artificiales

Algunos pacientes informan que los alimentos y bebidas que contienen edulcorantes artificiales, como el aspartamo y la sucralosa, causan inflamación dolorosa. Los alimentos y bebidas comunes etiquetados como "light" o "sin azúcar" a menudo tienen estos edulcorantes artificiales, que debes consumir con moderación.

Las altas concentraciones de potasio también irritan la vejigaLas altas concentraciones de potasio también irritan la vejiga

Otros alimentos y bebidas

Otros alimentos y bebidas desencadenantes incluyen alcohol, alimentos picantes, pimientos picantes, alimentos altamente ácidos y zumo de arándano. Es posible que algunos alimentos que te causan problemas cuando están frescos no causen brotes cuando se cocinan. Los productos lácteos pueden desencadenar inflamación si tienes alergia a la leche o intolerancia a la lactosa.

Si crees que tu alimentación te está causando problemas en tu vejiga inflamada y sientes más dolor de lo que sueles sentir como normal cuando tienes la vejiga mal, entonces tendrás que acudir a tu médico. Otra opción es acudir a un nutricionista o a un dietista, explicarle qué es lo que te ocurre y que te envíe una dieta que sea personalizada para ti. De esta manera, podrás tomar alimentos que sepas que te sentarán bien y que no inflamarán tu vejiga más de la cuenta. De este modo, podrás controlar la inflamación de tu vejiga de manera interna con alimentos. Si nada funciona acude a tu médico por si necesitas medicamentos.

Artículos recomendados