Menú
La enfermedad de Paget

HUESOS

La enfermedad de Paget

La enfermedad de Paget puede alterar el tamaño de la estructura ósea del cuerpo limitando a la persona.

Sergio Gallego Uvero

La enfermedad de Paget es una enfermedad bastante desconocida por la población y que afecta a los huesos. Dicha afección puede alterar el tamaño o la consistencia de la estructura ósea del cuerpo limitando a la persona en sus quehaceres del día a día. Los huesos afectados suelen ser los que se encuentra en la zona de la columna vertebral o en la pelvis. Una persona con dicha enfermedad tiene los huesos más frágiles que una persona sana, por lo que tiene muchas más posibilidades de sufrir diversas fracturas en los mismos. Acto seguido te hablamos un poco más de tal enfermedad y del tratamiento a seguir de la misma.

Una persona con dicha enfermedad tiene los huesos más frágiles que una persona sanaUna persona con dicha enfermedad tiene los huesos más frágiles que una persona sana

Síntomas de la enfermedad de Paget

La mayoría de los pacientes que sufren esta enfermedad no suelen presentar ningún tipo de síntomas. A pesar de ello los pacientes de tal enfermedad pueden tener algunos tipos de signos que hagan entender que pueden sufrir tal problema en los huesos:

  • Dolores intensos y continuos en los huesos ya sea en reposo o en movimiento.
  • Pueden llegar a desarrollar una afección en las articulaciones como es el caso de la artrosis. Sobre todo en la zona de las rodillas o en los hombros.
  • Fuertes dolores de cabeza como cefaleas o jaquecas.
  • Susceptibilidad a la hora de sufrir ciertas fracturas.
  • Entumecimiento en la zona de la columna vertebral.

Causas de la enfermedad de Paget

A día de hoy se desconoce las causas por las que una persona puede desarrollar o padecer la citada enfermedad de Paget. Como posibles causas pueden darse el factor genético o ambiental. También se piensa que dicha enfermedad se puede deber a una infección de origen vírico como es el caso del sarampión.

Diagnóstico de la enfermedad de Paget

Si la persona observa algunos de los síntomas anterirormente descritos, es importante que acuda al médico para que se le realice algunas pruebas que certifiquen tal enfermedad o la descarten. Lo normal es que se le haga un examen físico para comprobar si los síntomas se corresponden con los propios de esta enfermedad que afecta a los huesos.

El diagnóstico también comprende otra serie de pruebas como las radiografías para observar la situación de los huesos, la biopsia ósea o análisis de sangre y orina. Una vez que el diagnóstico ha confirmado que la persona sufre la enfermedad de Paget, es importante el empezar un tratamiento adecuado.

Tratamiento de la enfermedad de Paget

En el caso de padecer tal enfemedad ósea es bueno el seguir un tratamiento para paliar los síntomas propios de tal afección. El uso de ciertos medicamentos o fármacos como analgésicos o antiinflamatorios son esenciales a la hora de calmar los posibles dolores y rebajar la inflamación de los mismos.

Si los dolores son bastante fuertes o las fracturas son frecuentes es aconsejable el someterse a una intervención quirúrgica.

En el caso de padecer tal enfemedad ósea es bueno el seguir un tratamientoEn el caso de padecer tal enfemedad ósea es bueno el seguir un tratamiento

Cómo prevenir la enfermedad de Paget

Por desgracia a día de hoy, no hay una manera totalmente eficaz de evitar que una persona padezca tal tipo de enfermedad en los huesos. Sin embargo se pueden seguir una serie de consejos que ayuden a la persona a cuidar su salud y evitar en la medida de lo posible el desarrollar tal enfermedad.

Los expertos aconsejan el llevar una vida saludable siguiendo una dieta equilibrada y sana junto a la práctica de ejercicio físico. Es importante dejar de lado malos hábitos como puede ser el alcohol o el tabaco. Al ser una enfermedad en la que el componente genético juega un papel fundamental, es importante el llevar un seguimiento de la misma para observar el grado de afectación de la misma y los límites que puede llegar a sufrir la persona a la hora de llevar una vida normal.

Artículos recomendados