Menú
PREVENCIÓN DEL CÁNCER

La extirpación de ovarios como prevención del cáncer

La extirpación de los ovarios y/o trompas de Falopio reduce el riesgo de padecer cáncer de ovario y de mama.

Sara Menéndez

La extirpación de los ovarios para reducir el riesgo de padecer cáncer también se conoce como ooforectomía bilateral (de los dos ovarios) profiláctica (es preventiva). La llevan a cabo las mujeres que tienen un riesgo elevado de desarrollar cáncer de ovario, generalmente porque existen varios antecedentes familiares de tal enfermedad y/o se ha encontrado en sus genes una mutación que la hace más vulnerable.

Las mujeres que han desarrollado una mutación en los genes BRCA1 o BRCA2. Estos se encargan de que sean sintetizadas unas proteínas que reparan material genético (ADN) dañado. Cuando tienen algún tipo de alteración o mutación, no funcionan correctamente y no se puede reparar el ADN, y como las células al dividirse replican el ADN, lo que ocurre es que se multiplican células dañadas y ésto nos puede llevar a desarrollar cáncer. Las alteraciones en BRCA1 y BRCA2 pueden provocar, además de cáncer de ovario, cáncer de mama o de trompas de Falopio. Una mujer bajo esta condición tiene entre un 40 y un 60% de probabilidades de desarrollar cáncer de ovario.

La extirpación de ovarios reduce en gran medida el riesgo a padecer varios tipos de cáncerLa extirpación de ovarios reduce en gran medida el riesgo a padecer varios tipos de cáncer

También se puede llevar a cabo la extirpación de las trompas de Falopio junto a los ovarios, conocida como salpingo-ooforectomía, aunque eso depende de cada caso y de la recomendación de los médicos. Una tercera opción pasa por extirpar primero las trompas de Falopio y, años después, los ovarios. Esto lo hacen mujeres que tienen un riesgo alto de uno de estos tipos de cáncer, pero que no quieren sufrir de jóvenes los efectos de la extirpación de los ovarios, que comentaremos más adelante.

¿Cuándo extirpar los ovarios es la mejor opción?

Sólo entre el 5 y 10% de las mujeres que desarrollan cáncer de ovario es debido a estas mutaciones genéticas, por lo que la extirpación de los ovarios y/o las trompas de Falopio no es una opción muy común entre la población general femenina, pero sí entre las que se encuentran en riesgo de tener cáncer. Suele llevarse a cabo cuando se ha superado al edad de 40 años, pues el riesgo de padecer la enfermedad aumenta con el paso de los años, y es una opción que elimina la posibilidad de tener hijos.

La intervención quirúrgica se realiza cuando la mujer tiene un riesgo alto de padecer cáncer, el cual es mayor si presenta antecedentes familiares de cáncer de ovario, de mama, de endometrio o de colon, o si se ha realizado una exploración genética donde se encontraran mutaciones en los genes BRCA1 y/o BRCA2. Sin embargo, generalmente es cuando una persona tiene antecedentes en la familia de estos tipos de cáncer cuando se le realiza este estudio de sus genes. Además, esta condición aumenta el riesgo, tanto de padecer cáncer de ovario, como de trompas de Falopio o de mama.

Otra manera de prevenir la aparición de cáncer de ovarios sin recurrir a la cirugía es mediante la ingesta de anticonceptivos orales. Los estudios muestran que las mujeres que consumen estas píldoras durante más de 5 años ven disminuido en un 50% su riesgo de padecer cáncer de ovario, sin embargo, pueden conllevar riesgos por otras vías. Por tanto, el médico será quien, estudiando el caso concreto, determine qué procedimiento es mejor.

¿Cómo se practica la extirpación de ovarios u ooforectomía?

La extirpación de los ovarios y/o trompas de Falopio puede practicarse por cirugía abdominal o por laparoscopía. El primero es el procedimiento clásico de abrir o realizar una incisión en la zona abdominal con un bisturí. Requiere anestesia general y suele durar entre 1 y 2 horas. La laparocopía consiste en realizar pequeñas incisiones, en vez de un corte amplio, en la zona abdominal, por las cuales introduce los materiales quirúrgicos y opera desde dentro del cuerpo. Suele operar introduciendo un tubo que emite dióxido de carbono e infla la zona de la pelvis para facilitar la intervención, después una cámara para visualizar todo el proceso, y luego los materiales con los que procederá a realizar la extirpación. Este proceso dura entre 60 y 90 minutos, puede usarse anestesia local o general, y la recuperación del paciente es más rápida.

Tras la intervención quirúrgica, los órganos extraídos pueden ser analizados para asegurarse de que no hay presencia de cáncer en fases tempranas y aún no visibles. El los días posteriores la paciente puede presentar dolor, que se trata con medicamentos, cambios en el apetito, y la llamada menopausia quirúrgica. Si en la menopausia natural el nivel de estrógenos va disminuyendo paulatinamente, en la quirúrgica lo hace de manera brusca, por lo que a la mujer le pueden aparecer síntomas de la menopausia de manera repentina.

Es una intervención que se suele realizar a partir de los 40 años, siempre después de haber estudiado el casoEs una intervención que se suele realizar a partir de los 40 años, siempre después de haber estudiado el caso

¿Cuáles son los efectos de la extirpación de ovarios ?

Los ovarios son los encargados de producir las hormonas estrógeno, progesterona y testosterona, por lo que su extirpación conduce a una menopausia precoz. Esta intervención nos eliminará el riesgo de padecer cáncer, pero también el papel protector que tienen los estrógenos en la salud de la mujer.

La menopausia precoz trae los mismos síntomas que la menopausia cuando ocurre a edades naturales:. Entre ellos están los sofocos, dolores de cabeza, taquicardias, cambios de humor, insomnio, retirada del período y sequedad vaginal, entre otros. Los peores efectos de la disminución de estrógenos son el elevado riesgo de osteoporosis, que al iniciarse más pronto irá debilitando los huesos en mayor medida, y el aumento del riesgo de enfermedades cardiovasculares. Por ello, y como decíamos antes, muchas mujeres optan por extirpar primero las trompas de Falopio (si no desean volver a tener hijos), y años después los ovarios.

Si bien es cierto que es un proceso que tarde o temprano llega a todas las mujeres, al hacerlo de manera más temprana acarrea ciertas consecuencias en la salud, por ello las mujeres con menopausia precoz suelen llevar a cabo un tratamiento hormonal sustitutivo, mediante el cual se le administran estrógenos, solos o junto con progesterona, según el caso. En Bekia puedes informarte más en profundidad sobre la Terapia Hormonal Sustitutiva, así como sus ventajas e inconvenientes.

En definitiva, este procedimiento, como otros muchos, tiene sus ventajas e inconvenientes, y el estudio en profundidad de cada caso será el que ayude a paciente y doctor a tomar la decisión que más convenga.

Artículos recomendados

4 Comentarios

paty

23/02/2016 22:31

hola, tengo 42 años,tres hijos, este año me sacaron los ovarios por lapiroscopia,tengo 2 meses de operada y nunca e sentido dolor ni molestias de nada,al contrario, me siento mejor que antes,lo único que me sigo enfermando y eso lo encuentro raro ,me operaron en diciembre y ya me enferme afines de enero y ahora a fines de febrero es raro,por lo que yo entiendo es que si no tienes ovarios no te enfermas quien sabe del tema me puede decir algo les dejo mi correo porfi, espero que les sirva de algo mi experiencia

0 29

Responder

Denise

17/04/2016 01:30

Hola, podias escribirme a mi correo, tengo 35 años y estan por quitarme ovarios Cow-mumu@hotmail.com

0 3

Responder

Angie

08/10/2015 05:08

Me podrían decir que significa el término ETO en histerectomía!? Gracias.

0 15

Responder

Rodrigo Pb

06/12/2016 15:24

Estudio TransOperatorio

0 0

Responder