Menú
Tabaco y fertilidad: lo que debes saber

CONSEJOS SALUDABLES

Tabaco y fertilidad: lo que debes saber

Muchas personas se plantean los riesgos que tiene fumar no sólo para la salud sino también sobre su fertilidad.

Lara Fernández Díaz

Que el tabaco es algo nocivo para la salud es sabido por todo el mundo . Pero son muchas las informaciones que circulan sobre su relación o incidencia en la fertilidad y a su vez, muchas las mujeres o parejas que se preocupan sobre el daño que este puede hacer no sólo sobre la salud sino también sobre la posibilidad de quedarse embarazada y de dañar al bebé o el proceso de gestación.

En primer lugar, es importante recordar que el tabaco contiene sustancias que si ponen en riesgo la fertilidad ya que son tóxicas y no son las mejores condiciones para provocar la posibilidad de embarazo. De hecho, está demostrado que las mujeres que fuman tienen menos posibilidades de quedarse embarazadas y son las que no lo hacen, las que tienen más facilidad para esto. Lo mismo ocurre con los tratamientos para quedarse embarazada.

El consumo de tabaco no sólo durante el proceso de embarazo sino anteriormente a élEl consumo de tabaco no sólo durante el proceso de embarazo sino anteriormente a él

Por otro lado, es imprescindible saber que consumir tabaco provoca que una vez embarazada la mujer, el proceso de gestación sea más arriesgado, incluso llegando en los peores casos a la posibilidad de que ocurra un aborto u otro tipo de hechos como: nacimiento prematuro, muerte del neonato, ruptura de la placenta, etc.

Además, el tabaco no sólo puede llegar a afectar durante el proceso de gestación sino también al propio bebé provocándole ciertos problemas o alteraciones desde su nacimiento. Por este motivo, es fundamental que cualquier mujer fumadora que esté pensando quedarse embarazada o que se encuentre en estado se plantee su relación con el tabaco y a su vez, consulte con un especialista que le pueda indicar la incidencia de una manera más correcta a la que está expuesta con su condición de fumadora.

Para comprender mucho mejor los motivos por los cuales el tabaco y la fertilidad no deberían de ser compatibles, se exponen los siguientes aspectos:

  • Las propiedades del tabaco dañan el proceso de maduración de los folículos de los ovarios.
  • En el caso de las mujeres, fumar supone tener menor capacidad y calidad de ovular y gestación de un embrión. Además, tal y como se ha comentado, son más las posibilidades de que el bebé sufra algún tipo de daño o enfermedad.
  • La opción de quedarse embarazada puede reducirse en un gran porcentaje en las mujeres fumadoras y más si esta es combinada con una mala alimentación y vida sedentaria.
  • Los componentes del tabaco pueden provocar que se rompa el ADN del espermatozoide creando lesiones al mismo y dificultando el resto del proceso.

En definitiva, el consumo de tabaco no sólo durante el proceso de embarazo sino anteriormente a él, es nocivo no sólo para la salud sino para la fertilidad y todo lo que viene posteriormente a esta.

Afirmaciones falsas sobre el tabaco

Son muchas las informaciones que corren sobre el tabaco y todo lo relacionado con el mismo. En concreto, hay varios aspectos que es fundamental tener claro ya que en algún momento, se puede haber escuchado lo contrario.

  • Fumar no sólo afecta a los pulmones: Algunos fumadores creen que la única parte del cuerpo afectada por los cigarros son los pulmones pero esto no es así. Lo cierto es que los componentes del tabaco afectan también a otros aspectos como por ejemplo, la garganta o la producción de estrógeno. Además, tal y como se ha comentado anteriormente, la fertilidad también se ve afectada por su consumo.
  • Fumadores pasivos: No fumar no es sinónimo de no verse afectado por el tabaco. De hecho, los fumadores pasivos, o como son llamadas las personas que respiran el humo del cigarro de quienes fuman, también se ven muy afectados por este hasta el punto de que las consecuencias negativas del tabaco también pueden dejar huella en ellos. Por ello, es esencial que las personas embarazadas se alejen lo más posible del humo del tabaco y si su pareja fuma constantemente, trate de no hacerlo cerca de esta. Además, habrá que evitar vivir en un ambiente de humo y para ello, lo mejor es no permitir a nadie fumar dentro del hogar ya que el olor persiste y es algo negativo en todos los sentidos.
  • La menopausia se ve adelantada con respecto a las mujeres que no fumanLa menopausia se ve adelantada con respecto a las mujeres que no fuman

  • Que un hombre fume también influye en la fertilidad: No sólo está en manos de la mujer la fertilidad, sino que el hombre también importa y mucho en este proceso. El motivo es que su espermatozoide tiene gran importancia sobre el bebé y aporta, de tal forma que calidad del mismo será menor en fumadores que en personas que no consuman tabaco.
  • Fumadores sociales: Hay quienes piensan que sólo por fumar un par de cigarros, las consecuencias negativas son mínimas. Y es que, aunque suelen ser mayores sobre las personas que fuman más, fumar pocos cigarrillos al día también afecta y aumenta la dificultad de conseguir embarazarse. Además, la menopausia se ve adelantada con respecto a las mujeres que no fuman.
  • Más complicado embarazarse mediante tratamiento: En las mujeres fumadoras, quedarse embarazada por medio de un tratamiento es mucho más complicado que en las que no fuman. Esto es algo que ha sido comprobado por expertos, por lo que, se recomienda, evitar su consumo.

Artículos recomendados