Menú
¿Qué es el trastorno de acumulación?

TRASTORNO

¿Qué es el trastorno de acumulación?

El Trastorno de acumulación se define como una dificultad persistente para deshacerse o renunciar a las posesiones.

Andrea Fernández Rodríguez

Cuando en el 2013 el Manual Diagnóstico y Estadístico (DSM) de la Asociación Americana de Psiquiatría (APA) presentó su 5ª y última edición le dio al trastorno obsesivo compulsivo un capítulo propio que lo diferenciaba de los trastornos de ansiedad.

Junto al trastorno obsesivo compulsivo presentaron otros trastornos relacionados y entre ellos el trastorno de acumulación. A continuación, os contamos en qué consiste y cuáles son sus características principales.

El Trastorno de acumulación se define como una dificultad persistente para deshacerse de las posesionesEl Trastorno de acumulación se define como una dificultad persistente para deshacerse de las posesiones

¿Qué es el Trastorno de acumulación?

El Trastorno de acumulación se define como una dificultad persistente para deshacerse o renunciar a las posesiones que se han ido almacenando sea cual sea su valor real. La persona siente la necesidad de guardar cosas y es incapaz o sufre un gran malestar cuando intenta deshacerse de ellas.

Esa dificultad para deshacerse de las cosas que va adquiriendo suele llevar a que las zonas habitables del hogar estén congestionadas hasta el punto de impedir su uso. En el caso de que la casa esté despejada suele deberse a la acción de familiares, asistentes del hogar u otras personas.

Las creencias o justificaciones que las personas con trastorno de acumulación se dan tienen que ver con creer que esos objetos son únicos o que serán necesarios en algún momento, que tienen un significado emocional muy importante, se imponen no desperdiciar nada o las cosas que les rodean les dan seguridad.

Esta acumulación en algunos casos es secundaria a una adquisición excesiva. En este caso son las mujeres las que más tienen a las compras compulsivas de artículos que no necesitan e incluso de cuestionable utilidad.

La acumulación lleva a que sufran diferentes complicaciones. Entre ellas se ha comprobado que aumenta el riesgo de caídas y lesiones por estar rodeado de objetos, incluso llegando a la posibilidad de quedar atrapado o sepultado por aquello que se acumula. Las posibles condiciones insalubres también pueden poner en riesgo otros aspectos de la salud.

Los más destacados son los problemas sociales secundarios desde conflictos familiares, aislamiento o problemas legales con los vecinos por olores o incendios.

En cuanto a la conciencia acerca del padecimiento del trastorno, al igual que en otros como el trastorno obsesivo compulsivo, se trata de un continuo. Puede ir desde una conciencia completa acerca del problema de la acumulación, sus consecuencias y el malestar que le provoca hasta todo lo contrario.

La falta de conciencia acerca del problema suele ser bastante frecuente y lleva a que las personas que lo sufren no busquen ayuda y dificulta el tratamiento necesario.

Epidemiología y curso

Se estima que entre el 2 y el 6% de la población general podrían sufrir un Trastorno de acumulación. Se trata de una problemática más común en hombres aunque a consulta son más las mujeres que acuden.

Destaca que se trata de un trastorno que afecta mucho más a adultos mayores que jóvenes. Se calcula que las personas entre 55 y 94 años se ven hasta tres veces más afectadas que aquellos que tienen entre 34 y 44 años.

Cuando se pregunta a los pacientes se suele comprobar que los primeros síntomas aparecen entre los 11 y 15 años aunque no causan problemas hasta pasados los 25 años. A partir de aquí suele ir aumentando en gravedad y tener un curso crónico si no es tratado.

Factores de riesgo

Cómo en la mayoría de trastornos mentales se desconoce el origen del mismo. En el caso del trastorno de acumulación la investigación señala algunos factores que aumentan la probabilidad de aparición del mismo.

  • Características de personalidad: muchas personas con trastorno de acumulación tienen características obsesivas, compulsivas, un carácter indeciso y son sugestionables.

  • Historia familiar: se ha visto que es común que estas personas tengan a algún familiar cercano que también haya padecido el trastorno o alguno relacionado. Esta tendencia hace que se estime una heredabilidad del trastorno en torno al 50%.
  • Eventos vitales estresantes: la mayoría de estos pacientes señalan sucesos negativos importantes en vida como fallecimiento de seres queridos, una ruptura o divorcio problemático, un desahucio o la pérdida de todas las posesiones en un incendio.

Las personas que padecen trastorno de acumulación suelen sufrir otro tipo de trastornos mentalesLas personas que padecen trastorno de acumulación suelen sufrir otro tipo de trastornos mentales

Trastornos relacionados

Las personas que padecen trastorno de acumulación suelen sufrir otro tipo de trastornos mentales. Destacan los trastornos depresivos o de ansiedad en un 75% de las personas diagnosticadas. En concreto, dentro de estos, la mitad tienen trastorno depresivo mayor, trastorno de ansiedad social o trastorno de ansiedad generalizada. Hasta un 20% tendrían trastorno obsesivo compulsivo.

Toda esta problemática asociada suele ser la que lleva a las personas con el trastorno a consulta y no la acumulación directamente. Recordemos que es frecuente que no tengan conciencia de esta como problema.

Por otro lado tenemos condiciones que es necesario diferenciar:

  • El coleccionismo: las personas que tienen colecciones buscar deliberadamente un objeto u objetos concretos para clasificarlos y exponerlos. Aunque estas colecciones puedan ser a veces excesivas no causan malestar ni interfieren con el día a día.

  • El síndrome de Diógenes: comparte la acumulación con el trastorno que nos ocupa pero no es el aspecto central. En este popular síndrome lo fundamental es un total aislamiento social y abandono personal voluntario en el hogar que cursa con la acumulación de grandes cantidades de basura.

Artículos recomendados