Menú
Por qué tienes sangrado vaginal si no tienes la menstruación

SANGRADO VAGINAL

Por qué tienes sangrado vaginal si no tienes la menstruación

¿Alguna vez te has asustado porque has tenido sangrado vaginal sin menstruación? Estos pueden ser los motivos-

Maria del Carmen Roldán Prieto

Muchas mujeres experimentan un sangrado vaginal anormal o manchado entre períodos alguna vez en su vida. Se considera anormal si éste ocurre: cuando no estás esperando tu menstruación o cuando tu flujo menstrual es más abundante o más débil de lo normal. También es extraño si ocurre en un momento de la vida en el que no se espera sangrar, por ejemplo, antes de los 9 años, cuando estás embaraza o después de la menopausia.

Causas del sangrado vaginal anormal

Tener un sangrado vaginal anormal tiene muchas causas posibles, y no significa necesariamente que se padezca de algún problema serio. Vamos a ver posibles causas de este sangrado:

- Un posible embarazo se debe tener siempre en consideración cuando la mujer está en edad fértil, por lo que el sangrado puede significar un problema si se está en estado. Un manchado mínimo durante el embarazo puede ser normal, pero es aconsejable acudir al médico para descartar problemas. Por el contrario, si el sangrado es algo abundante o el sangrado ocurre antes de las 12 semanas de gestación puede significar un problema serio, como un aborto o un embarazo ectópico. Sangrar después de la 12ª semana de gestación puede significar también un problema serio, como la placenta previa. En cualquier caso, si aparece sangre estando embaraza lo mejor es acudir al médico cuanto antes.

Tener un sangrado vaginal anormal tiene muchas causas posiblesTener un sangrado vaginal anormal tiene muchas causas posibles

- La ovulación puede causar que aparezca un poco de sangre entre ciclos.

- El síndrome del ovario poliquístico. Se trata de de un desequilibrio hormonal que interfiere con la ovulación normal y puede causar un sangrado anormal entre una regla y la siguiente.

- Algunas medicinas como las pastillas anticonceptivas a veces provocan un ligero sangrado entre reglas, especialmente durante los primeros meses de empezar a tomarlas. También puedes tener sangrados si no tomas las pastillas correctamente, es decir, en un horario regular cada día.

- Utilizar un dispositivo intrauterino (O DIU) también puede incrementar las posibilidades de manchado de sangre o provocar una regla más abundante.

- Una infección en los órganos pélvicos (en la vagina, la cerviz o cuello de útero, en las trompas de falopio o en los ovarios) puede causar sangrado vaginal, especialmente tras el coito o después de una ducha vaginal. Las enfermedades de transmisión sexual (ETS) son las causas más comunes de las infecciones en los órganos pélvicos.

- La enfermedad inflamatoria pélvica (EIP) causa inflamación o infección del útero, de las trompas de falopio o de los ovarios, lo que provoca en consecuencia un sangrado anormal.

Otras causas menos comunes que causan un sangrado vaginal anormal y que son causas más serias son:

- Haber sufrido abusos sexuales.

- Tener un objeto introducido en la vagina.

- Los fibromas uterinos, que provocan una menstruación muy abundante y dolorosa, y también pueden ocasionar sangrados entre reglas.

- Problemas estructurales como el prolapso uretral. Este es un problema muy poco común que suele darse en niñas prepúberes y en mujeres posmenopáusicas y que puede causar un sangrado vaginal. Consiste en el desplazamiento de la uretra como consecuencia de una presión abdominal y de la ingle hacia la vagina.

- Cáncer de cuello de útero, de útero, de ovarios o de vagina.

- El estrés emocional extremo puede ocasionar también un sangrado vaginal anormal. Si piensas que sufres de estrés, es importante que pienses en realizar cambios en tu vida, incorporando actividades o momentos de relajación en tu rutina diaria con el fin de vencer o minimizar los problemas que el estrés y la ansiedad ocasionan no solo en la mente sino también en el cuerpo físico.

- También puede ser consecuencia del ejercicio excesivo, aunque el ejercicio excesivo suele causar más comúnmente amenorrea o ausencia de menstruación.

- Otras enfermedades como el hipertiroidismo o la diabetes es posible que también causen un sangrado anormal.

- Durante las primeras semanas después del parto puede producirse un sangrado abundante, también después de un aborto, debido a que el útero no se ha contraído al tamaño pregestacional o porque el tejido fetal permanece en el útero.

- A partir de los 40 años, un sangrado vaginal anormal puede significar que está entrando en la perimenopausia. En una mujer que no ha tenido un período menstrual en 12 meses, el sangrado vaginal siempre es anormal y se debe acudir al médico.

¿Cuándo acudir al médico?

Es importante recordar que cualquier síntoma anormal que te suceda es un motivo para pedir cita con tu médico, también cuando ves sangre en tus braguitas de manera inesperada.

Si además del sangrado presentas otros síntomas que empeoren tu estado, como por ejemplo: dolor, fatiga, mareos o fiebre, no dudes en acudir al hospital para que evalúen qué te sucede cuanto antes.

El médico que te atienda probablemente te preguntará sobre tu regla, sobre su regularidad, abundancia y duración, si tomas medicamentos y sobre otros factores que puedan afectar a tu cuerpo para hacerlo sangrar.

Las pruebas de diagnóstico permitirán al profesional médico encontrar la causa del sangradoLas pruebas de diagnóstico permitirán al profesional médico encontrar la causa del sangrado

Es posible que el médico te haga un examen físico, que incluya un examen pélvico. También te pueden extraer sangre para controlar los niveles de hormonas, así como realizar una biopsia en tu cuello uterino o realizar una ecografía para tener una mejor visión de tu útero. Las pruebas de diagnóstico permitirán al profesional médico encontrar la causa del sangrado.

¿Cómo tratar este sangrado anormal?

Hablar sobre un posible tratamiento sería bastante aventurado puesto que éste dependerá del diagnóstico. En algunos casos, este tipo de sangrado se resolverá por sí solo. Sin embargo, conviene no ignorar el problema y evitar visitar al médico porque esto podría empeorar drásticamente tu salud al no obtener un tratamiento con la mayor celeridad posible. Si la causa del sangrado es una infección, un cáncer u otro tipo de trastorno grave, las consecuencias de no acudir a la consulta del médico podría poner en peligro tu vida.

Por lo tanto, ante cualquier anomalía en tu regla o ante cualquier mancha de sangre imprevista, no dudes en pedir la opinión de tu médico de confianza. Muchas mujeres se muestran reacias a visitar al médico cuando se trata de problemas relacionados con su vagina o con su menstruación por un pudor excesivo, y acuden a consulta cuando los síntomas ya son graves y queda poco tiempo de reacción a la hora de realizar un diagnóstico y establecer un tratamiento.

Estos tabúes sobre la salud femenina deben ser desterrados porque las consecuencias pueden ser fatales para la mujer. Por este motivo hay que dejar atrás la vergüenza y no dudar a la hora consultar con un especialista sobre los cambios que se producen en tu cuerpo.

Artículos recomendados