Menú
Para qué sirven las diferentes partes del cerebro

CEREBRO

Para qué sirven las diferentes partes del cerebro

Tu cerebro está compuesto por diferentes partes y cada una de ellas tiene una función distinta, ¡te lo contamos!

Mª José Roldán Prieto Mª José Roldán Prieto Psicopedadoga experta en aprendizaje y salud

Todos tenemos cerebro, es nuestro centro de operaciones y gracias a él el cuerpo funciona, pensamos y en definitiva, estamos vivos. El cerebro está dividido en diferentes partes y cada una de esas partes tiene diferentes funciones, todas cruciales y necesarias para nuestro funcionamiento diario, y por supuesto, para que nuestra salud esté en buenas condiciones.

El cerebro y la médula espinal forman el sistema nervioso central, que recibe señales de los sistemas nerviosos periféricos (los nervios del cuerpo), los interpreta y envía instrucciones para la actividad motora, todo en menos de un segundo. Cada parte del cerebro tiene una función específica, algunas de las cuales aún son desconocidas para los científicos.

A continuación vamos a comentarte las partes que tiene tu cerebro y por qué son tan importantes para tu vida. El cerebro es una parte del organismo que como hemos dicho es imprescindible, pero a día de hoy, sigue siendo todo un misterio para los científicos. Aún queda mucho por descubrir sobre esta masa gris que todos tenemos dentro de la cabeza y que nos permite ser quienes somos, con nuestra propia idiosincrasia.

Todos tenemos cerebro, es nuestro centro de operacionesTodos tenemos cerebro, es nuestro centro de operaciones

Cerebro

El cerebro es la mitad superior arrugada del cerebro, lo que normalmente se piensa cuando las personas piensan "cerebro". Las arrugas profundas, llamadas surcos, aumentan el área de superficie para que se pueda procesar más información. El cerebro se divide en dos hemisferios, y cada hemisferio tiene cuatro lóbulos: frontal, parietal, temporal y occipital.

Lóbulos del cerebro

El lóbulo frontal, detrás de la frente, controla el pensamiento, la planificación, el juicio y el movimiento. El lóbulo parietal, en la parte superior de la cabeza, interpreta la información sensorial de los nervios con respecto al gusto, el olfato y el tacto. El lóbulo occipital en la parte posterior de la cabeza procesa la información visual. El lóbulo temporal, en los lados cerca de las sienes, procesa la información sensorial del gusto, el olfato y el sonido, y muchos recuerdos también se almacenan allí.

Cerebelo

El cerebelo se encuentra en la parte posterior de la cabeza, debajo del lóbulo occipital. Combina información sensorial para ayudar a coordinar el movimiento: también es la parte del cerebro que lo ayuda a pasar una prueba de sobriedad de campo de la policía al permitirle tocarse la nariz con los ojos cerrados y caminar en línea recta de talón a pie.

El tronco encefálico incluye el mesencéfalo, la protuberancia y el bulbo raquídeoEl tronco encefálico incluye el mesencéfalo, la protuberancia y el bulbo raquídeo

Tallo cerebral

El tronco encefálico incluye el mesencéfalo, la protuberancia y el bulbo raquídeo. El tronco encefálico es muy importante para la vida, ya que regula la frecuencia cardíaca, la presión arterial, la temperatura corporal y el sueño. Además, cualquier impulso nervioso que viaje al cerebro desde la médula espinal debe pasar primero por el tronco encefálico.

Diencéfalo

Justo encima del tronco encefálico se encuentra el diencéfalo, que está formado por el tálamo y el hipotálamo. El tálamo es el guardián de los mensajes enviados desde y hacia el cerebro y la médula espinal. El hipotálamo controla la temperatura corporal y los impulsos vitales como la sed, el hambre y la fatiga.

Tu cerebro ha estado acompañándote desde tu nacimiento y te acompañará el resto de tu vida. Por eso, es necesario que tomes conciencia de su importancia en tu vida para que comiences a cuidar tu cerebro. Haz ejercicio, sigue. Una buena dieta y haz también ejercicios mentales que le ayuden a ser más ágil y estar sano y fuerte para que te proporcione un buen trabajo durante toda tu vida. Si alguna vez sientes que hay algo en tu cabeza o en tu cerebro que no va del todo bien, entonces tendrás que acudir a tu médico para que te derive al neurólogo y poder valorar la salud de tu cerebro.

Artículos recomendados